Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

La última actualización de Windows 10 reduce el rendimiento en juegos

Publicado el

Microsoft ha confirmado que la última actualización de Windows 10 (KB4482887) puede reducir el rendimiento en determinados juegos, un problema que no solo han asumido, sino que están trabajando para resolverlo con la mayor brevedad posible.

Las actualizaciones de Windows 10 se han mantenido como una cuestión problemática, no solo por los efectos negativos que pueden tener a nivel de rendimiento general y en juegos, sino también por otros fallos más graves que, en ocasiones, pueden acabar obligando al gigante de Redmond a retirar una actualización por completo.

Eso fue lo que ocurrió recientemente con la Windows 10 October 2018 Update, una actualización que, como sabemos, todavía no ha llegado de forma general al grueso de usuarios de dicho sistema operativo. En este caso, sin embargo, la situación es curiosa porque la actualización Windows 10 KB4482887 no es un parche semestral ni se dirige a introducir nuevas funciones, sino simplemente a corregir errores y a mejorar pequeños detalles del sistema operativo.

El comunicado oficial de Microsoft respecto a esta actualización dice que en algunos juegos concretos, como Destiny 2 por ejemplo, algunos usuarios pueden experimentar una pérdida de rendimiento en general y un incremento de la latencia que afecta a la respuesta de las acciones en el juego, sin importar el sistema de control, es decir, que se produce tanto si utilizamos teclado y ratón como si empleamos un mando.

Parece que los juegos más actuales, como Battlefield V, no están afectados, pero los problemas de pérdida de rendimiento y alta latencia se agravan en juegos relativamente antiguos, como Call of Duty 4: Modern Warfare y no, no importa la configuración del equipo utilizado, los problemas se dan tanto en sistemas equipados con procesadores Intel como AMD, y también con tarjetas gráficas Radeon o GeForce.

El gigante de Redmond no ha explicado las causas de este problema, pero sí que ha indicado que publicarán un nuevo parche para resolverlo tan pronto como puedan. Si estáis notando pérdidas injustificadas de rendimiento y habéis recibido la actualización KB4482887 la única solución, de momento, es desinstalarla, algo que podemos hacer siguiendo estos pasos:

  • En la barra de búsqueda de Cortana escribimos «Ver el Historial de Actualizaciones».
  • Nos vamos a la opción «Desinstalar las Actualizaciones».
  • Seleccionamos la actualización KB4482887.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído