Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

NVIDIA asocia del éxito en juegos a la tarjeta gráfica utilizada: ¿tiene sentido?

Publicado el

Un artículo que ha publicado recientemente NVIDIA pone en relación la tarjeta gráfica utilizada con el éxito en juegos competitivos, una idea que ciertamente tiene sentido, pero que en este caso se ha ejecutado de una manera poco acertada debido al trasfondo publicitario de dicho artículo.

En efecto, el objetivo de NVIDIA es convencer al jugador de que una tarjeta gráfica le ayudará a jugar mejor en títulos competitivos y sí, esto tiene una parte de verdad, pero no es tan simple. Antes de entrar a explicar esta cuestión vamos a echar un vistazo de forma resumida a las claves sobre las que se apoya NVIDIA en su artículo:

  • Una tarjeta gráfica poco potente no ofrece una tasa fluida de fotogramas por segundo, lo que afecta de forma negativa a cómo percibimos la acción a cómo respondemos a ella.
  • La latencia que presentan las tarjetas gráficas de menor potencia también puede afectar a la velocidad con la que vemos representadas nuestras acciones en pantalla.
  • Utilizar una tarjeta gráfica que no es capaz de mover un juego con soltura puede afectar a nuestras posibilidades de vencer a nuestros rivales, ya que recibimos escenas a destiempo.

Todo esto tiene sentido, ya que una baja tasa de fotogramas por segundo puede impedirnos percibir la acción de forma fluida y frenar nuestro verdadero potencial, y lo mismo ocurre con la latencia, que cuando supera 40 ms afectará de forma significativa a la velocidad con la que se registran nuestras acciones.

Sin embargo, la información de NVIDIA no está debidamente contextualizada y peca de ser demasiado genérica. Tener una tarjeta gráfica de última generación puede ayudarte a tener una mayor tasa de fotogramas por segundo y una menor latencia, lo que efectivamente te ayudará a disfrutar de una mayor fluidez y de un menor tiempo de respuesta.

Esto es algo que en muchos juegos puede marcar una diferencia importante, pero la experiencia del jugador y las horas invertidas en cada título son el pilar central a la hora de tener éxito en un juego. Es decir, tener una RTX 2080 Ti y un monitor de 144 Hz no te hará ser un buen jugador, será tu talento real el que lo determine.

Por otro lado hay que tener en cuenta que con medias estables de 60 FPS ya se disfruta de una buena experiencia de juego, no es imprescindible contar con un monitor de 144 Hz y un PC capaz de alcanzar los más de 100 FPS para tener posibilidades de éxito en juegos online. Y a esto debemos unir otro detalle, y es que la configuración de cada juego afecta a la fluidez del mismo, lo que significa que en muchos casos con bajar de calidad alta a media podemos dar un enorme empujón al rendimiento sin hacer un gran sacrificio.

Con la pobre acogida que han tenido las GeForce RTX serie 20 es normal que NVIDIA quiera animar a los usuarios a renovar tarjeta gráfica hablando de un mayor rendimiento en juegos, y de como ésto puede influir en sus posibilidades de éxito, pero este tipo de informaciones solo contribuyen a generar mitos y creencias erróneas por estar fragmentados y carecer de un enfoque verdaderamente objetivo.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

3 comentarios
  • Miguelón

    Tanta publicidad, tanta publicidad…! Menos mal que nos orientáis respecto a lo que es interesado y lo que no. Gracias MC.

  • Jose Pastrana

    Muy de acuerdo con la nota; lo que les haría buena publicidad es bajar precios y verán como se venden mejor que rosquillas…

  • Isidro Ros

    Gracias a vosotros por leernos :).

    Saludos.

Top 5 Cupones

Lo más leído