Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo

Publicado el
Shenmue III

Hemos tenido que esperar casi 20 años, pero Shenmue III se convirtió, por fin, en una realidad el pasado 19 de noviembre, gracias a una campaña de Kickstarter. Como sabrán muchos de nuestros lectores estamos ante la entrega que iba a cerrar, en teoría, una trilogía que nació a finales de 1999 la extinta Dreamcast, una consola que tuve la suerte de disfrutar en su momento, y que todavía conservo.

Como no podía ser de otra forma jugué a Shenmue I y Shenmue II en Dreamcast. La salida de SEGA del mercado de las consolas de videojuegos y las ventas relativamente «malas» de las dos primeras entregas hizo que la saga quedara inconclusa. Ante la ausencia de un Shenmue III decidí aprovechar el relanzamiento de la segunda entrega en Xbox para volver a jugarlo, y hace poco hice lo propio con la reedición de ambos para PS4. A pesar de todo el tiempo que había pasado volvió a enamorarme.

La obra de Yu Suzuki ha sido algo tan único como incomprendido, tan querido como odiado, una realidad que se ha vuelto a repetir con Shenmue III. Personalmente creo, tras dedicarle más de 50 horas de juego, que es un título que no puede ser analizado por cualquiera, al menos no desde un punto de vista estricto. Este juego tenía por objetivo la difícil tarea de rescatar la esencia del original, adaptarla a las nuevas tecnologías y conseguir que el jugador se sienta como si no hubieran pasado casi 20 años.

Quizá alguno crea que esto es fácil, pero en un sector en el que triunfan los juegos tipo «fast food» con desarrollos que buscan satisfacer de forma rápida y saciar en todo momento los instintos del jugador lanzar un juego como Shenmue III es un acto muy valiente y tan diferente que, por desgracia, no todo el mundo será capaz de apreciarlo.

La gente detrás de Ys Net, desarrolladora de Shenmue III, ha logrado algo que parecía imposible, crear un juego único, diferente y alejado de todo lo que existe actualmente rescatando esa fórmula que nos enamoró hace casi 20 años. Todo lo que hizo grande a los dos primeros juegos está presente, y se ve acompañado por una puesta en escena que, a pesar de sus luces y sus sombras, brilla como nunca.

Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo 31

Lámpara incluida con la edición especial de coleccionista.

Shenmue III: análisis técnico y artístico

Desde el principio el equipo de Yu Suzuki decidió apostar por el Unreal Engine 4, un motor gráfico de nueva generación que resulta bastante completo y que es relativamente sencillo de utilizar. Esto quiere decir que con un poco de trabajo es fácil conseguir buenos resultados a nivel técnico, y Shenmue III no es una excepción, pero el resultado han conseguido Ys Net está lejos de ser perfecto.

Antes de nada os aclaro que la versión que he tenido la oportunidad de analizar es la de PS4. También está disponible en PC, y estos son sus requisitos. Esta funciona en resolución 864p (menos de 1080p) con el contador de fotogramas desbloqueado, lo que significa que no está fijado en 30 como ocurre en otros juegos de la consola de Sony. A pesar de la baja resolución utilizada la definición del juego en general resulta bastante buena, algo que ha sido posible gracias a un clásico en las consolas de la generación actual: el suavizado de bordes temporal.

En general el modelado de los personajes es muy bueno, la recreación de los escenarios está muy cuidada y la calidad de algunas texturas llega a sorprender, sobre todo teniendo en cuenta las limitaciones que presenta PS4 a nivel de memoria unificada. La guinda al pastel la tenemos en los efectos de luces y sombras y en los efectos climáticos, que aportan un toque de inmersión y de realismo sobresaliente.

El rendimiento tampoco está nada mal, la tasa de fotogramas por segundo se mantiene bastante estable con medias de 35 FPS y el hecho de que se hayan reducido notablemente las zonas de carga frente a las dos primeras entregas ayuda a agilizar el desarrollo del juego y las transiciones, aunque esto no quiere decir que el juego no tenga carencias a nivel técnico.

Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo 33

La primera y más importante la tenemos en las animaciones faciales. Shenmue III es un juego donde pasamos la mayor parte del tiempo interactuando con otros personajes, así que las animaciones faciales de los diálogos son una parte fundamental del mismo. Por desgracia Ys Net no ha sido capaz de cumplir la promesa que hicieron en su momento de «mejorar» este aspecto.

En segundo lugar tenemos el tema de las animaciones de los personajes en general. Algunos movimientos y escenas resultan especialmente fluidas y están bien terminadas, pero en la mayoría de los casos se aprecia un toque «robótico» y una falta de naturalidad que, unida a la tema de las expresiones faciales, me ha dado «ataques de nostalgia» en más de una ocasión. El motivo es simple, esas dos carencias también destacaban especialmente en Shenmue y Shenmue II. Qué puedo decir, Ys Net ha rescatado la esencia original de la franquicia hasta tal punto que ha mantenido unas animaciones muy mejorables.

Bromas aparte esos dos puntos son, a mi juicio, las únicas deficiencias importantes que presenta Shenmue III a nivel técnico. Sí, hay algo de «popping», pero es comprensible en un juego que representa distancias de visión tan lejanas, y solo ocurren en casos concretos sin llegar a afectar para nada a la jugabilidad.

Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo 35

En cuanto al sonido tengo sensaciones enfrentadas. La banda sonora es una auténtica maravilla, pero las voces y algunos efectos de sonido son claramente mejorables. He terminado el juego con las voces en japonés, ya que se supone que es el doblaje que se ha utilizado como base en Shenmue III y el que más «cariño» debería haber recibido, pero en más de una ocasión me han acabado «chirriando» ciertos diálogos. Creo que es importante matizar que en este sentido influye bastante lo forzadas que resultan algunas conversaciones, aunque no al final no sirve como excusa para justificar todos esos momentos. Curiosamente las dos entregas anteriores también «pecaban» en ambos aspectos.

A nivel de diseño artístico y de puesta en escena Ys Net ha hecho un trabajo excelente. El cuidado por el detalle y la excelente ambientación, en la que destaca la fiel recreación de la arquitectura china tradicional, dan forma a un mundo que nos invita a sumergirnos de lleno en la historia, y que se deja explorar de maravilla.

Historia y jugabilidad: potenciando la fórmula del simulador de vida

Recuerdo perfectamente que cuando llegó el primer Shenmue muchos, entre los que me incluyo, llegamos a calificarlo como un intento de «simulador de vida». No nos faltaban argumentos, dicho juego nos invitaba a vivir la vida de Ryo Hazuki, y hasta sus últimas consecuencias. Debíamos mantener relaciones con otros personajes, disfrutar de ratos de ocio, teníamos que entrenar, que trabajar y, por supuesto, también teníamos que dormir.

Todo eso vuelve a estar presente en Shenmue III, pero se potencia en gran medida a través del nuevo enfoque de tipo mundo semiabierto, con escenarios y localizaciones más amplias y sin tiempos de carga, y también a través del nuevo sistema de energía y de cansancio. Nuestro personaje va perdiendo energía («vida») a medida que nos movemos por el mapa, y para recuperarla no tendremos más remedio que comer. Si andamos la energía bajará más lentamente, pero nos moveremos más despacio, y a la inversa.

Si dejamos que nuestra energía se reduzca a un nivel determinado no podremos correr, así que llevar comida con nosotros es fundamental para mantener la energía de Ryo Hazuki. La comida cuesta dinero, y para ganar dinero tenemos que trabajar o que apostar en minijuegos que pueden llegar a ser bastante complicados. No te engañes, el dinero es importante, con él compras comida y otros objetos, así que al final pasarás muchos momentos del juego trabajando para conseguirlo.

Explora, busca y conversa con los otros personajes del juego. Ese enfoque también se repite en Shenmue III, y a un nivel que en ocasiones llega a ser aburrido, un problema que también aquejaba a las dos entregas anteriores. Como anticipamos no estamos ante un juego simplista que busque satisfacer de forma periódica y rápida al jugador. Si quieres disfrutar de todo lo que puede dar de sí Shenmue III tendrás que paladearlo con calma, y estar dispuesto a pasar por algunos momentos de aburrimiento.

Las escenas de juego en tiempo real se controlan bastante bien, no hay cambios importantes frente a los originales, e incluso se mantienen los «quick time events», que son secuencias en las que tendremos que pulsar los botones que aparecen en pantalla con rapidez o en un momento concreto. Pueden ser complicadas, pero no debéis preocuparos, podremos repetirlas tantas veces como necesitemos hasta superarlas.

Con respecto a los combates debo decir que las sensaciones que me ha transmitido son buenas, pero la ejecución de la historia se ve forzada en más de una ocasión a través de enfrentamientos concretos, y esto hace que acabemos frustrados. No quiero profundizar para no hacer «spoiler», pero por desgracia es un problema que se mantiene incluso en el combate final.

Notas finales: Shenmue III es casi todo lo que esperaba

Esperar un juego durante  casi 20 años puede ser problemático, sobre todo si se trata de un clásico que ha acabado siendo fuertemente idealizado. Las expectativas crecen y llegan a un punto en el que pueden ser imposibles de cumplir. Soy consciente de ello, por eso preferí mantener los pies en la tierra cuando se anunció el inicio del desarrollo de Shenmue III, y francamente me alegro de haberlo hecho.

A nivel técnico la ejecución de Shenmue III ha sido brillante en algunos aspectos, pero también muy floja en otros. Esto ha tenido una inesperada consecuencia positiva, y es que gracias a ello mantiene un grado de fidelidad enorme con las entregas anteriores, y conserva mejor esa esencia única. Con el sonido ocurre exactamente lo mismo, mientras que la jugabilidad ha recibido mejoras que nos dejan un título bastante más pulido y más accesible.

El contenido que ofrece es enorme, tenemos muchas cosas que hacer y si nos dejamos llevar es fácil superar las 60 horas de juego. En este sentido hay ausencias importantes, como los clásicos de SEGA, que ya no aparecen como minijuegos en los salones arcade, y también tenemos el tema de las conversaciones y situaciones forzadas para poder contar una historia que, francamente, presta demasiada atención a Shenhua.

Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo 40

Personalmente creo que ese es el principal problema de Shenmue III, la ejecución de la historia. Shenmue II nos dejó con un final que apuntaba a algo mucho más grande, y esta debía, en teoría, poner fin a la trilogía. Por desgracia no es así, el propio final indica claramente que la historia debe continuar, algo que no sería malo si el final del juego no resultase tan «descafeinado».

Producto Recomendado MC

Sé que tras leer estas líneas más de uno se preguntará si merece la pena jugar a Shenmue III. Mi respuesta es un sí rotundo, es una experiencia verdaderamente única, con una ambientación sobresaliente y una puesta en escena que recupera y potencia esa magia única que nos enamoró hace 19 años, aunque lamentablemente nos deja con la necesidad imperiosa de esperar a una cuarta entrega que nos permita, por fin, cerrar una historia que a mi juicio se ha alargado de manera innecesaria.

Valoración final
9.1 NOTA
NOS GUSTA
Diseño artístico
Atención al detalle
Algunos aspectos gráficos
Música
Mantiene la esencia
A MEJORAR
Animaciones y expresiones
La historia flojea en ocasiones
El final
RESUMEN
Si eres un fan de la franquicia Shenmue III es un juego que no te debes perder. Si no tuviste la oportunidad de jugar a los anteriores no te preocupes, incluye un resumen con lo más importante de la historia para que puedas disfrutarlo sin problemas. No es un juego para los que buscan un título simple y poco profundo, de hecho requiere de un cierto compromiso en algunos momentos, pero a cambio ofrece una experiencia única.
Gráficos y sonido8.5
Jugabilidad9
Rendimiento9
Duración10
Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo 43Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo 45Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo 47Shenmue III, análisis: un juego brillante que mantiene la esencia de los clásicos, en lo bueno y en lo malo 49

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

3 comentarios
  • Mariano Ancos Arias

    Excelente review muy objetiva y con rigor, JUEGAZO con poca financiación

  • segadreamer

    Por mi que se alargue la historia 15 años mas, disfruto de cada segundo con cada entrega y cada detalle de esta manera unica y exclusiva de entender una experiencia, perfecta en su estilo.

  • Renzo Sciaraffia

    y por que fracaso en ventas?

Lo más leído