Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

HyperX Cloud Flight S, análisis: la vida sin preocupaciones

Publicado el
Análisis HyperX Cloud Flight S Review

Tras la llegada de los Cloud MIX y los Cloud Stinger Wireless, HyperX continúa expandiendo su catálogo de auriculares inalámbricos con la llegada de los nuevos Cloud Flight S, unos nuevos cascos destinados al público gamer y melómano por igual.

Especificaciones de HyperX Cloud Flight S

  • Controlador: Altavoz dinámico de 50 mm con imanes de neodimio
  • Tipo: Circumaural, cerrado por la parte trasera
  • Respuesta de frecuencia: De 10 Hz a 22.000 Hz
  • Impedancia: 32 Ω
  • Presión acústica: 99 dBSPL/mW a 1 kHz
  • Distorsión armónica: < 1%
  • Peso: 310 gramos (320 gramos con micrófono)
  • Cable: trenzado de 1 metro con conexión por USB-A
  • Conectividad: Inalámbrico 2,4 GHz hasta los 20 metros
  • Batería: Hasta 30 horas de uso, con carga inalámbrica Qi o cable microUSB

Micrófono

  • Micrófono: Condensador electret
  • Patrón polar: Bidireccional con cancelación de ruido
  • Respuesta de frecuencia: De 50 a 18.000 Hz
  • Sensibilidad: -40,5 dBV (0 dB=1 V/Pa, 1 kHz)

Estructura y diseño

A simple vista, en esta ocasión nos encontramos con unos auriculares fabricados enteramente con materiales plásticos que, aunque sí que es cierto que logran una mayor ligereza, también implican una menor resistencia, sobre todo al tener en cuenta que los Cloud Flight S cuentan con un diseño de diadema única.

Aunque realmente la diadema esconderá un control de acero deslizante en su interior, manteniendo una estructura más sólida para todo el conjunto.

De esta manera, se logra un buen equilibro entre estructura y utilidad, manteniendo la tan característica comodidad de los auriculares HyperX. Y es que tanto en el recubrimiento interior de la diadema como en ambos altavoces, encontraremos una espuma viscoelástica extra-acolchada realmente blanda y adaptable a nuestra cabeza.

Además del uso de materiales de cuero sintético transpirable, que ayudan a mantener las orejas frescas durante una mayor cantidad de tiempo (aunque sin llegar a ofrecer una solución total para las largas sesiones de uso).

Por otra parte, es de agradecer que los auriculares cuenten con unos altavoces giratorios, que nos permitirán rotarlos hasta los 90 grados para apoyarlos más cómodamente sobre el pecho y cuello cuando no los usemos.

En cuanto a la estética, en general nos encontramos con unas líneas «poco gamers», con un concepto sobrio de ángulos redondeados donde predomina un color negro satinado sólo interrumpido por la presencia dos pequeños logotipos en ambas tapas de los auriculares.

Controladores, hardware y software

Un diseño minimalista a la vez que vanguiardista, ya que aquí comenzaremos a apreciar los primeros cambios e innovación de los cascos.

Así pues, uno de los rasgos más curiosos de los Cloud Flight S es el hecho de haber sustituido el emplazamiento común de los controles del borde del auricular a la propia superficie de los mismos. Aunque el haber optado por unas hendiduras táctiles sin ningún tipo de marcador, nos llevará a más de una equivocación, sobre todo durante los primeros usos.

Además del propio hecho de que se trate de una sustitución parcial, ya que sí que podremos encontrar una rueda en el auricular contrario, dedicada al control del volumen.

De nuevo nos encontramos con un micrófono que, además de ser extraíble, contará con un pequeño indicador de silenciamiento LED junto al receptor de voz.

Por último, contaremos con un ajuste y personalización todavía mayor a través del controlador software de HyperX NGENUITY.

Audio y micrófono

Para terminar de superar el falso estereotipo de que los periféricos inalámbricos todavía están por detrás en términos de calidad, estos auriculares equipan unos altavoces de 40 milímetros con imanes de neodimio que, gracias a la mejora virtual, nos ofrecen un sonido envolvente 7.1.

Uno de los nuevos imprescindibles para los jugadores, sobre todo en el ámbito competitivo, ya que nos ayudará no sólo a mejorar la propia calidad del audio, sino incluso a detectar su orientación o procedencia.

Y es que en juegos como Fortnite o Apex Legends, donde cada paso a nuestro alrededor puede suponer nuestro fin de la partida, la presencia de estas mejoras sin duda hace de los Cloud Flight S una gran ventaja.

Por otra parte, los auriculares HyperX siempre se han caracterizado por ser una de las mejores opciones de audio del mercado, pero no sólo para juegos. De ahí que también le hayamos dedicado un puto extra a probarlos con algunas canciones de distintos géneros como Heavy Metal, EGM, Jazz o Pop, acorde con los principales géneros utilizados en los ecualizadores.

Así pues, los resultados se mantienen acordes a lo esperado, con un resultado realmente agradable, con unos bajos realmente buenos y potentes, y un ajuste completo realmente nítido y cristalino.

Sin embargo, el micrófono parece quedarse bastante por detrás, sobre todo dado el rango de precio en el que nos encontramos. Y es que aunque el bloqueo del ruido de fondo nos sorprendió para bien, quizás provoque una exageración en algunos de los sonidos más cercanos, quedando en muchas ocasiones nuestra voz demasiado enfatizada o incluso distorsionada.

Algo que contrasta bastante al tener en cuenta que el propio micrófono cuenta con las certificaciones de uso para TeamSpeak y Discord, dos de las principales plataformas de comunicación gamer más usadas actualmente.

Autonomía y carga

Pero la gran novedad llega de manos del nuevo sistema de carga, ya que los Cloud Flight S contarán con una entrada de corriente microUSB, y la compatibilidad total con los sistemas de carga inalámbrica Qi, siendo los primeros auriculares gaming del mundo en incluir este sistema.

Una cualidad que nos permitirá cargarlos con tan sólo dejarlos apoyados en uno de estos cargadores, o en la también recién estrenada HyperX Chargeplay Base, que añadirá dos espacios de carga diferenciados.

Sin embargo, aunque los auriculares incluyen un diseño de bloqueo que le confiere cierta estabilidad extra a los auriculares durante la carga, en el caso de que no usemos la propia base de la marca, tendremos que guardar bastante cuidado al colocarlos ya que resultan algo más propensos a caerse.

Además, aunque la carga inalámbrica en sí resulta bastante rápida, con alrededor de un 20% recuperado en sólo una hora, cabe mencionar que los auriculares tienden a calentarse en buena medida, llegando incluso a ser algo molesto en caso de no dejarlos reposar antes de su uso.

Y es que aunque tampoco hemos querido arriesgarnos a daños mayores, esto nos obliga a no recomendar dejar los auriculares cargando sin supervisión ni durante demasiadas horas seguidas; algo que nos lleva a obviar uno de los métodos de carga más comunes: conectarlos mientras dormimos.

Disponibilidad y precio

Coincidiendo con la hora de publicación de este análisis, los HyperX Cloud Flight S comienzan hoy su disponibilidad a través de la web oficial de la marca, donde estarán disponibles bajo un precio de 169,99 euros.

Valoración final
8.7 NOTA
NOS GUSTA
Gran calidad de audio.
Funciones inalámbricas.
Versatilidad para juegos y música.
A MEJORAR
Micrófono mejorable.
Controles táctiles algo liosos.
RESUMEN
Los Hyper X Cloud Flight S nos presentan unos auriculares realmente buenos, con un par de detalles todavía por pulir. Y es que si bien el diseño, la comodidad y la calidad de sonido siguen en línea con los altos estándares de la compañía, la carga inalámbrica, el micrófono, y quizás incluso el software, dejan algo que desear.
Diseño y calidad de construcción9
Calidad de audio10
Micrófono y extras7.5
Instalación y software8.5
Calidad/Precio8.5

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído