Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Coalition for App Fairness, la ‘Liga de la Justicia’ contra Apple

Publicado el
App Store - contra Apple

Ya conoces la historia, porque ha sido uno de los culebrones tecnológicos del verano: Epic Games se ha puesto en pie de guerra contra Apple por las condiciones abusivas que la compañía impone en la App Store y, sí, la bola de nieve sigue creciendo, ahora en formato de coalición.

Coalition for App Fairness es una «organización independiente sin fines de lucro fundada por empresas líderes en la industria para defender la libertad de elección y la competencia leal en todo el ecosistema de aplicaciones», reza la descripción de este nuevo grupo de presión contra Apple, aunque sus principales componentes son viejos conocidos por plantarle cara a la compañía de la manzana por las mencionadas condiciones que todo desarrollador debe cumplir para poder ofrecer sus aplicaciones en la tienda oficial.

Las quejas contra Apple por este motivo tampoco son nada nuevo. Hace años que muchos desarrolladores y compañías cargan contra Apple por la posición de dominio que tiene y que utiliza para imponer políticas en las que merma las capacidades de competir de alternativas directas a sus servicios, que es donde radica el quid de la cuestión y el ejemplo inmejorable es Spotify, a la postre una de las integrantes de esta recién formada coalición.

Competir con Apple en el ecosistema de Apple

Para que todo el mundo lo entienda: Spotify es un servicio que en su modalidad de pago estándar cuesta 10 euros al mes. Sin embargo, del pago que realizan los usuarios de iOS a través del sistema de la App Store, a Spotify solo le llegan 7 euros, pues Apple se queda con el 30% de ese pago. ¿Qué hace -o mejor dicho, intenta hacer- en este caso? Lo mismo que muchos otros antes y después: incluir una opción en la app para que el usuario pueda pagar a través de otro método. Pero las reglas de la App Store no lo permiten e incumplirlo deriva en la eliminación de la aplicación de la tienda.

En resumen, si tu app es de pago y no quieres que Apple se agencie el 30%, lo único que puedes hacer es quitar la opción de pagar dentro de la aplicación y esperar a que el usuario, por iniciativa propia, te busque por Internet y contrate contigo a través de tu página oficial, porque ni siquiera está permitido indicar que existe este posibilidad en la aplicación. Y prepárate para sufrir represalias como retrasos en la disponibilidad de actualizaciones de tu app, bloqueos aleatorios, ser ocultado en la tienda aunque tu aplicación sea la número uno de su categoría…

Ergo, lo que hizo Spotify es subir el precio de las suscripciones, de los 10 a los 13 euros, para seguir cobrando lo mismo aunque Apple se llevase su tajada. En Apple, no obstante, el invento no gustó nada, porque significa que los usuarios de su sistema pagan más por lo mismo que cualquier otro. Y empezaron las disputas, aumentadas por el hecho de que si no pasas por el aro es muy probable, cabe repetir, que tu aplicación sea relegada al ostracismo por los de Cupertino.

Hay que tener en cuenta, además, que Apple ofrece y destaca sus propias aplicaciones, y mientras que a Spotify le sangra un 30%, el beneficio íntegro de Apple Music va para la compañía. ¿Y qué pasa si Spotify cuesta 13 euros y Apple Music 10? Esto es lo que califican como competencia desleal. Y así siguen las cosas a día de hoy: con Spotify costando un 30% en la App Store y recomendando a los usuarios realizar los pagos en su página. Con Epic Games sucedió algo parecido en relación a Fornite.

No contentos con cómo se las gasta Apple, la desarrolladora de videojuegos incluyó enlaces a métodos de pago alternativos en la versión de Fornite para iOS, Apple eliminó la aplicación e la tienda, el conflicto se recrudeció y Epic Games demandó a Apple, la justicia dictaminó de primeras que ni pa ti, ni pa mí, Apple se defendió arguyendo en contra de Epic Games y repitiendo aquello de que ese 30% se usa para mantener las infraestructuras y la seguridad de los usuarios y que incluir medios de pago alternativos dentro de las aplicaciones infringe sus condiciones…

Todos contra Apple

Así nace la Coalition for App Fairness, toda una ‘Liga de la Justicia’ contra Apple -que ciertamente lucha por sus intereses, pero son intereses que representan en realidad a una inmensa mayoría de desarrolladores, que poderoso caballero es don dinero, no digamos ya excusas peregrinas como la de la seguridad, por la cual, por ejemplo, no pueden haber -esta es otra de las grandes quejas por abuso contra Apple- navegadores web para iOS que no utilicen las tecnologías de Apple, porque ya se sabe que Google o Mozilla no son capaces de ofrecer en Chrome o Firefox la misma seguridad de Safari.

Coalition for App Fairness, entre cuyos miembros fundadores se cuentan compañías como Epic Games, Spotify, Deezer, Basecamp o el European Publishers Council, pero abierto a que se les unan cuantas más partes mejor, destaca los tres puntos de conflicto por los que están contra Apple:

Políticas anticompetitivas cuidadosamente diseñadas

Apple usa su control del sistema operativo iOS para favorecerse controlando los productos y funciones que están disponibles para los consumidores. La compañía requiere que los fabricantes de equipos limiten las opciones, obliga a los desarrolladores a vender a través de su App Store e incluso roba ideas a los competidores.

30% de «impuesto sobre aplicaciones» para creadores y consumidores

Para la mayoría de las compras realizadas dentro de la App Store, Apple toma el 30% del precio de compra. Ninguna otra tarifa de transacción, en ninguna industria, se acerca. Este impuesto a las aplicaciones reduce profundamente el poder adquisitivo de los consumidores y los ingresos de los desarrolladores. Este impuesto a las aplicaciones es especialmente injusto cuando se aplica a las aplicaciones que compiten directamente con las vendidas por Apple, lo que aumenta sus precios y las coloca en una clara ventaja competitiva.

Sin libertad para el consumidorposibilidad

Si los consumidores quieren utilizar un dispositivo móvil moderno, Apple aplica un impuesto que nadie puede evitar. Sin competencia, sin opciones, sin recurso. Las políticas de la App Store de Apple son prisiones por las que los consumidores deben pagar y de las que los desarrolladores no pueden escapar.

El culebrón del verano, por lo tanto, continuará en septiembre y más allá, aunque como hemos dicho, la historia viene de lejos. En último término, serán los tribunales los que decidan y por eso esta coalición es tan importante: solo gastándose una millonada en pleitos tienen una oportunidad contra Apple y cuantos más sean, más posibilidades tendrán.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

4 comentarios
  • Gustavo Sobrales

    Si te gusta el durazno, aguántate la pelusa… decimos por acá
    Quieres un iphone, pues ahí están sus imposiciones que soportar.
    Conociendo la madera de los i-fans, me gustaría saber cuantos están con la «liga» y cuantos con Apple…

  • AlexisTDK

    Alcanza y sobra con que la UE esté del lado de la «Liga»

  • Todo el mundo

    Yo por eso no compro Apple

  • Speed Demon

    Si la UE está del lado de las apps y los usuarios mucho me temo que en Europa tendrán que bajar la tarifa y relajar algunas medidas los de Cupertino, no sabía que las políticas de esa tienda fuesen tan draconianas de cara a los desarrolladores o que los usuarios de Spotify (y supongo que otras apps) en Apple tuviesen que pagar 30% más por la misma app, cobrar por usar tu tienda para publicar apps es algo completamente licito, es lo que hacen todos los grandes comerciantes a nivel global, incluso nuestros supermercados de toda la vida funcionan basados en este modelo, pero pedir el 30% es un abuso mírese por donde se mire, no hay ninguna justificación para pellizcar tanto dinero de creaciones ajenas.

Lo más leído