Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Estación Espacial Internacional: 20 años de servicio

Publicado el
Estación Espacial Internacional: 20 años de servicio

Aunque ya haya una generación para la que la Estación Espacial Internacional es algo que siempre ha existido, y que por lo tanto es algo «normal», en realidad merece la pena pararse un momento a pensar en esa instalación, en su historia, en sus éxitos, en sus contribuciones, que van de lo geopolítico a lo científico y, aunque es la parte más complicada, también en su futuro, así como en el futuro cuando la Estación Espacial Internacional alcance su más que merecida jubilación.

Para entender un poco más porqué no podemos referirnos a la Estación Espacial Internacional como algo normal, podemos recordar que aunque sus piezas fueron producidas en la tierra, se ha ido ensamblando en el espacio, concretamente a una altura de 408 kilómetros sobre la superficie terrestre, y mientras que se desplaza a una velocidad de 7,66 kilómetros por segundo. Sí, por segundo, 27.600 kilómetros por hora. Una velocidad que es la que la mantiene en una «caída» constante (al final una órbita es exactamente eso), en la que solo la velocidad impide el descenso de altitud y, por lo tanto, su destrucción al entrar en contacto con la atmósfera.

Gracias a la Estación Espacial Internacional, desde hace 20 años siempre ha habido presencia humana en el espacio, siempre un mínimo de dos personas, en tripulaciones integradas por astronautas de múltiples nacionalidades. Entre ellas, claro, Pedro Duque, el actual Ministro de Ciencia e Innovación. Y, si finalmente se cumplen los planes, con la futura visita de Tom Cruise, que viajaría a la misma en octubre de 2021 para el rodaje de una escena de la saga Misión Imposible.

Como comentaba antes,las contribuciones de la Estación Espacial Internacional a la sociedad se circunscriben a múltiples áreas. En la geopolítica, por ejemplo, pues aunque con algún que otro desacuerdo, ha supuesto una colaboración directa e ininterrumpida entre Estados Unidos y Rusia, hasta el punto de que desde que la NASA se quedó sin lanzaderas para llevar a sus tripulaciones a la Estación Espacial Internacional y traerlas de vuelta, dichos tránsitos se han llevado a cabo en la Soyuz rusas, hasta la llegada de la Crew Dragon de SpaceX.

Estación Espacial Internacional: 20 años de servicio

Con 20 años de servicio a sus espaldas, la Estación Espacial Internacional, y como comentaba al principio, su jubilación o, como mínimo, su cambio de operadores, empieza a ser un asunto a tener muy en cuenta. A la espera de lo que ocurra dentro de solo unas horas, en las presidenciales estadounidenses, la administración Trump afirmó que su apoyo a la Estación Espacial Internacional finalizará en 2025, momento a partir del cual considera que deberá ser el sector privado el que se haga cargo de dichos gastos. Afortunadamente esta propuesta se enfrentó a una férrea oposición que, eso sí, podría retrasar, pero probablemente no evitar que este cambio se produzca en algún momento.

Así, y aunque la explotación comercial de la Estación Espacial Internacional podría tener encaje en el plano teórico, recordemos que son varias las agencias que gestionan la Estación y, por lo tanto, podría ser complejo encontrar una fórmula que encajara para todas las partes. Así, la aspiración de la administración Trump es, sin duda, que el sector privado sea capaz de poner en marcha una estación espacial, a ser posible solo de empresas estadounidenses. Claro, con la reelección pendiendo de un hilo, quizá a partir de pasado mañana cambie sustancialmente el futuro de la ISS.

 

Con información de Arstechnica

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído