Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Intel Meteor Lake podría integrar una unidad neural: Vemos por qué es importante

Publicado el
Intel Meteor Lake

Ya hemos hablado anteriormente de Intel Meteor Lake, una arquitectura que se utilizará para dar vida al primer procesador de consumo general de Intel fabricado en proceso de 7 nm, un nodo que, como recordarán muchos de nuestros lectores, se identifica como Intel 4. Ese cambio de nomenclatura tiene una explicación que ya vimos en su momento en este artículo, y que está asociada directamente con la densidad de transistores que alcanzan los nodos del gigante del chip, muy superior a la de los equivalentes de TSMC.

Intel Meteor Lake lo tiene todo para convertirse en una importante revolución, no solo porque dará el salto al proceso de 7 nm (Intel 4), sino también porque utilizará nuevas arquitecturas tanto en los núcleos de alto rendimiento (Redwood Cove) como en los de alta eficiencia (Gracemont+), lo que permitirá, en teoría, una importante mejora en términos de IPC sin que el consumo se dispare. Según las últimas informaciones, esta generación mantendrá la compatibilidad con el socket LGA1700, que estrenarán los procesadores Alder Lake-S, y utilizará memoria DDR5 de alta velocidad.

La base de Intel Meteor Lake será, en líneas generales, la misma que introducirá Alder Lake-S, es decir, tendremos una distribución de dos bloques de núcleos basados en diferentes arquitecturas que seguirán ese modelo de alto rendimiento y alta eficiencia que hemos citado, además de una GPU integrada basada en la arquitectura Intel Xe, pero según una reciente filtración el gigante del chip aprovechará la llegada de esa generación, y el salto al proceso de 7 nm, para introducir una unidad de procesamiento neural.

¿Qué representaría una unidad de procesamiento neural en los Intel Meteor Lake?

Intel Meteor Lake

Pues es muy sencillo, otro paso adelante a favor de la especialización por parte de Intel, que buscaría crear valor y diferenciarse de la competencia a través de esa estrategia de repartir diferentes cargas de trabajo entre el hardware más apropiado. El valor de la especialización no es difícil de entender, los núcleos de alta eficiencia de los procesadores Intel Alder Lake-S son la mejor opción, tanto por consumo como por eficiencia térmica, de afrontar tareas básicas que quedan en segundo plano, mientras que los núcleos de alto rendimiento hacen lo propio con aquellas tareas de alto rendimiento que quedan en primer plano.

En el caso de la unidad de procesamiento neural (NPU, por sus siglas en inglés) que podrían montar los Intel Meteor Lake, estamos hablando de una solución que vendría integrada en lo que se conoce como VPU, siglas de «Unidad de Procesamiento de Visión», y que permitirá mejorar el rendimiento en tareas asociadas a la inteligencia artificial, y potenciar determinados aspectos multimedia que, sin ese componente especializado, deberían ejecutarse en la CPU, con el consecuente consumo de recursos que ello conlleva. Obvia decir que también podría tener implicaciones importantes en aplicaciones profesionales.

Así, por ejemplo, la unidad de procesamiento neural presente en el VPU de los Intel Meteor Lake podría utilizar algoritmos para mejora la resolución de salida de vídeos en streaming, o incluso podría tener algún tipo de vinculación con la tecnología Intel XeSS del gigante del chip. Sí, ya sé que dicha tecnología se ejecutará a través de las matrices MXM en GPUs Intel Arc Alchemist, y a través de las instrucciones DP4a en aquellas tarjetas gráficas compatibles con Shader Model 6.4, pero no podemos descartar la posibilidad de que el gigante del chip decida aprovechar también esa NPU.

Obvia decir que son muchas las aplicaciones que podrían aprovechar la presencia de una unidad de procesamiento neural, tanto en términos de rendimiento como de funciones y de experiencia de uso. A título personal creo que este movimiento por parte de Intel tendría sentido, ya que es una excelente manera de aprovechar ese espacio extra en el encapsulado que van a tener cuando den el salto a los 7 nm, y representa un valor diferencial interesante y lleno de posibilidades con los que los procesadores Intel Meteor Lake marcarían un punto de inflexión.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

1 comentario
  • doc

    Interesante el planteo de Intel para lo nuevos procesadores. Si no tuvieramos este gran problema de producción que pinta para largo hasta que se consoliden las nuevas plantas, las propuestas de la competencia serían también muy interesantes y mas rápidas. Habrá que ver como desemboca todo esto después que asienten las adquisiciones entre empresas y los micros con diseños nuevos estén en pleno funcionamiento.
    Lo que me temo está desfazado es el software. No soy desarrollador pero tengo la sensación de que los ciclos de hardware son más rápidos y los programas solo se adaptan pero no le sacan el jugo.

Lo más leído