Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Las viviendas nuevas en UK tendrán enchufes para vehículos eléctricos

Publicado el
Las viviendas nuevas en UK tendrán enchufes para vehículos eléctricos

Sea o no el mejor de los planes, de lo que no cabe duda es de que el futuro, a día de hoy, son los vehículos eléctricos. Y, en consecuencia, es fundamental empezar a preparar la infraestructura necesaria para dar servicio a un volumen cada vez mayor de este tipo de vehículos. Es más, de no producirse este despliegue, lo más normal del mundo será que muchos potenciales usuarios no se decidan a dar el salto, retrasando los planes de adopción de los EV.

Parte de la infraestructura de la que hablamos, que es imprescindible para la proliferación de los vehículos eléctricos, tiene que ver con los puntos públicos de carga. Ya sea en electrolineras, en centros comerciales, en áreas de servicio, parkings públicos y otros muchos espacios, los puntos de carga son los necesarios garantes de la movilidad, especialmente en vehículos eléctricos más bien pequeños, de perfil urbano, y cuyas autonomías todavía quedan muy por debajo de la que proporcionan sus versiones con motores de hidrocarburos.

No obstante, no se puede dejar todo en la mano de estos espacios públicos. Muy al contrario, es fundamental que también se amplíen los puntos de carga particulares, es decir, los que podrán emplear los propietarios de vehículos eléctricos en sus propios domicilios, en puestos de trabajo, etcétera. A día de hoy ya hay propuestas tan atractivas como las de Charge Amps, pero a día de hoy su presencia no es, ni remotamente, tan generalizada como sería necesario. Y lo mismo podemos decir sobre las funciones de carga rápida.

Sin embargo esto puede estar cerca de cambiar en Reino Unido. Y es que, según podemos leer en un comunicado oficial del Gobierno Británico,  a partir de 2022 todas las nuevas viviendas, así como los centros de trabajo, deberán contar obligatoriamente con puntos de carga para vehículos eléctricos. El objetivo es ambicioso, el 10 de Downing Street lo verbaliza como «Cientos de miles de puntos de recarga adicionales«. ¿En números más concretos?, «Se instalarán hasta 145.000 puntos de recarga adicionales en toda Inglaterra cada año […] hasta el año 2030«.

Las viviendas nuevas en UK tendrán enchufes para vehículos eléctricos

La elección de esta fecha no es casual, ya que las autoridades británicas se han marcado precisamente dicho año como fecha para la prohibición de los vehículos que emplean combustibles fósiles. Un objetivo ambicioso pero que, a día, de hoy, parece un tanto difícil de cumplir, no tanto por la instalación de los puntos de carga, como por el coste de renovación del parque móvil, con muchos usuarios que no pueden o no quieren hacer la inversión necesaria para dar el salto a los vehículos eléctricos a día de hoy.

Y es que, aunque poco a poco los precios van descendiendo, a día de hoy comprar un coche eléctrico resulta mucho más caro que hacerse con un modelo de gasolina o gasoil, a lo que hay que sumar que el mercado de segunda mano todavía es bastante escaso, y la duda sobre la vida de las baterías disuade a muchos potenciales compradores de hacerse con vehículos eléctricos en dicho mercado, que en bastantes casos es la única opción para hacerse con un vehículo.

A esto, además, hay que sumar la incertidumbre sobre si, realmente, los vehículos eléctricos son el futuro del motor. Cada vez hay más voces que apuestan por el hidrógeno y, de hecho, junto con la aprobación de esta ley, las instituciones británicas también han anunciado la inversión de cerca de 10 millones de libras en un proyecto relacionado precisamente con la utilización del hidrógeno como combustible, y que tendrá lugar en Escocia. Y es que, pese a que ahora mismo son el futuro, es posible que los vehículos eléctricos tengan los días contados, frente a los que se apoyen también en el hidrógeno.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído