Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El próximo procesador insignia, Snapdragon 8, será independiente de Qualcomm

Publicado el
Snapdragon 8 Series

Tal y como nos explica la propia Qualcomm, la compañía ha decidido cambiar la marca de sus conjuntos de chips de teléfonos inteligentes Snapdragon, abandonando la ahora familiar nomenclatura de tres dígitos en la víspera del anuncio de su último buque insignia Snapdragon en la próxima Cumbre Snapdragon 2021, que llegaría ahora bajo el nombre de Snapdragon 8.

Y es que siguiendo el actual modelo de sus series, era cuestión de tiempo que la compañía se acabase quedando sin números, al no querer entrar en las categorías de los cuatro dígitos. Así pues, el hasta ahora rumoreado Snapdragon 898, podría acabar recibiendo un nuevo nombre ya simplificado, en lugar de ser el último de la serie actual, cambiando el nombre de su nuevo chipset insignia a tan sólo Snapdragon 8.

Por otra parte, parece ser que Qualcomm y Snapdragon se están separando. O al menos en lo referente a su estrategia de marca: “Snapdragon será una marca de producto independiente con vínculos específicos con la marca Qualcomm cuando corresponda”, explica Qualcomm.

De hecho, en aras de hacer más fácil la diferenciación de las diferentes gamas de su nueva familia, se optará por el uso de diferentes colores, relegando por ejemplo el uso de los tonos dorados para sus chips de «nivel premium»; mientras que otras nomenclaturas como el 5G desaparecerán por completo, asegurando que será una característica común en todos los dispositivos de esta nueva etapa.

Incógnitas en el futuro de Snapdragon

Pese a mantener todavía su posición como líder de este mercado, cada vez son más las compañías que están decidiendo optar por la creación de sus propios chipsets, con ejemplos como Samsung o Apple, a los que se sumó recientemente Google.

Por otra parte, cabe mencionar el reciente reporte de que el acuerdo de exclusividad entre Qualcomm y el sistema operativo Windows on ARM de Microsoft expirará pronto. Y es que aunque ningún otro fabricante de chipsets ha podido lanzar un chipset compatible de forma nativa hasta ahora, MediaTek ya ha señalado su interés en el desarrollo de estos procesadores compatibles con Windows en ARM.

De hecho, la compañía taiwanesa parece estar dispuesta a competir en un nivel más alto, habiendo anunciado recientemente la próxima llegada de los nuevos Dimensity 9000 y Dimensity 200, que competería con otros de los grandes contendientes del mercado.

Como siempre, los máximos beneficiados de esta competitividad deberíamos ser los consumidores, con unos productos cada vez más exigentes, y la posible nueva competición en los precios, que podría acabar abaratando los próximos dispositivos.

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

Lo más leído