Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Diez juegos que puedes disfrutar con una GPU Intel HD 4000

Publicado el

La Intel HD 4000 es una de las soluciones gráfica integradas más populares y también de las más longevas que existen. Fue utilizada en los procesadores Ivy Bridge de Intel, una generación que se identifica bajo la nomenclatura Core serie 3000, y marcó un avance importante frente a la Intel HD 3000, presente en la generación anterior, Sandy Bridge (Core 2000).

Una de las novedades más importantes que introdujeron las Intel HD 4000 fue el soporte de DirectX 11, un cambio muy grande frente al soporte de DirectX 10.1 presente en las Intel HD 3000. También se introdujeron modificaciones a nivel de arquitectura que permitieron dar un empujón al rendimiento bruto de dicha GPU, que cuenta con 16 unidades de ejecución (12 unidades de ejecución en la Intel HD 3000). La frecuencia de trabajo se mantuvo inalterada (hasta 1.350 MHz en modo turbo), y también el soporte de memoria en doble canal.

Con el paso de los años Intel ha ido mejorando de forma notable el rendimiento de sus GPUs integradas, tanto que ha llegado a alcanzar a algunas tarjetas gráficas dedicadas de gama baja. Un claro ejemplo lo tenemos en las Intel Iris Plus Graphics 655, utilizadas en los procesadores Core serie 8000U basados en la arquitectura Coffee Lake. Estas GPUs integradas suman 48 unidades de ejecución, soportan memorias más rápidas y además cuentan con 128 MB de memoria eDRAM, lo que les permite ofrecer un rendimiento cercano al de tarjetas gráficas dedicadas como las GeForce GT 940MX.

A día de hoy es posible jugar con una tarjeta gráfica integrada Intel de última generación, ¿pero es posible hacer lo mismo con una modesta Intel HD 4000? La respuesta es sí, aunque debemos olvidarnos de los títulos de nueva generación y de aquellos que aún teniendo algunos años encima son muy exigentes.

En este artículo vamos a compartir con vosotros una selección de diez juegos que funcionan bien en una Intel HD 4000. El concepto de “bien” en este caso se define de la siguiente manera: resolución HD (720p) y 30 FPS de media como mínimo con los ajustes de calidad gráfica en bajo. Obvia decir que si tenéis una GPU integrada superior, como una Intel HD 520 o la citada Intel Iris Plus Graphics 655, podréis disfrutar de una experiencia muy superior.

1-Resident Evil 5

Fue la consagración de la franquicia hacia la acción directa. Con esta entrega Capcom recuperó también la mecánica del juego en parejas que vimos en Resident Evil Zero y le dio una mayor integración, lo que le permitió ofrecer una experiencia verdaderamente única.

A pesar del tiempo que tiene a sus espaldas mantiene un buen acabado gráfico, tiene una ambientación muy cuidada y funciona sorprendentemente bien con una Intel HD 4000, ya que podréis moverlo en calidades medias y resolución 720p con total fluidez.

2-Wolfenstein The New Order

Es una de las mejores franquicias de acción en primera persona y también un título de transición generacional. Esto quiere decir que no utiliza el motor gráfico IdTech 6 (DOOM 2016 y Wolfenstein II: The New Colossus) sino el motor gráfico IdTech 5 (RAGE) con importantes modificaciones.

Su apartado técnico es muy bueno, la jugabilidad es de primera y el diseño artístico resulta sobresaliente. Un juego que nadie debería perderse, y que con una Intel HD 4000 podremos jugar de forma fluida en 720p con la calidad gráfica en bajo.

3-Bioshock

Una auténtica obra de arte. Ha pasado tiempo desde que llegó, pero ha envejecido de maravilla. Su calidad gráfica es indiscutible, pero han sido su ambientación y su acabado artístico los que le han permitido aguantar el tipo sin problema durante más de una década.

Muy recomendable, no solo por su calidad sino porque además funciona muy bien con una GPU integrada Intel HD 4000. Podréis moverlo en resolución 720p con calidades medias y una buena fluidez.

4-Dead Space 2

La consagración de una de las mejores franquicias de terror, que lamentablemente ha acabado “en la nevera” porque Electronic Arts cree que no resulta rentable lanzar juegos centrados en el modo de un jugador.

Este juego también funciona bastante bien en una GPU Intel HD 4000. Lo ideal para no sacrificar fluidez y disfrutar de una buena experiencia en todo momento es optar por resolución 720p y calidades medias. Funciona con calidades altas, pero da tirones.

5-Fallout 3

Es uno de mis juegos favoritos. Una obra maestra del género que pone a nuestra disposición un mundo enorme que podremos explorar con total libertad. La toma de decisiones y la posibilidad de ser bueno o malo añade profundidad a un título cuya ambientación se mantiene a día de hoy como un diez en toda regla.

Al ser un juego de la generación anterior de consolas sus exigencias no son muy altas, pero a nivel técnico sigue luciendo realmente bien. Con una Intel HD 4000 podremos jugarlo en resolución 720p y calidades medias sin problemas.

6-Guild Wars 2

Se mantiene como uno de los mejores juegos MMORPG que existen actualmente. A pesar del tiempo que tiene a sus espaldas y de depender totalmente de DirectX 9 tiene un apartado gráfico sobresaliente, y además es muy divertido, accesible y totalmente gratuito en su contenido base.

Guild Wars 2 tiene una fuerte dependencia de la CPU y un requisito muy bajo a nivel de tarjeta gráfica, lo que permite que con una modesta Intel HD 4000 podamos moverlo de forma aceptable en 720p y calidades bajas-medias.

7-Diablo III

El conocido ARPG de Blizzard no ha generado el mismo interés que consiguió en su momento Diablo II, pero esto no quiere decir que debamos olvidarnos de él. Tiene un buen apartado técnico, un diseño artístico único y es muy divertido y adictivo, así que sigue siendo muy recomendable.

Con una Intel HD 4000 podremos jugarlo sin problemas en resolución 720p y calidades medias. Tened en cuenta que en escenas con mucha carga de enemigos el rendimiento decae, así que no debemos apurar la configuración a calidades más altas.

8-Devil May Cry (DmC)

Última entrega hasta el momento de la conocida franquicia de acción de Capcom. No es la mejor de la saga, pero raya a un buen nivel tanto en términos de calidad gráfica como de jugabilidad y ofrece una buena dosis de acción frenética.

La configuración recomendada con una Intel HD 4000 es resolución 720p y calidad gráfica media. Si queremos una fluidez total debemos dejar combinar una configuración gráfica en bajo y medio.

9-Tomb Raider

El juego lanzado en 2013 es de transición generacional, lo que significa que resulta menos exigente que las entregas posteriores, limitadas a PS4 y Xbox One. A pesar de ello estamos ante un juego excelente, con una calidad gráfica muy buena y una jugabilidad muy cuidada.

Para evitar tirones que nos lleven a una experiencia complicada lo ideal es configurar el juego en resolución 720p y calidad baja. Esa es la franja en la que la Intel HD 4000 se siente cómoda con este juego.

10-Dishonored

Uno de los juegos de acción en primera persona más interesantes e innovadores de los últimos años. Su calidad gráfica es muy buena a pesar de que se trata de un título de la generación anterior, y encima no es muy exigente en términos de hardware.

Con una Intel HD 4000 podemos moverlo en resolución 720p y calidad media sin problemas. Un juego muy recomendable.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído