Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

¿Deben usar software de código abierto las administraciones públicas?

Publicado el
mejores contenidos MC CXLII

«Si el software se financia por una fuente pública, su código debería ser de código abierto», titula Linux Journal un artículo en el que revisa el incremento de uso de software de código abierto en las administraciones públicas, sus beneficios y todo lo que aún queda por hacer.

Open Source es uno de los movimientos más importantes de la tecnología mundial. El término (software de código abierto) refiere el software distribuido y desarrollado libremente y va mucho más allá de las cuestiones éticas o de libertad que le suelen acompañar, porque ofrece hoy modelos de negocio que aceleran el desarrollo de industrias enteras, crean estándares de facto y ofrece beneficios prácticos para un desarrollador, profesional o empresa por su acceso al código fuente y la posibilidad de usarlo y modificarlo sin restricciones de licencias.

El fenómeno es imparable y solo hay que ver los movimientos de Microsoft (recordemos, primer productor mundial de software propietario) en torno al Open Source. Eso en empresas, pero ¿qué ocurre en las administraciones públicas cuya infraestructura TI pagan todos los ciudadanos? Linux Journal señala que se le presta menos atención a este ámbito, pero es un campo de batalla importante. Y muy difícil de conseguir como mostró el experimento de Múnich, volviendo a Windows cuando hace una década decidió migrar su infraestructura TI desde Windows y Office a Linux y suites ofimáticas de código abierto.

Una decisión que supuso todo un espaldarazo al uso del software libre en la administración pública por el gran número de equipos actualizados (15.000) y por la importancia de la ciudad que lo llevó a cabo. La vuelta a software de Microsoft la explica Linux Journal por «fallos en la administración de TI y no del código en sí» y por tratarse de un caso pionero que se remonta a 2003. No evalúa la actuación de Microsoft en un caso que la compañía tomó como «cuestión de estado» conscientes del perjuicio que para sus intereses podía suponer este proyecto si tenía éxito y se convertía en ejemplo a seguir por otras administraciones.

El caso Múnich ha dado un vuelco en los últimos años, pero desde entonces se han iniciado decenas de proyectos de software de código abierto en las administraciones públicas. Linux Journal señala unos cuantos:

  • La Gendarmería francesa ha migrado 70.000 PCs a Gendbuntu, una versión personalizada del sistema operativo Ubuntu.
  • 15 ministerios franceses han cambiado a LibreOffice.
  • El Ministerio de Defensa holandés está migrando todos sus equipos a LibreOffice.
  • El Ministerio de Defensa italiano cambiará más de 100.000 escritorios de Microsoft Office a LibreOffice en 2020.
  • 25.000 computadoras de los hospitales de Copenhague migrarán de Office a LibreOffice.
  • Tirana, el municipio más grande de Albania ha anunciado este mes que moverá miles de computadoras de escritorio a LibreOffice.
  • El 80% de la inversión TI de la ciudad de Barcelona este año será de código abierto.

Código abierto en administraciones públicas: mucho más que ahorro de costes

Un primer factor que impulsa la aceptación por parte de departamentos gubernamentales es el potencial del Open Source para reducir costes. Sin embargo, Linux Journal aconseja no exagerar este aspecto, ya que todos los proyectos de software importantes tienen costes asociados de implementación y soporte. «Los departamentos que eligen software libre simplemente porque creen que ahorrará mucho dinero de formas obvia probablemente se sentirán decepcionados, y eso será malo para la reputación de código abierto y los proyectos futuros».

Destacando que el código abierto es libre, pero no gratis, considera tan importante como cualquier ahorro de costes el uso de estándares abiertos. Esto garantiza que no haya bloqueo de una solución propietaria, y facilita mucho el acceso y la conservación a largo plazo de los archivos. «Para los gobiernos con una responsabilidad más amplia para con la sociedad que simplemente ahorrar dinero, esa debería ser una consideración clave, incluso si no lo ha sido en el pasado», señalan.

Ventajas del software de código abierto las administraciones públicas

Los defensores del código abierto han señalado acertadamente que el software libre es una opción natural para cualquier organización que requiera soluciones basadas en estándares abiertos, interoperabilidad y componentes reutilizables. Es un elemento clave de la nueva estrategia digital de la Comisión Europea y de países como Reino Unido, uno de los más adelantados al nombrar el Open Document Format for Office Applications Version 1.2 como el formato predeterminado para compartir o colaborar con documentos desde y hacia el gobierno británico.

La explicación de su uso es obvia y debería ser un referente en cualquier administración pública de otros países: «No podemos tener documentos importantes publicados en formatos que no cumplan con los estándares abiertos. Los documentos del gobierno son para todos. Ya sea que esté usando Windows, Mac, GNU / Linux, Chrome OS, iOS, Android o cualquier otro sistema, tiene derecho a leer, editar y compartir lo que hemos escrito y continuaremos nuestro viaje para hacer que los documentos sean abiertos y accesibles».

El uso de estándares abiertos no es el único gran beneficio de pasar al Open Source, según el análisis de Linux Journal. Otro es la transparencia y la privacidad. Recientemente, el gobierno holandés denunció que la telemetría de Microsoft Office incumplía la GDPR, mencionando una “recopilación de datos personales a gran escala y encubierta” en las suites ofimáticas de Microsoft, Office 2016 y Office 365 de ProPlus, que alcanzaba a 300.000 empleados gubernamentales. El cambio a soluciones de código abierto no garantiza que los datos personales no se filtren, pero sí garantiza que los problemas de los sistemas de TI puedan solucionarse rápidamente, algo que no es el caso de los productos de código cerrado.

Hay otras ventajas. El software financiado con fondos públicos que se publica como código abierto puede ser utilizado por diferentes departamentos, e incluso por diferentes gobiernos, para resolver problemas similares. Ello abre el camino para la retroalimentación y la colaboración, produciendo un mejor código y una innovación más rápida. Y el código de fuente abierta está disponible automáticamente para las personas que lo pagaron: los contribuyentes.

La apertura y revisión por miles de terceros puede permitir que lleguen sugerencias para mejorar, encontrar errores o desarrollarlos para producir nuevas aplicaciones. «Nada de esto es posible si el código del gobierno se mantiene bajo llave por parte de las compañías que lo escriben en nombre de los contribuyentes», comentan.

El País Vasco entendió eso mismo en 2012 y promulgó una ley que requería que todo el software desarrollado para el gobierno fuera publicado como código abierto. Más recientemente, el gobierno canadiense también ha establecido esto mismo en la nueva Directiva sobre Gestión de Tecnologías de la Información donde siempre que sea posible se utilice primero estándares abiertos y software de código abierto y todo el código deba ser publicado bajo una licencia de software de código abierto apropiada.

Finalmente, hay una razón lógica para el uso de software de código abierto en las administraciones públicas como señala la Free Software Foundation Europe: «Si es dinero público, también debería ser un código público».

Es tu turno de opinar. El Open Source es, en general, un fenómeno imparable del que nadie (ni siquiera los grandes productores de software propietario se quieren quedar fuera), pero todavía queda muchísimo por hacer en las administraciones públicas que pagamos entre todos.

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

18 comentarios
  • Gregorio Ros

    Si, sin la menor duda. No puedo estar mas de acuerdo con todos los puntos, pagado con fondos públicos, para uso público, con posibilidad de usar por el resto de usuarios, código totalmente abierto y también público, que no solamente abierto. A nivel económico siempre resultara mejor confiar en soluciones libres que no te puedan dar el cerrojazo por cualquier causa, ademas es codigo reutilizable y al estar visible su mantenimiento y seguridad es altamente mejorado por la comunidad libre. Otra cuestión es ¿Como pensar que una institución pública de cualquier pais pueda estar expuesta a que el pais de origen del código pueda meter una puerta trasera para acceder y utilizar los datos? No es por pensar mal de determinadas agencias de seguridad extranjeras que velan por la seguridad del resto del mundo no, se que por cuestiones morales y lealtad a otros países «amigos» jamas lo usarían, pero podría caer en «malas manos» 😉

  • L1ch

    Creo que el título difiere del contenido, el primero me incitó a entrar por los temas de siempre, «piratería», costes, etc. El segundo me dijo que todo lo que se financie con gastos públicos debería ser público (con lo que estoy de acuerdo).

  • Juan Orós

    Si siempre, ahorro de costes y sobre todo, hay muchas leyes que si hay que maNtener seguro los datos, si se vulneran los datos o son robados multa, pero si tenemos algo que funciona mejor, no da tantos problemas y es 1000 veces mas seguro, porque no usarlo? Yo hace más de 12 años que apenas empleo windows, solo linux y software libre

  • DN Modder

    Algunos detractores del software libre alegan que es inseguro debido a que todos pueden ver su código y modificarlo.

    Todavía me pregunto que tenían en la cabeza cuando dijeron eso.

  • MaximoGeek

    bueno si por que «debería ser» se refieren a que todos y cada uno de los habitantes tengan la oportunidad de saber que es lo que se usa con su dinero, o sea con el dinero de los contribuyentes y de esta manera igual impulsar una libre e igualitaria competencia para brindar mejores servicios tanto al aparato estatario como a sus contribuyentes claro me parece genial y hasta lógico ya que la excusa de que es «más barato» es la peor mentira que se puede decir pero existe un pequeño problema y es concerniente a la seguridad de los datos que estos contienen.

  • MaximoGeek

    Y que les hace creer que el SL es mucho más seguro cuando hay varias explotaciones que no han sido «descubiertas» varios años después? Las vulnerabilidades existen en todo lado no nos hagamos.

  • prisciliano

    Se echa en falta un estudio, quizá periodístico más que en profundidad, con datos de los costes de soluciones open source vs soluciones cerradas, todo lo demás es palabrería.

  • Gregorio Ros

    En nuestra empresa se metio hace un par de años la gestión Odoo, el paquete ofimatico de Google Docs y OpenOffice local y todo ello instalando GNULinux de escritorio en la mayoría de terminales (5 Linux, 2 Windows). Los costos son notablemente menores respecto a la anterior solución privada, los problemas de mantenimiento se redujeron a los problemas de los terminales Windows (mayormente las jodidas actualizaciones, mala suerte que leo que a muchos les va bien), la agilidad y eficiencia de la solución de notable para arriba y en comparación ni por asomo plantearse dar marcha atras, solo queda decir que los terminales Windows se mantendran por tener automatizados los datos de años anteriores y por alguna que otra función de la administración pública que está anclada al pasado, los terminales Linux estan en los puestos principales. Tengo que decir que Google Docs no es libre, como solución web y trabajo en grupo va fino y se integra muy bien con la gestión Odoo, nada que no se pueda suplir con OpenOffice, aunque en nuestro caso es una comodidad para acceder desde cualquier sitio a los datos, creo que OpenOffice esta preparando algo similar, no lo se para poder comparar. No es un estudio técnico ni oficial, pero si te interesa vale para empezar.

  • DN Modder

    Y puedes tu decirme cuantas vulnerabilidades tiene un software privativo? Tienes alguna forma de conocerlas? No, así que es peor todavía porque no sabes que está haciendo el software o si se hizo de la forma más segura. Obvio que hay vulnerabilidades en todos lados, nunca dije lo contrario, pero decir que el software libre es más inseguro que el software privativo es estúpido, y es lo que andan diciendo algunos.

  • Gregorio Ros

    Lo peor es cuando se descubre una vulnerabilidad y van y te cuentan que con suerte para la actualización del mes que viene, eso si se lo restriegan en prensa por los morros, que si no ni caso.

  • DN Modder

    En el software libre suelen lanzar los parches antes de que te des cuenta que existía la vulnerabilidad, al menos es así en el ecosistema Linux.

  • Sam Burgos

    Pues estamos de acuerdo con el hecho que se debe saber que se hace con el dinero contribuido, algo que sufrimos varios países de América Latina por desgracia y que sólo se solventará si el gobierno decide utilizar SL primordialmente en lugar del privativo, y si luego de las comparaciones nada de los SL existentes cumple sus requisitos entonces pueden pasar al privativo (recuerdo que había un país que eso hacía y eso determinó como ley pero no se cual)

    Ahora, con la seguridad de los datos hasta el mismo artículo lo dice y lo cito: «

    El cambio a soluciones de código abierto no garantiza que los datos personales no se filtren, pero sí garantiza que los problemas de los sistemas de TI puedan solucionarse rápidamente, algo que no es el caso de los productos de código cerrado

    «. En ningún momento se quiere decir que el SL es perfecto, ningún software lo es sin importar de donde venga, pero al menos al tener el código disponible, cualquiera con los conocimientos puede auditar, hacer cambios y ver cualquier problema que surga.

    Ejemplo; yo siendo proveedor pudiera venderte un LibreOffice con un agregado que incluya extracción de criptomonedas, pero si ellos ven algún error entonces podrán analizar el LibreOffice que les vendí y encontrar ese «virus» dentro, si en Microsoft decidieran hacer eso tomaría bastante el encontrar algo similar; y en ambos yo pudiera usarlo para la misma maldad; pero me atraparían mas rápido con el SL que con el privativo

  • SAYO

    LibreOffice ya lo tiene hace rato.

  • MaximoGeek

    El problema es que el SL al poseer la naturaleza de que puedes ver tooodo el código pues puedes encontrar la vulnerabilidad de dicho programa de una manera más fácil mientras que en software privativo tienes que recurrir al uso de la ingeniería inversa, ambos tienen vulnerabiidades y ninguno es mejor que otro solo por que si.

  • MaximoGeek

    Jajajaa o también pueden tardar años en descubrirlo y parcharlo 😉

  • MaximoGeek

    «pero si ellos ven algún error entonces podrán analizar el LibreOffice que les vendí y encontrar ese «virus» dentro» es que en ese sentido es mejor confiar los datos e infraestructura a una empresa seria, una que tenga aval y pueda avalar la calidad de sus productos, todo tiene su pro y su contra.

  • Patxi Lopez

    Excelente artículo. Ya podían hacerse eco otros medios de esto. Lo merece, que vaya despilfarro en software pagado entre todos. Me da algo ver al administrativo de turno escribir un simple documento con el Office de Microsoft pagado de nuestros impuestos.

  • Ruben Muñoz

    Como trabajador en una administración pública me parece inadmisible que se tenga que pagar el Sistema Operativo Windows para más de 200 equipos que tenemos en mi centro de trabajo. Podrían utilizar linux (que hay muchas distros diferentes) como sistema operativo porque los programas que usamos son gratuitos (tipo libreoffice) o creados por los propios informáticos de la administración pública, y podrían correr perfectamente sobre linux. A nivel práctico es más que posible… pero la realidad es que nos renuevan los ordenadores ya con Windows preinstalado. Como trabajador el sistema operativo me da igual (con que arranque el ordenador, perfecto), lo importante es que los programas que necesitamos para desarrollar nuestro trabajo funcionen, y eso puede pasar bajo cualquier sistema operativo libre.

Top 5 Cupones

Lo más leído