Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

DiRT Rally 2.0, análisis (PS4)

Publicado el

Como muchos lectores recordarán, el lanzamiento del primer DiRT Rally fue un tanto atípico: presentado como Early Access en exclusiva para PC, tardó casi seis meses en tener una versión final y un año en aparecer en consolas, con una propuesta que buscaba – y encontró – el delicado equilibrio entre la diversión y la simulación.

Tres años después, y con un DiRT 4 un tanto descafeinado por el camino, Codemasters nos sorprende con una segunda parte mucho más pulida, pero que no renuncia a su filosofía. Hemos pasado unas cuantas horas haciendo tramos a toda velocidad y estas son nuestras impresiones sobre DiRT Rally 2.0.

Desde el primer minuto, DiRT Rally 2.0 da por hecho que sabemos a lo que venimos; no hay explicación sobre los controles, tutoriales ni fases de “introducción”. Si no tenéis experiencia con este tipo de títulos, sufriréis para terminar la etapa con el coche entero y tendréis muchas ganas de estampar el pad contra el suelo. Sin embargo, tras unos segundos, sentiréis la imperiosa necesidad de afrontar el reto de nuevo.

Como ocurría con la primera parte, la curva de dificultad de DiRT Rally 2.0 es empinada. La configuración de serie reduce al mínimo las ayudas y pone la IA en un nivel elevado, que no perdona más de un error por tramo (en DiRT, un error es una curva mal trazada). Mi recomendación es que no las toquéis, aunque vuestros primeras etapas consistan en pelear por quedar entre los diez primeros poco a poco iréis pillando el tacto a los vehículos y mejorando vuestros tiempos.

Los afortunados poseedores de un volante están de enhorabuena; el juego gana muchísimos enteros con un periférico de calidad pero también es disfrutable con el pad, siempre que no subamos a niveles de dificultad muy elevados. En todo caso, mucho mejor que la primera parte donde jugar con el mando era un sacrificio importante.

Fácil de pilotar, difícil de dominar

Una de los aspectos que más me han convencido de DiRT Rally 2.0 es que no es un juego tramposo. El control de los vehículos, aunque simplificado, apuesta por el realismo y la sensación de “peso” ha sido muy mejorada respecto a la primera parte. El resultado premia al pilotaje fino que aprovecha las inercias y evita la sensación de coches flotando que caracterizó a la primera parte.

El mayor reto en este título son los trazados; hasta las curvas más sencillas pueden guardar secretos en forma de un badén inesperado, un charco o un ángulo que no esperamos y dar al traste con el tramo. El comportamiento del vehículo y, con ello, la forma de pilotarlo cambia no solo entre cada rally, sino en función de la etapa, el tipo de superficie o la climatología. Sin lugar a dudas, de lo mejor del juego.

En realidad, DiRT Rally 2.0 son dos juegos en uno. La clásica competición por tramos en el que competimos de forma individual y contra el crono, con la asistencia de nuestro copiloto y el rallycross, más frenético y donde competimos con otros vehículos en carreras repletas de maniobras peligrosas y acción.

Tal y como está diseñado, el modo Mi Equipo es la piedra angular de todo el juego y la que nos permitirá explicar al máximo sus posibilidades. Compitiendo en todo tipo de pruebas y desafíos temporales obtenemos créditos, que nos permitirán ir mejorando nuestros vehículos y… nada más. Si esperáis algún tipo de argumento o algo que nos invite a progresar más allá de conseguir más y más créditos no lo encontraréis en un título que deja casi todo en el interés que ponga el jugador.

Codemasters vuelve a contar con la licencia del FIA World Rallycross Championship, que utiliza para comprar ocho circuitos oficiales y más de cuarenta vehículos. Sin embargo, la propuesta se nos queda un tanto corta de contenidos (de nuevo, la estrategia de los DLC) y unos tramos que en términos de calidad encontramos por debajo de su predecesor. Probablemente las dos cosas se subsanen con el lanzamiento de actualizaciones y en versiones “completas” que aparecerán en unos meses.

Técnicamente sólido, pero no sorprendente

Hemos probado el juego en una PS4 Pro y con un televisor 4K. Aunque no hay un salto técnico respecto al anterior título y se mantiene el motor EGO (heredero de Neon, que ya se utilizaba en la versión de Dirt de 2007) si hay mejoras en la iluminación, las texturas y las partículas.

Desde nuestro punto de vista Codemasters ha apostado por la fluidez por encima de cualquier otro factor (algo clave en un juego de este género) y mantiene los 1080p y 60 fps en cualquier circunstancia, incluyendo poblados, fenómenos meteorológicos o carreras con varios coches en pantalla. Nos consta que la optimización en PC también es excelente así que sobresaliente en este punto.

En cuanto al sonido el título cumple, con una banda sonora que hace su función y totalmente doblado al castellano, incluyendo las instrucciones del copiloto. La sincronización no es perfecta pero podemos adelantarla o retrasarla desde el menú de opciones, una opción a la que debemos prestar atención. En palabras de Luis Moya, copiloto durante años de Carlos Sainz, “los rallies los gana el piloto y los pierde el copiloto”.

Conclusiones

DiRT Rally 2.0 será un título que entusiasmará a los aficionados al género y una puerta de entrada mucho más accesible que su predecesor para los novatos. Requiere habilidad y paciencia, pero te recompensa con sensaciones increíbles cuando terminamos un tramo o remontamos una carrera que parecía perdida en un par de vueltas.

Quizás el mayor pecado de Codemasters es ser más conservadora de lo que esperábamos. Sigue siendo una de las mejores opciones para disfrutar del mundo de los rallies, pero la escasez de contenido y el poco avance en lo técnico penalizan nuestra valoración final.

Valoración final
8 NOTA
NOS GUSTA
Físicas espectaculares
1080p a 60fps en todas las plataformas
Gran variedad en los tramos
A MEJORAR
Contenido demasiado escaso
No sorprende en lo técnico
El modo carrera es muy insulso
RESUMEN
Recomendable para los aficionados a los juegos de rallies, DiRT Rally 2.0 ofrece una jugabilidad fantástica y supone todo un reto incluso para los más experimentados. Echamos de menos algo más de contenido y un modo carrera mejor, pero sigue siendo un título notable alto.
Gráficos y sonido7.5
Jugabilidad9.5
Duración8
Originalidad7

Me encargo de traer innovación y nuevo negocio al grupo TPNET. Además colaboro en varios de nuestros sitios como MC y MCPRO.

Lo más leído