Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Los usuarios de Windows 10 Home podrán pausar las actualizaciones

Publicado el
mejores contenidos MC CLI

Microsoft lleva una temporada complicada, las actualizaciones de Windows 10 que han lanzado en los últimos meses no han llegado en buen estado al canal general, y las promesas de la compañía de mejorar la calidad de las mismas ha caído, de momento, en saco roto.

Lanzar actualizaciones de gran calado cada seis meses es muy complicado, sobre todo teniendo en cuenta que existen una gran cantidad de equipos con configuraciones diferentes corriendo Windows 10. Esto incrementa las posibilidades de que algo salga mal, pero en el mismo sentido no debemos olvidarnos del enorme ecosistema de aplicaciones disponibles para dicha plataforma.

Es un hecho, una mayor diversidad de hardware y de software siempre hará que las actualizaciones sean más complicadas. Esta realidad, unida a los problemas que han dado actualizaciones como Windows 10 October 2018 Update y la acumulativa KB4482887, ha llevado a más de uno a sugerir que Microsoft debería empezar a plantearse de verdad reducir el lanzamiento de actualizaciones de primer nivel de una cada seis meses a una anual.

De momento parece que Microsoft no va a seguir ese camino y que las actualizaciones semestrales seguirán siendo el pilar central de Windows 10, un sistema operativo que la compañía de Redmond concibe bajo el modelo de servicio, desechando el modelo de producto sobre el que giraron Windows 7 y Windows 8.1. Sin embargo, con el paso del tiempo la compañía se ha dado cuenta del problema que supone forzar las actualizaciones cuando empiezan a llegar al canal general, y por ello ha dado la opción a los usuarios de Windows 10 Pro, Enterprise y Education de pausarlas, una característica que pronto llegará a Windows 10 Home.

La build 18356 de Windows 10 que llegó recientemente al anillo rápido del canal Insider permite pausar las actualizaciones en Windows 10 Home por un máximo de 35 días, un plazo que, curiosamente, coincide con el tope que tienen fijado las otras versiones de dicho sistema operativo.

A título personal debo decir que tengo instalado Windows 10 desde hace más de tres años y no he tenido ningún problema importante hasta el momento, solo un conflicto a nivel de controladores de sonido que pude resolver a través del Administrador de Dispositivos. En general mi experiencia ha sido muy positiva, aunque nunca he forzado una actualización. Ahora mismo sigo anclado en la versión 1803, y pienso seguir así hasta que me llegue automáticamente a través de Windows Update.

La moraleja que debemos sacar de todo esto es simple, lo mejor es esperar un periodo de tiempo razonable tras la llegada de cada actualización de Windows 10 para asegurarnos de que todo está bien, y que no presenta problemas importantes, un consejo que muy pronto podrán seguir también los usuarios de Windows 10 Home, gracias a esa nueva opción de posponer la instalación de actualizaciones durante un máximo de 35 días.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído