Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

PS5 Pro con varias GPUs y una PlayStation integrada en un USB: un vistazo a los planes de Sony

Publicado el
PS5 Pro

No es la primera vez que hablamos de una posible PS5 Pro. Los ciclos de desarrollo de las consolas han cambiado por completo con la presente generación debido, principalmente, al alargamiento de su vida útil (hasta llegar a un nivel artificial) y al uso de hardware semipersonalizado, en detrimento del hardware totalmente personalizado que vimos en generaciones anteriores.

Lo entenderemos mejor con un ejemplo. Pensad, por un momento, en el hardware que utilizó Xbox 360. Esta consola utilizaba un procesador PowerPC de tres núcleos a 3,2 GHz, y su GPU era una solución Radeon de ATI totalmente personalizada y muy avanzada que contaba, en pleno 2005, con una arquitectura de shaders unificados. A nivel interno sumaba 240 shaders, 16 unidades de texturizado y 8 unidades de rasterizado, mientras que PS3 montaba una variante recortada de la GeForce 7800 GTX, que utilizaba la arquitectura tradicional de vertex y pixel shaders.

El acercamiento al hardware semipersonalizado tipo PC, unido a ese alargamiento de la vida útil de las consolas, ha tenido un impacto notable en el sector, y ha hecho que las renovaciones intergeneracionales se conviertan en algo «imprescindible». PS4 Pro y Xbox One X son dos claros ejemplos, y no hay nada que nos haga pensar que no veremos, dentro de tres o cuatro años, una PS5 Pro y una Xbox Series X más potente, de hecho la filtración de una nueva patente de Sony apunta en esa dirección, pero nos deja, además, otros detalles interesantes.

PS5 Pro: configuración multiGPU ampliable

PS5 Pro patente

En el texto de la patente podemos ver que se habla de PS5 Pro como una consola con un diseño escalable a nivel de CPU y de GPU, y se indica claramente que podría utilizar múltiples SoCs, lo que nos dejaría una configuración multiGPU. Hasta aquí todo claro, Sony baraja la posibilidad de crear una consola con dos o más núcleos gráficos, pero para poder aprovechar una configuración de este tipo es necesario afinar mucho tanto la arquitectura como los kits de desarrollo, y ahí es donde viene lo complicado.

No voy a entrar en cuestiones técnicas completas, pero paralelizar la carga de renderizado en dos núcleos gráficos es más complicado y menos eficiente que hacerlo en uno solo de mayor potencia, por eso las configuraciones SLI y CrossFire no han llegado realmente a funcionar, de hecho ni siquiera la tecnología SLI de la extinta 3dfx, que estaba perfectamente apoyada en Glide, una API dominante a finales de los noventa, logró despegar de verdad.

Sobre el papel una PS5 Pro con dos GPUs suena bien, pero en la práctica es algo muy complicado, no solo por todo lo que supone en términos de arquitectura interna y de equilibrio de componentes y de recursos, sino también por todo lo que implica en materia de herramientas de desarrollo, de consumo y de calor generado. Veremos cómo evoluciona esta idea, pero podemos tener claro que, antes o después, veremos una PS5 Pro, ya sea con una o con dos GPUs.

Una PlayStation en una unidad USB para jugar en la nube

PS5 Pro con varias GPUs y una PlayStation integrada en un USB: un vistazo a los planes de Sony 33

Seguimos revisando patentes y nos encontramos con otra idea muy interesante que Sony podría utilizar para contrarrestar, aunque sea de forma parcial, a la esperada Xbox Series S, una PlayStation integrada en una unidad USB que podría llegar al mercado con un precio de 100 dólares.

Este dispositivo sería una solución muy sencilla, de bajo consumo y de poca potencia que podría contar con el hardware necesario para ejecutar ciertos juegos en local, quizá los de PS4 y generaciones anteriores, pero que tendría como principal objetivo potenciar el ecosistema de juego en la nube de Sony.

Todavía hay muchas cosas en el aire, así que no tenemos más remedio que esperar, pero es una idea interesante. Una PlayStation USB de bajo coste con capacidad de mover ciertos juegos en local y perfectamente integrada como dispositivo cliente en el servicio de juego en la nube de Sony podría convertirse en una importante fuente de ingresos para la compañía japonesa.

No quiero terminar sin contaros otro detalle relevante que nos deja una de las fuentes que he consultado, y es que, por alguna razón, Microsoft ya no se refiere a Xbox Series X como la consola más potente de la historia, sino que la considera como la Xbox más potente jamás creada. Esto ha hecho saltar todas las alarmas y ha dado pie a dos teorías que, de momento, no están confirmadas:

-Que Sony podría lanzar PS5 Pro junto con PS5.

-Que la compañía japonesa podría introducir mejoras de última hora en la GPU de PS5, o incluso añadir esa segunda GPU a la que se refiere la patente. ¿Creéis que es una locura? Desde luego no es una buena idea, pero no sería  la primera vez, ya lo hizo SEGA con Saturn al introducir un segundo chip Hitachi SH2 para responder a las especificaciones de PS1.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído