Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Starlink sigue añadiendo satélites para el lanzamiento de la Internet Espacial

Publicado el
Starlink

SpaceX ha puesto en órbita este fin de semana un nuevo lote de 60 satélites para el proyecto de Internet Espacial Starlink. Con este lanzamiento, el tamaño de la constelación de satélites del proyecto se eleva a 895, superando el número necesario para ofrecer una cobertura «moderada» como prometiera Elon Musk.

El último lanzamiento ha marcado el número 15 de las misiones Starlink (y la número 19 de SpaceX en lo que va de año). La compañía de Musk está aprovechando su impresionante capacidad, logrando una escala «comercial» con lo que otros rivales no pueden competir, al contar con tecnologías, cohetes y plataforma de lanzamiento propia para el despliegue.

Aunque el proyecto contemplaba en su concepción inicial una megaconstelación de hasta 42.000 satélites, las autoridades han concedido permiso para lanzar 12.000. Un número que se considera suficiente para garantizar los servicios de banda ancha que Musk pretende ofrecer, si bien la puesta en marcha inicial se realizará con un número bastante inferior.

Starlink

Starlink: la Internet Espacial toma forma

La compañía de Elon Musk tiene el objetivo de desarrollar un servicio global de banda ancha de alta velocidad por satélite para ofrecer velocidades de hasta 1 Gbps y una latencia inferior a los 20 ms a los usuarios terrestres. Más importante que su rendimiento (inferior a redes de fibra o incluso al 5G) será su cobertura, ya que será capaz de ofrecer servicios en todo el planeta incluyendo zonas rurales o remotas donde hoy por motivos técnicos o comerciales no están disponibles.

Los satélites Starlink se están situando en una órbita de 550 km, bastante más bajos de lo previsto inicialmente. Tienen un tamaño de una caja de zapatos y funcionan en una red mesh que opera en el espectro de los 40GHz a los 75GHz para comunicarse entre ellos, a la vez que utilizarán las frecuencias de radio Ka/Ku para enviar la señal a receptores terrestres.

De momento el proyecto está en fase beta a prueba por un número limitado de usuarios. Los resultados de rendimiento preliminares conocidos hasta ahora son bastante discretos, aunque son superiores a las conexiones por satélite típicas (especialmente en latencias). El margen de mejora es enorme y a buen seguro irá ganando velocidad cuando se vaya completando el número de satélites.

El proyecto de Musk es el más ambicioso y el que va más avanzado en la carrera de la ‘Internet Espacial’. Servicios de Internet de banda ancha desde el espacio, que se ha convertido es un nuevo campo de juego para la industria de las telecomunicaciones. Son varias las empresas que tienen proyectos en marcha, desde Amazon con la división espacial de la compañía de Jeff Bezos, Blue Origin, y otras compañías como Kepler, Telesat Canada, OneWeb, LeoSat o la española Hispasat.

La compañía de Musk es consciente y espera amplios beneficios a medio plazo, alcanzando un margen de beneficio operativo del 60%. Documentos internos de SpaceX muestran que en 2025 la compañía espera ganar hasta 22.000 millones de dólares anuales, la mayor parte de la venta del servicio de Internet satelital. Los beneficios son muy superiores a los obtenidos por otras compañías del magnate como Tesla.

1 comentario
  • Benito Camelas

    Mientras se aseguren de no dejar basura espacial por ahí… esta empresa lanzará 12.000 cajas de zapatos orbitando a chorricientos metros segundo, pero por esa regla de tres cualquier otra empresa podría hacer lo mismo.

    El concepto del internet para el planeta me parece bien, pero deberían trabajar en una infraestructura compartida o no habrá cristo que pueda salir del planeta con tanta «chatarra» orbitándonos, eso les pasa por dejarle tirar basura espacial cuando el tesla, que ahora a ver quién le dice que no… xD

    En fin, para 2050 los partes meteorológicos me da que incluirán la probabilidad de precipitación de satélites xD

    Esta década de los 20 va a ser muy loquita…

Lo más leído