Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Un Black Friday de pena (otro más)

Publicado el
Black Friday

 [Opinión] ¿No estás hasta las narices ya del Black Friday? Porque yo sí. Y eso que he aprovechado para hacer alguna compra, básicamente porque lo necesitaba. Pero la ‘celebración’ es tan pésima, al menos a este lado del charco, que es llegar y esperar a que pase lo más rápido posible (hablo por mí, sí). Sobre todo si eres un aficionado a la tecnología.

Que el Black Friday es una oda al consumismo más exacerbado es un hecho incontestable, lo cual a mí no me supone ningún problema: que cada cual haga con su dinero lo que le venga en gana. Tampoco me molesta que se trate de un invento importado a la fuerza de Estados Unidos: no llegamos todavía al nivel de celebrar el Día de Acción de Gracias, pero festividades como Halloween han calado y, en su justa medida, son divertidas.

Sí me escama un poco que el Black Friday se haya convertido en la ‘Black Week’ porque se hace muy pesado, aunque lo mismo ha pasado con la Navidad, que ya desde principios de diciembre estamos con el Fum, fum, fum (tradúcelo al villancico de tu preferencia). Pero si hay algo que me hastía de verdad de estas seudorebajas es precisamente eso, que de rebajas tienen lo justo para la paliza que se da con las promociones allá donde poses el ojo. Y repito: es sangrante sobre todo en el mundo de la tecnología y, más concretamente, en el de la prensa tecnológica.

Sé lo que estás pensando: «¡pero si vosotros también contribuís a ello!». Tienes razón. Hemos publicado un par de artículos especiales recogiendo las mejores ofertas que hemos encontrado, y esto es literal, ya que los compañeros que se han encargado de hacer el listado se han esmerado en destacar lo más interesante, porque si de poner todo lo que nos envían se tratase… Además, siempre completamos este tipo de artículos con recomendaciones importantes, como cuidarse de los fraudes, comprobar bien qué se compra antes de darle al botón, no comprar de manera compulsiva, sino en base a necesidades reales, etc.

Pero sí, contribuimos a ello porque la demanda está ahí y, como he dicho, no me parece mal. No somos el único medio que lo hace, todos caen en la trampa por la presión del momento, si bien en España todavía está contenido el asunto. La prensa anglosajona es otro cantar y la tecnológica da puro pavor. Es revisar lo que publican las principales caberas tecnológicas estadounidenses estos días y entrarle a uno ganas de dejar atrás la vida moderna e irse al monte a criar cabras.

Lo realmente triste del Black Friday, sin embargo, es que las ofertas son, con excepciones, pésimas. Pero pésimas, pésimas: en unos 20 euros me ha salido a mí la media de todo lo que he mirado -y he mirado mucho-, lo cual me resulta lamentable, tanto ruido para tan pocas nueces. Se salvan las ofertas directas de algunos fabricantes -he podido ver rebajas de 50-60 euros en móviles, algo más en portátiles- y servicios en línea -he aprovechado para renovar mi suscripción a Inoreader, por ejemplo, mi lector RSS favorito y el tuyo cuando lo conozcas- que a lo mejor no descuentan nada, pero extienden la suscripción.

El grueso de las ofertas del Black Friday, lo que recogen tiendas como Amazon y tantas otras, no obstante, basurilla total. Que sí, que siempre surge alguna ganga entre tanto «¡uy, me ahorro 20 euros!«, pero es escaso y harto difícil de encontrar, a menos que te pases todo el día con la cabeza pegada a la pantalla… y la mayoría de veces ni eso, a no ser que te dediques a buscar ofertones de cosas que no necesitas. ¿Y cuando no solo no te topas con un ‘ofertón’, sino con un timo?

Para muestra, un botón que además es mío. Como has leído, yo también he comprado alguna cosilla este Black Friday, y cuando digo Black Friday, me refiero a esta semana: un par porque las necesitaba, y las hubiese comprado igualmente sin importar que estuviesen en promoción; la renovación de Inorader que he comentado… Y mira tú qué casualidad, que ayer mismo, viernes negro donde lo haya en la península ibérica, donde cayeron chuzos de punta a lo bestia, mi SAI murió. Qué justo, ¿no?

Así que me puse a echar un vistazo en Amazon a ver qué había, y en lo primero que me fijé fue en las ofertas del Black Friday… Y encontré una bastante jugosa a priori: un modelo de SAI que supuestamente costaba 90 y pico euros -no tengo grandes necesidades de potencia- con un descuento de treinta y pico euros. Una vez descubierto, lo primero que hice fue acudir a mi experto en componentes de referencia (spoiler alert: es Isidro Ros, un crack) para verificar que el cacharro cumplía con mis requisitos y lo segundo, algo que siempre conviene hacer, buscar el mismo artículo a lo largo y ancho de Internet.

¿Te suena la frase esa de «y lo que sucedió después, te sorprenderá»? Pues no te va a sorprender, porque como ya te imaginas, lo encontré en otra tienda un euro más caro que la oferta de Amazon y sin oferta, o sea, ese era su precio, solo que la tienda que lo vendía lo tenían también en Amazon inflado en 30 euros, que llegados al Black Friday rebajan para hacer creer al pobre desgraciado que caiga en la trampa que se lleva una buena oferta. Y así con decenas de productos.

Si el Black Friday fuese como en Estados Unidos, pero no en el Estados Unidos en línea, sino en el del comercio físico, donde se encuentran descuentos que sí que invitan a sacar la cartera incluso aunque no necesites el artículo de turno… pues bienvenido sea el consumismo a lo loco y la paliza constante. Total, es un día al año. Desafortundamente, por estos lares no es así y lo único que tienes asegurado es la paliza. Por eso me quejo.

Ya sé, querido -y bravo, si has llegado hasta aquí- lector, que lo que escribo es mi mera opinión, tan intransferible -o transferible, lo que te apetezca- como intrascendente -esto no admite discusión-, pero este año me ha superado la celebración de marras y lo que queda, que es hoy, mañana y para rematar, el Cyber Monday… Navidades, las rebajas de enero… Y con la pandemia de coronavirus al alza. ¡Menudo panorama!

Por último, recalco que no tengo nada en contra de las compras, de las promociones y demás tinglado, siempre que sea sin excesos. De hecho, en MC tenemos nuestra sección semanal de ofertas, el Red Friday (!), donde ponemos lo más interesante que vamos cazando a lo largo de la semana. Pero incluso en este caso, solo deberías entrar cuando de verdad necesites o estés interesado en algo en concreto. El 99,9 por ciento restante de todo lo que publicamos te interesará más. Aunque, de nuevo, es solo mi opinión.

Imagen: Unsplash

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

17 comentarios
  • Virtualbox Vbox

    Si crees que vengo a quitarte la razón te equivocas. Ratifico hasta tu última palabra.

    Lo primero es que de un día ha pasado a una o dos semanas, lo segundo lo que dices, que luego las ofertas se cuentan con los dedos de una mano. La cuenta de Instagram de @kasperskyes lo explicó muy bien:

    https://www.instagram.com/p/CIGAxU3Dfd8/?igshid=rsg1rynrx4lf

    En resumen, inflar precios algo antes para luego bajarlos, o a veces incluso inflarlos en el momento.

    Por mi parte no he comprado nada, ni tengo idea de hacerlo. Hay que gastar el dinero en lo que se necesita, no por que sí. Que por si no os habéis dado cuenta estamos en la ruina, que eso es otra 😉 Mi móvil tiene 5 meses escasos, mi portátil sigue funcionando perfectamente, hace poco compré un monitor porque necesitaba salvar mis ojos… así que no, no necesito nada ahora mismo.

  • javi

    es un black truño realmente

  • Aleti

    El año pasado fue absolutamente lamentable el black and decker este, y este año peor.

    Este año sólo he visto una buena oferta en una tablet, que yo no buscaba y en un SSD 500 SSD Samsung EVO a 57 €, que tampoco. El resto más caro que en otras ofertas.

    En verano me compré una Microsoft Surface Go 2, el teclado y el microsfoft-pen y me ha salido más barato que cualquiera de las «pseudoofertas» que se han visto, incluyendo la de la propia Microsoft.

    No vuelvo a hacerle ni p*to caso a esto, como he hecho casi siempre excepto los últimos tres años, y voy a seguir comprando cuando necesite las cosas sin esperar al invento este del black and decker, tal y como he hecho siempre.

    ¡Menudo coñazo-truño!

    Saludos.

  • Jir

    Mejor dicho no se puede:

    Hay que gastar el dinero en lo que se necesita, no por que sí.

  • CSimon

    Nada interesante. Me compré unos auriculares Logitech por 34€ en Amazon hace unas semanas, hoy he mirado por curiosidad las «ofertas», los mismos auriculares estaban en oferta por 30€ en pccomponentes, que con los gastos de envio salen mas o menos por el mismo precio que los compre hace semanas.
    Resumen: se pueden encontrar ofertas, pero casi seguro te echas la vida en buscarlas y el ahorro potencial es muy pequeño. Al final, prefiero pagar los 5-10 o 20€ y comprar lo que quiero que pasarme la semana pegado a la pantalla buscando las supuestas «rebajas».
    El dinero que te ahorras, lo pagas con creces con tu tiempo perdido.

  • Miguelón

    Completamente de acuerdo. He mirado 4 cosas estos días: un portátil para mi hija, un M.2 PCIe 4.0, un par de módulos de RAM DDR 4 y un aspirador. Mala gana da. Ni una oferta que mereciera la pena. El aspirador lo ofrecían en una tienda física con un 40% de descuento por BlackFriday, pues mirando por internet te lo encuentras más barato y sin descuento. Eso es lo único que he comprado y porque me corría prisa.

    Un asco. Una tomadura de pelo. Solo me queda la esperanza del CiberMonday, pero si no bajan de precio me esperaré a necesitarlo de verdad.

  • Francisco

    madre mía a bajado dios y a escrito estas palabras, por fin… ahh no …. pero tienes toda la razón… en mi opinión es mejor esperar ofertas puntuales que este trajín sin medida que es este fryday…

  • Benito Camelas

    Sin duda el «black friday» va camino a establecerse como el día de fiesta pagana del capitalismo, se supone que su origen viene de ser el viernes siguiente al de «Acción de dar gracias» estado unidense, el cual tiene su origen en la conolización de una parte de America del norte (no hagáis como en los informativos de TVE y digáis «norte américa» como sinónimo de estados unidos, por que siempre se olvidan de que existe Canadá y Mexico xD )

    Total, que el balck friday tiene un origen pagano el aplicar descuentos a lo loco el día de resacón de la gran fiesta pagana estado unidense, lo peor de todo es que a este lado del charco nos golpean la cabeza casi una semana después de que termine el «jallogüine» hasta fin de mes que llega el bendito día, a mí me hace sentir como un toro en el burladero donde lo están estresando para que salga corriendo en cuanto me abran la puerta del black friday, sencillamente es como si te vieras obligado a comprar para formar pare de algo o sencillamente para que se callen un año… Pero no contentos con eso los publicistas españoles sacan tonterías como las black week o de más anglicismos que hacen totalmente ridículo el anuncio.

    Desde luego yo evito comprar en estas fechas tan frenéticas por que es como si fuera temporada de caza para los timadores que con suerte la mayoría lo hacen de forma «legal», pero vamos para el estrés que nos meten mínimo debería ser un 50% de rebajas, será que gastan tanto en publicidad que luego no se lo pueden permitir… sin duda yo prefiero a como estaba regulado antes de «toda la vida» el periodo de rebajas, 2 veces al año las de Enero y las de Verano, esas si que tenían un bonito efecto, pues no es como ahora que parecen que estén todo el año con descuentos y tengamos que hacer complejas fórmulas para saber si realmente estamos encontrado un buen precio.

    Sin duda prefiero comprar «unos euros más caro» que al final son los que puede ser el gasto de envío… en el comercio local, donde si tengo un problema no me rompo la cabeza, voy al día siguiente y se lo cuento al dependiente y me da una solución. Nada de hacer «el baile de la lluvia» para saber cuando me responderán a un email, voy a la tienda y ahí está el producto tangible y que me llevo a casa ese mismo día. Y sobre todo, lo que pago en ese comercio sé que irá íntegramente a la economía local y tributará los impuestos en mi localidad, no como Amazon que se la suda si eres feliz con la compra, sencillamente te ponen el banner «black friday» en la web y o sorpresa, la mayoría de cosas que buscas ni tienen oferta y las que tienen oferta es de un irrisorio 5% o 15%, como si fueras un cerdito al que le dan los restos.

    Por lo insultante que resulta el black friday al consumidor, yo sencillamente paso de comprar en esta época, no me gusta comprar bajo presión y mucho menos voy a comprar si tengo una cuenta atrás, no me merece la pena gastar mi capital si me están coaccionando ya que quitan uno de los pocos «placeres» que te puede dar el capitalismo «la experiencia de comprar», ¿Tener que pelarme con otros compradores para conseguir una unidad de las existencias «stock» de un producto? no gracias, que no me están haciendo un favor, que para algo me lo cobran.

  • Rafael

    +1

  • Oclord

    Amazon y las demás tienen ofertas muy buenas en muchos otros momentos del año, yo he visto telefonazos en Amazon a un precio increíble no pocas veces, el Black Friday tiene sentido en USA, donde si puedes encontrar gangas si eres rápido y fuerte y puedes abrirte paso a codazos en las tiendas, pero el Black Friday que nos llega a los demás países o la Black Week dan pena.

  • Trunchux

    Sin dudarlo el Viernes Negro es tan puta estafa como los días sin IVA. Tooooodo son burdas tretas y ardides comerciales para pescar con sus grandes redes a todos los besugos que puedan. Y tan solamente algunos peces más listos saben escabullirse del anzuelo.

  • Eduardo

    @J.Pomeyrol… tal cual… esto cada vez se vuelve mas una tomadura de pelo… por eso creo que cada vez mas hay sitios dedicados a hacer seguimiento a los precios de los artículos… es increíble como todo es planificado coincidentemente cuando se acercan los precios » se inflan de forma milagrosa «, y en la fecha cuesta entre 25 a 75% menos….

  • mat1986

    Ah caray, pensé que lo de los precios inflados pasaba acá en Chile nomás. Ahora veo que en países del primer mundo también pasa lo mismo 🤷‍♂️

  • Jess Fern

    No sólo es que las ofertas sean escasas e irrisorias, es el tormento publicitario y mediático que se monta ya un mes antes. Los anuncios, los millones de correos, los foros ardiendo de milles de usuarios que buscan chollos inexistentes… Hacen faltas más artículos como este, no te disculpes por decir verdades como puños. Si el Black Friday y sucedáneos da pena hay que decirlo. No servirá de nada porque la gente está atontada, pero al menos nos queda el desahogo.

  • DIEGO PB

    Yo he comprado 0. Y lo tenía claro. Pero fin alguién que lo dice claro, aunque después diga que ha comprado. Yo compré hace años, pero de ninguna manera caí en las locuras del consumismo. Es como una burbuja. Como con las series y tal, parece que estamos obligados, que no, que vemos las buenas y compramos lo bueno, o lo que no guste, pero no tenemos que picar en casi todo.
    Porque de lo que hay, al menos este año, novedades la justitas, es comprar por comprar. Una novedad es que salga un robot accesible para mucha gente, que te haga las tareas de la casa y la comida. Eso si es novedad. Y desde la exageración todo lo demás es consumismo en bucle.

  • Evaristo Sancristobal Gomez

    Más razón «que un Santo». He mirado varias cosas…entre ellas una televisión lg 32lm6300pla que llevo «siguiendo» ya varios meses en varias tiendas online…y SORPRESA estaba más barata hace 2 meses que en estos días…vamos un TIMO total. He comprobado incluso algunas tiendas (por ejemplo Media Mark y alguna de Amazón) que la subieron 15 ó 20 días antes para dejarla más o menos con la OFERTAZA al precio que la tenian 2 meses antes. UNA VERGUENZA y un TIMO TOTAL.

  • Totalmente de acuerdo, yo también lo pensé pero dije: «a lo mejor soy yo que soy muy grinch xD»

Lo más leído