Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

El MacBook Air M2 pierde rendimiento por exceso de calor

Publicado

el

Apple renovó recientemente los MacBook Air y el MacBook Pro de 13 pulgadas con el nuevo SoC M2, un chip de nueva generación que mantiene la configuración de CPU de 8 núcleos dividida en dos bloques, uno de cuatro núcleos de alto rendimiento y otro de cuatro núcleos de alta eficiencia, y que viene acompañado de una GPU de hasta 10 núcleos gráficos.

El caso es que los MacBook Air de 2022 que utilizan el SoC M2 cuentan con un sistema de refrigeración pasivo, es decir, totalmente sin ventiladores, mientras que el MacBook Pro de 13 pulgadas que monta dicho chip utiliza una solución de refrigeración activa, compuesta por un ventilador que acelera el proceso de enfriamiento y evita que el calor se acumule.

Utilizar un sistema de refrigeración pasivo tiene ventajas, ya que este no se ve afectado en gran medida por el paso del tiempo y la acumulación de polvo y suciedad, y ofrece un funcionamiento totalmente silencioso. Sin embargo, también tiene sus desventajas, y es que es capaz de disipar una menor cantidad de calor, lo que puede dar pie en ciertas situaciones a problemas bastante marcados de «thermal throttling», es decir, a una pérdida de rendimiento por exceso de calor.

MacBook Air 2022

El MacBook Air M2 sufre pérdida de rendimiento por exceso de calor

Y el problema no es nuevo, también se produjo en el MacBook Air con chip M1, presente en los modelos de 2020. El salto a la arquitectura ARM y el desarrollo de chips personalizados fue todo un acierto por parte de Apple, sobre todo por el salto que le ha permitido en términos de rendimiento, consumo y temperaturas de trabajo. Sin embargo, Apple no ha acertado en los sistemas de refrigeración que ha utilizado en su línea MacBook Air, y las pruebas de rendimiento que ha realizado The Verge lo confirman.

El MacBook Air con chip M1 caía de los 6.803 puntos en Cinebench R23 (prueba multihilo) en la primera ronda a los 5.369 puntos tras un ciclo de 30 minutos. En el caso del MacBook Air con chip M2, la caída es también muy marcada, ya que pasa de los 7.706 puntos a los 6.767 puntos. Esta claro que es un problema de pérdida de rendimiento por calor excesivo, ya que el MacBook Pro de 13 pulgadas, que monta el chip M2 y un sistema de refrigeración activa, no solo no pierde rendimiento sino que mejora su puntuación en el ciclo de 30 minutos.

Con todo, hay que reconocer que Apple ha conseguido reducir la pérdida de rendimiento por calor frente a la generación anterior, ya que en términos comparativos el MacBook Air M2 pierde menos rendimiento que el MacBook Air M1. Entiendo que prescindir del ventilador mejora la experiencia de uso en ciertos aspectos, ya que reduce el peso y permite un diseño más ligero y delgado, pero al mismo tiempo obliga al usuario a asumir una pérdida de rendimiento considerable.

No quiero terminar sin recordaros que, además, el MacBook Air de 2022 también ha estado rodeado de una cierta polémica por la lentitud del SSD de su configuración base frente al modelo de la generación anterior.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído