Análisis: Dissidia Final Fantasy NT PS4

Análisis: Dissidia Final Fantasy NT PS4
22 de febrero, 2018
Total



7

  • Historia
  • Jugabilidad
  • Online
  • Gráficos
  • Música

Lanzado en las máquinas arcade japonesas y posteriormente adaptado para PS4, nos llega Dissidia Final Fantasy NT, la tercera entrega de esta saga de luchas tipo arcade de Square Enix y Koei Tecmo. Por primera vez en lanzarse para consola de sobremesa, lo primero que hay que aclarar es que no se trata de otro Dissidia más, notándose un gran cambio en la fórmula del juego respecto a los dos anteriores y desprendiéndose del factor RPG.

 

Renovado sistema de batallas

En esta entrega contaremos como novedad con un renovado sistema de batallas que se centra en combates de 3vs3 con un ritmo de lucha muy medido. No obstante, podremos también disfrutar del clásico modo 1vs1 que ya conocemos, e incluso de batallas 2vs2, aunque fuera del modo principal.

A diferencia de otros recientes lanzamientos de este tipo, Dissidia Final Fantasy NT se basa en combates más lentos y orquestados, en los que no encontraremos “combos interminables”, y en los que se premiará un buen control de esquiva y bloqueo, así como el saber medir el alcance y timing de los ataques. Y es que el “machacar botones” no hará más que penalizarnos, ya que los personajes cuentan con un pequeño tiempo de recuperación tras lanzar y fallar los ataques, en el que seremos un blanco fácil para nuestros contrincantes.

Los controles básicos son bastante sencillos e intuitivos, contamos con dos tipos de ataques y de medidores: bravura y vitalidad. Los ataques de bravura no afectan a la vitalidad de los personajes, si no que sirven para aumentar nuestro propio medidor y disminuir el de los enemigos; este medidor de bravura a su vez está relacionado con los ataques de vitalidad, que sí restarán vida al oponente en igual medida que nuestro medidor, que bajará de nuevo a cero, y que volverá a su valor inicial tras unos segundos.

También nos hemos encontrado con un modificado sistema de habilidades EX, con una habilidad única para cada personaje; y la capacidad de personalización de dos habilidades extra (a elegir entre 25 distintas que incluyen ofensivas, defensivas o de apoyo tanto personales como para el equipo), que le dan un factor de complejidad extra y que suponen un buen incentivo a la hora de aumentar la jugabilidad.

Como en las entregas anteriores, contaremos con un sprint que nos permitirá cargar contra los enemigos, huir de ellos, e interactuar con el escenario para trepar y andar por las paredes; un pequeño dash para esquivar ataques, y un bloqueo sólo para los ataques de bravura. Utilizar el sprint consumirá nuestra barra de stamina, por lo que no se podrá usar de forma continua, un buen detalle para permitir que las batallas no se queden estancadas.

Los modos de batalla se dividen principalmente en online y offline, pudiendo formar tanto equipo con otros jugadores o invitando amigos, como con equipos compuestos por IA.

En el modo online, el eje principal del juego, tendremos las Batallas Clasificatorias, que por el momento sólo incluyen las batallas de 3vs3 en las que combatiremos con otros jugadores de todo el mundo para subir de rango (aparte de conseguir giles y experiencia para los personajes). Y un modo de Batallas Personalizadas en las que podremos crear salas o unirlos a las ya creadas por otros jugadores, que incluye también las batallas de Defensa del núcleo, no disponibles por el momento en modo clasificatorio.

Dentro del local encontramos un poco más de diversidad, con el Modo desafío. En él, tras elegir nuestro personaje y un equipo fijos, deberemos ir superando luchas contra una IA en dificultad ascendente en la que nos darán una recompensa acorde a las dificultad y el numero de batallas que superemos. También tendremos las Batallas Libres, un equivalente a las personalizadas, pero limitado a luchas contra IA, en las que podremos participar tanto en Batallas normales como de Defensa del núcleo; un Modo Práctica, y un extenso Tutorial (bastante recomendable, sobre todo para los nuevos jugadores).

A pesar de lo que se comenta, os podemos confirmar que actualmente el juego no permite rotar y cambiar el control entre los personajes de nuestro equipo cuando juguemos en solitario contra IA. Tampoco contaremos con esta opción en el Modo Historia, en el que para algunas batallas sí podremos elegir al personaje que queramos usar y a nuestro equipo, pero no cambiarlos.

En cuanto al modo online, personalmente nos ha funcionado bien la mayor parte del tiempo, habiendo sufrido lag y cortes tan sólo durante alguna partida. Han sido muchos los jugadores que han estado experimentado largos tiempos de espera para encontrar equipo, mucho lag y retardo durante las batallas, e incluso desconexiones.

 

Modo historia

La historia está ambientada como un continuación de los anteriores juegos, en la que unos nuevos dioses, Materia y Spiritus han invocado a los héroes y antagonistas a luchar para mantener esta dimensión viva. A diferencia de los anteriores juegos, los personajes sí han mantenido sus recuerdos, y tratarán de descubrir más sobre este mundo y los nuevos dioses que les invocan a luchar para poder volver a casa.

A diferencia del típico modo historia de otros juegos de lucha, no nos encontraremos con una línea histórica para cada personaje, sino que será un hilo único, dividido en varios caminos pero con un final único. Sin embargo, Dissidia Final Fantasy NT cuenta con un modo historia distinto a los encontrados en las anteriores entregas, desapareciendo por ejemplo el “mundo abierto” del Dissidia 012, centrándose en un tablero en el que encontraremos vídeos y batallas jugables (estas segundas en bastante menor cantidad).

Para poder avanzar en este tablero, deberemos conseguir tokens de Memorias, que obtendremos únicamente subiendo el nivel de jugador, ganando experiencia en las batallas en el resto de modos.

 

Más personajes, más escenarios

En lo que respecta a personajes, Dissidia NT cuenta con la presencia de veintiocho personajes iniciales, entre los que se incluyen los héroes y villanos de los anteriores títulos, así como las nuevas incorporaciones de Y’Shtola Rhul (Final Fantasy XIV Online), Noctis Lucis Caelum (Final Fantasy XV), y la aparición de personajes de otros juegos alternativos de la saga como Ramza Beoulve (Final Fantasy Tactics) y Ace (Final Fantasy Type-0).

Además, los desarrolladores han anunciado que irán añadiendo nuevos personajes al juego mediante actualizaciones, con objetivo de llegar hasta los cincuenta personajes, tratando de recuperar a todos los personajes presentes en las anteriores entregas de Dissidia.

Como novedad, también se han incluido categorías para los personajes, dividiéndolos en Hostigadores (con movimientos y ataques rápidos), Vanguardias (más lentos pero devastadores), Conjuradores (centrados en el ataque a distancia) y Especialistas (con roles y habilidades más específicas).

Y es que en este aspecto la variedad de estilos de combate que se presenta es enorme. Dentro de cada una de las clases, cada personaje tendrá un estilo distinto de combate, mostrándonos muchos movimientos icónicos de sus propios juegos.

Pero no sólo tendremos a los personajes, podremos luchar en varios de escenarios reconocibles de los juegos a los que estos pertenecen como la próximamente remasterizado Midgar (FFVII), la pradera prometida (FFVIII) o la isla Besaid (FFX). Todos los escenarios cuentan además con una transformación del entorno durante las batallas, una vez consumido la mitad del tiempo o al llegar a 2/3 la barra de vitalidad de los equipos, en las que los más veteranos reconocerán las escenas de los propios juegos.

Gráficos, música y efectos

Con diferencia el mayor punto fuerte de este juego. Este título cuenta con una impresionante remasterización de los clásicos personajes de la saga Final Fantasy, así como de las invocaciones, los escenarios y los efectos de combate.

Dentro del contenido añadido, tendremos también la posibilidad de cambiar la estética de los personajes y sus armas, incluyendo no sólo cambios de color, si no también algunos trajes o estéticas reconocibles de los propios juegos de Final Fantasy y otras entregas de Square Enix.

Podemos oír diversos temas de batalla de los juegos de Final Fantasy, así como los temas propios de Dissidia, todos ellos compuestos y reinterpretados por Takeharu Ishimoto, junto con su banda The Death March en los temas más rockeros, y con la London Symphony Orchestra. Además de estas nuevas pistas, incluye también los temas originales de los 17 juegos de la saga, pudiendo personalizar y crear nuestras propias listas para las batallas.

Con un doblaje sólo en japonés e inglés, el hecho de que nos encontremos con las voces de algunos dobladores recurrentes y de los juegos originales es un buen detalle. Este doblaje incluye además un gran número de frases que podremos utilizar durante el combate y en el menú del modo personalizado en online.

Estos contenidos se podrán desbloquear mediante la compra con guiles, que obtendremos durante la progresión y las batallas en el juego (por el momento no hay una opción de compra con dinero real), o mediante el desbloqueo de cofres, que conseguiremos como recompensa al ir subiendo el nivel del jugador y de los personajes.

 

Conclusiones

Aunque cualquiera puede jugarlo y disfrutar, Dissidia Final Fantasy NT es un juego claramente dirigido principalmente a los fans de la saga Final Fantasy. Si bien cuenta con un buen sistema de combate, aún se alcanza a notar que es una adaptación de la versión arcade japonesa, siendo los controles algunas veces algo más incómodos, y sintiendo que la parte de la historia queda poco desarrollada, dando la impresión de no estar tan elaborada como debería y dejando con ganas de más. El actual estado del online, que podría considerarse la parte central del juego, afecta bastante a la jugabilidad, llegando a hacer imposible jugar en los peores momentos.

En resumen se trata de un título bastante entretenido, gráfica y musicalmente sobresaliente, con una buena jugabilidad y una gran cantidad de contenidos desbloqueables.

  • Share This