Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

AMD Radeon VII ya está aquí, ¿pero qué pasa con Radeon Navi?

Publicado el

Ayer se produjo la llegada de la AMD Radeon VII al mercado general, un lanzamiento muy esperado que, sin embargo, nos llevó a preguntarnos qué pasa con Radeon Navi.

Como recordarán la mayoría de nuestros lectores la AMD Radeon VII se perfila como el paso previo a la llegada de la generación Radeon Navi. Ambas tienen un punto en común muy importante, el proceso de 7 nm, un avance muy grande frente a los procesos actuales de 14 nm y 12 nm, pero también presentan una enorme diferencia: la arquitectura.

La AMD Radeon VII está basada en la arquitectura GCN 5.0, la última interacción de la conocida arquitectura que debutó con las Radeon HD 7000 y que ha dado vida a las consolas de la generación actual, mientras que las Radeon Navi estrenarán una nueva arquitectura.

En efecto, la nueva generación gráfica de AMD no la tenemos representada en la Radeon VII, sino en la Radeon Navi, de hecho será esta última la que dará vida a la GPU de las consolas de próxima generación, conocidas como PS5 y Xbox Two, nombres provisionales ya que todavía no han sido confirmados.

Adiós GCN, hola Navi

No conocemos el nombre de la arquitectura que utilizará AMD en la serie Radeon Navi, pero hay ciertas claves básicas que en general se dan por hecho, ya que constituirán el centro de gravedad de esta nueva generación gráfica:

  • Nueva estructura a nivel de unidades de computación y shaders que permita romper el límite de 64 CUs y 4.096 shaders.
  • Unidades de computación mejoradas para ofrecer un mayor rendimiento.
  • Soporte de mayores frecuencias de reloj sin tener que incurrir en consumos mucho más equilibrados.
  • Utilización de memoria GDDR6 en lugar de memoria HBM2 para reducir costes y lograr precios más atractivos.
  • Proceso de 7 nm, que unido a la nueva arquitectura se traducirá en una mayor eficiencia energética.

Esos cinco puntos son los que definirán a la nueva generación gráfica de AMD, y sí, en líneas generales se espera un salto bastante grande, tanto que algunas voces lo comparan con el que vivimos al pasar de la arquitectura TeraScale 2 (VLIW5) utilizada en las Radeon HD 5000 y HD 6000 a la arquitectura GCN presente en las Radeon HD 7000 y superiores.

¿Cuándo llegará la generación Radeon Navi?

Todavía no tenemos confirmación oficial por parte de AMD, pero las últimas informaciones apuntaban al Computex como fecha de presentación, lo que nos llevaba al próximo mes de junio. Sin embargo, una nueva filtración asegura que dicha fecha ha cambiado, y que debido a un retraso no habrá anuncio oficial hasta octubre de este año.

Tiene sentido, sobre todo teniendo en cuenta que es una arquitectura que todavía está en desarrollo, y que las GPUs que utilizarán tanto PS5 como Xbox Two son versiones semipersonalizadas que no tienen porque contar con un representante exacto en PC. Dicho de otra manera, esas GPUs podrían quedar como exclusivas para Sony y Microsoft.

Esto ya ha tenido varios precedentes, ya que la GPU de PS4 no tiene equivalente directo en el sector de tarjetas gráficas de consumo general, y lo mismo ocurre con la GPU de PS4 Pro y la de Xbox One X, ya que aunque tienen el mismo conteo de shaders que una Radeon RX 480 y una R9 290, respectivamente, difieren en el número de unidades de rasterizado y en las tecnologías soportadas.

Es importante recordar que AMD no adoptará la misma estrategia que con la Radeon VII, es decir, la serie Radeon Navi no debutará con modelos tope de gama. Las primeras en llegar serán las tarjetas gráficas de gama media dentro de dicha generación, posteriormente veremos las soluciones tope de gama y, finalmente, deberían aparecer alternativas de gama baja.

¿Qué podemos esperar?

Como hemos anticipado la serie Radeon Navi marcará un avance importante en términos de reducción de consumo y de mejora del rendimiento bruto. En informaciones anteriores habíamos visto que el modelo estrella dentro de la gama media podría contar con 2.560 shaders, y que sería capaz de ofrecer un rendimiento casi idéntico al de las Radeon RX Vega 56 y 64, dos tarjetas gráficas que cuentan con 3.584 y 4.096 shaders, respectivamente.

Si esto se confirma la mejora de rendimiento por shader rondaría el 35%. Con respecto al modelo tope de gama hay voces que apuntan a que contará con un total de 5.120 shaders, una cifra impresionante que puesta en perspectiva con todo lo que hemos dicho hasta ahora representaría una mejora de rendimiento aproximada del 60% frente a la Radeon RX Vega 64. A eso habría que sumar el aumento de rendimiento derivado de las frecuencias de reloj, lo que podría llevarnos fácilmente a un 80%.

Son valores aproximados y no definitivos, pero nos sirven como punto de partida para tener claro qué podemos esperar de la serie Radeon Navi. Si estas previsiones se cumplen ese modelo tope de gama con 5.120 shaders sería un 10% más potente que una RTX 2080 TI. Sé que no es una diferencia enorme, pero es algo que habría que poner en relación con el precio de venta.

Según las últimas informaciones AMD buscará ofrecer un precio equilibrado para mejorar su cuota de mercado con Navi. El modelo de gama media con 2.560 shaders rondará los 200 dólares, y el tope de gama con 5.120 shaders posicionará en unos 600 dólares. Números muy atractivos, sobre todo si tenemos en cuenta que una RTX 2080 TI Founders Edition cuesta 1.199 dólares.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído