Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Sony dice adiós a PS Vita, también en Japón

Publicado el
Sony dice adiós a PS Vita

Sony dice adiós a PS Vita, cancelando la producción de los dos modelos de su consola portátil que todavía conservaba para el mercado japonés. Errores propios, Nintendo y la competencia de móviles inteligente, firman la crónica de una muerte anunciada.

PS Vita tenía todo para triunfar, un hardware de gran nivel, soporte masivo inicial de los grandes desarrolladores y el apoyo de un gigante tecnológico con millones de yenes para desarrollo y marketing. Tras un arranque notable a finales de 2011, los juegos triple AAA comenzaron a escasear y las ventas no acompañaron.

Solo tres años después, Sony reconoció que no era el éxito comercial que esperaban y aunque prometió que no la abandonarían, redujeron su apoyo a términos “legacy”, utilizado cuando una consola deja de ser clave para una marca. Como ocurre con el lanzamiento de un nuevo modelo y se mantiene la comercialización del anterior. Véase PS3 en el lanzamiento de PS4.

La diferencia es que para PS Vita no se planeó reemplazo alguno. Aunque las ventas en Japón y algunas partes de Asia se acercaron a las del líder del segmento, Nintendo, en el global mundial quedó muy por debajo de las 3DS. Sin ventas, los desarrolladores abandonaron el interés por la consola lo que fue el principio del fin.

El pasado mayo, Sony anunció que dejaría de fabricar juegos en formato físico para PS Vita en 2019 y, finalmente, la firma anunció en el Tokyo Game Show de septiembre la finalización completa de la producción para el 31 de marzo de 2019. Sony canceló también cualquier tipo de reemplazo con una explicación obvia para el sector: «no vemos un mercado suficiente para seguir la línea de consolas portátiles».

Las razones las conoces. El auge de tablets y smartphones han provocado una crisis enorme en otros dispositivos de mano. Las ventas de cámaras fotográficas compactas para gama de entrada han caído en picado y otro tanto ha sucedido con las consolas portátiles. Nintendo ha tenido que rebajar sus previsiones de venta los últimos años y Sony dice adiós a PS Vita definitivamente.

El juego en movilidad no pasa por las consolas portátiles. Un smartphone actual es mucho más potente que una consola (y más versátil) y puede ejecutar cualquier tipo de juego móvil. Los desarrolladores están en iOS y Android y solo Nintendo con desarrollo propio puede capear el temporal. Los servicios de juego en nube como el Project Stream que vimos ayer, permitirá la independencia del tipo de dispositivo para la ejecución de videojuegos. En este escenario habrá poco mercado para una consola portátil a pesar de su comodidad y especialización.

Lo más leído