Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Kia ProCeed GT 2019, suelo

Publicado el
Kia ProCeed GT 2019

«Nunca olvido una cara, pero con usted haré una excepción». Groucho Marx (El hotel de los líos, 1938)

María ha vuelto a pasar sin querer (o no) por delante de esa esquina del centro aunque no le pille de paso, aunque tenga prisa por volver al trabajo. Ha quedado para comer con unas amigas y de repente ha cogido el móvil para mirar la hora y con una sonrisa se ha despedido, se tenía que ir. Ha pagado con prisas, ha jugueteado con el pelo como cuando está nerviosa. Porque lo estaba. Y sus pasos le han llevado más deprisa de lo que ella quería a ese lugar de la ciudad que le atrae como un imán. Hacia esa esquina. Pero antes de pasar ha aminorado el paso sujetando fuerte la correa del bolso. Y ha vuelto a juguetear con el pelo.

Justo antes de pasar por delante se ha colocado las gafas y su mirada se ha dirigido al suelo. Escucha las voces de la gente que se cruza sin verles la cara. Idiomas de otros lugares que se pasean por el centro preguntándose dónde están, adonde irán después, admirando la ciudad bañada por el sol. Algunas risas, toses, estornudos. Oye el ruido del semáforo que indica a los invidentes si pueden pasar o no. Y entonces se da cuenta que ese es el semáforo de la esquina. Sin saber cómo se le ha acelerado el corazón. De repente María se para y levanta la mirada. El gato está ahí, tras la virtina, observándola. María sonríe. Hoy no pasará de largo.

Combinar deportividad y practicidad es una de las obsesiones que de cuando en cuando inundan las mesas de los ingenieros y diseñadores de las marcas de coches. Son modelos que quieren atraer a aquellos conductores que necesitan espacio y racionalidad a la vez que buscan las emociones que puede brindarles un coupé.

Ficha técnica

Hace tiempo que se van desgranando distintas propuestas para este tipo de compradores como los SUV más deportivos, monovolúmenes con garra y los ya veteranos sportwagon, combinación entre ranchera y coupé. Con el ProCeed la coreana Kia a entrado de lleno en este tipo de propuesta con un toque muy particular. Esta versión deportiva del nuevo Ceed toma el testigo de la anterior generación llamada Pro_cee’d pero con una filosofía más cercana a los mencionados sportwagon.

Línea deportiva

De esta forma el nuevo ProCeed (el nombre se ha simplificado por motivos de marketing) ofrece una carrocería de cinco puertas y un gran portón trasero frente a la línea de coupé de tres puertas de su antecesor el Pro_cee’d. Es un diseño totalmente distinto del Ceed Tourer, la versión familiar del nuevo Ceed, y es incluso algo más largo y desde luego bastante más bajo que éste.

Mientras que el frontal de esta versión es prácticamente idéntico que el del Ceed (de por si con un aspecto bastante deportivo) la línea del coche es más dinámica, sobre todo en la parte trasera con un portón que desciende pronto y con un ángulo muy acusado para darle un aspecto todavía más deportivo a su silueta.

Si nos fijamos en la parte trasera ésta sí tiene cambios con unos gupos ópticos más afilados que se extienden sobre la matrícula en una línea roja. El portón, como hemos adelantado, tiene una superficie acristalada muy extensa y se encuentra muy inclinado, lo que no le impide como veremos más adelante ofrecer un espacio de carga más que respetable.

Interior deportivo

En el interior encontramos menos cambios con respecto al modelo Ceed, pero son significativos y van en general encaminados a proporcionar esa imagen deportiva que es fundamental para complementar la filosofía del coche. El ProCeed tiene por ejemplo detalles en metal en las molduras de las puertas, el revestimiento del techo en color negro y en la tapicería y otros elementos en los que se usa tela como el fuelle del cambio o el revestimiento del volante se ha utilizado una costura de color rojo.

El acabado GT line, que es el básico para el ProCeed, proporciona algunos elementos de acabado superiores al resto de la gama Ceed. En el caso de la unidad que probamos el acabado era el GT, que es un escalón superior. Uno de los elementos diferenciales de este acabado son los asientos delanteros, que envuelven mejor y tienen un tacto excelente, además de lucir los pespuntes rojos que aparecen en otros detalles del interior como ya apuntamos.

Otro detalle importante es la forma del volante, achatado en la parte inferior como el del Kia Stinger para dar otro toque de dinamismo al conjunto además de cierta utilidad para poder realizar giros más rápidos sin que estorben las piernas cuando realicemos una conducción algo más deportiva en carreteras con muchas curvas.

Espacio interior

En cuanto al espacio es muy bueno en las plazas delanteras, con una separación entre el conductor y el acompañante bastante grande con respecto a otros coches similares. En la parte trasera la capacidad no es tan grande pero dos personas incluso de cierta estatura viajan con comodidad, un tercero lo tiene difícil. Algo problemático el espacio para las piernas ya que además la altura para meter los pies bajo los asientos delanteros no es demasiada.

El resto de detalles como la instrumentación, los huecos para alojar objetos o los acabados son en general los mismos que en el nuevo Ceed y el nivel es alto para la categoría del coche. Una excelente pantalla de ocho pulgadas en la parte superior del salpicadero es también la misma y controla un sistema de información y entretenimiento de buena calidad.

Instrumentación

La instrumentación es la misma que en el Ceed lo que decepciona un poco ya que esperábamos un guiño a la deportividad en este aspecto. Por lo demás se trata de indicadores que dan una información muy clara y legible que funcionan de forma impecable con una pantalla de información complementaria entre ellos también muy competente.

Uno de los puntos fuertes del coche es sin duda el maletero, que además de dar el toque de familiar deportivo por su línea ofrece un muy buen espacio de carga. La capacidad es de 594 litros de acceso muy fácil y cómodo gracias a la altura del coche y a que el portón se abre dejando un gran hueco para cargar cualquier tipo de bultos. La capacidad es comparable a algunos familiares clásicos de tamaño similar, lo que es un mérito teniendo en cuenta el diseño deportivo del coche.

Prestaciones

Un elemento fundamental de este tipo de modelos es por supuesto su comportamiento y prestaciones y con los 204 caballos como credenciales para empezar a evaluar a este coreano parece que no va mal encaminado. Además de este motor con caballaje respetable esta versión equipa además unas suspensiones más duras y una dirección más directa.

Una vez al volante hemos podido comprobar el carácter del motor. Se trata de un propulsor silencioso y potente, más progresivo y musculoso que rabioso por lo que es posible conducir rápido pero las reacciones no son del todo deportivas hasta que no llegamos a la parte más alta del cuentarrevoluciones. Nos parece un buen equilibrio para poder realizar viajes sin tener que «domar» a un motor nervioso y reactivo y a la vez tener potencia de sobra para una conducción más dinámica.

El comportamiento del coche en curva es impecable, pero nuevamente las reacciones son más seguras y tranquilas que deportivas y es dificil buscarle las cosquillas. En modo Sport la dirección es algo más directa y el acelerador más sensible y parece incluso que se modifica el sonido del escape por lo que la diferencia de comportamiento es notable y sí que roza lo deportivo.

Conclusiones

El nuevo ProCeed en su versión GT es un coche potente y con suficientes tintes deportivos como para clasificarle como divertido, pero que no renuncia a la practicidad con un maletero muy grande, buena habitabilidad y una mecánica que permite viajar sin tensiones y de forma muy cómoda. El consumo algo alto pero es uno de los sacrificios que hay que hacer si se quiere un coche con cierta alma deportiva.

Nos ha parecido un acierto tanto el aspecto como lo detalles que le dan ese toque racing, incluido el agradable sonido del escape cuando ponemos el coche en modo sport. Es una interpetación del concepto de SportWagon que nos ha resultado especialmente acertada, aunque desde luego se trata de un coche menos deportivo y más tranquila que las propuestas de otros fabricantes.

Valoración final
8 NOTA
NOS GUSTA
Buenos acabados
Buena habitabilidad
Gran maletero
A MEJORAR
Consumo algo alto
RESUMEN
Uno de los compromisos más conseguidos entre deportividad y practicidad con un buen maletero
Prestaciones8
Diseño8.5
Consumo7
Confort8
Sistema de infoentretenimiento8.5

1 comentario
  • Jose

    El Proceed mide 4,60m, ese dato será de la versión GT 5p, porque el Kia Proceed GT solo está disponible con un motor gasolina de 200CV, el resto son GTline

Top 5 Cupones

Lo más leído