Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

PS5 no es una consola 4K y 60 FPS, Demon´s Souls Remake lo confirma

Publicado

el

El análisis técnico de Demon´s Souls Remake confirma lo que os venía diciendo desde hace tiempo, que PS5 no es una consola 4K en sentido estricto. Entiendo que esto no gustará a los fans más acérrimos Sony, pero es la realidad, y no solo no podemos obviarla, sino que debemos asumirla cuanto antes para evitar malentendidos y decepciones.

A nivel de hardware está claro que PS5 representa un salto importante frente a PS4, pero debemos tener en cuenta que estamos comparando una consola lanzada en 2013 con un sistema que llegará en 2020. Hay una diferencia temporal de siete años, así que es normal que las diferencias a nivel de especificaciones que existen entre ambas sean enormes.

Si comparamos a PS5 con Xbox Series X, la consola de Sony no sale bien parada. La consola de Microsoft tiene una GPU mucho más potente, no solo a nivel de shaders y de geometría, sino también en lo que respecta al hardware dedicado al trazado de rayos.

Eso tiene una explicación que ya os adelanté en este artículo dedicado a la edición especial de Devil May Cry 5 para consolas, y es que la aceleración de trazado de rayos que utilizan las GPUs RDNA de nueva generación se lleva a cabo a través de las unidades de texturizado. Dado que Xbox Series X tiene más unidades de textura que PS5 la conclusión es evidente, tiene mayor potencia en trazado de rayos.

Sony hizo mejor las cosas con PS4, pero con PS5 la compañía nipona se ha equivocado y ha dado forma a una consola que, a nivel de potencia bruta, queda muy por detrás de Xbox Series X. Obvia decir que esto se va a dejar notar en juegos multiplataforma, y también podríamos ver diferencias marcadas en los grandes exclusivos de ambas plataformas.

PS5 no es una consola 4K: el peso de la nueva generación

PS5 no es una consola 4K

Los chicos de Digital Foundry lo han confirmado con el análisis que han hecho de Demon´s Souls Remake. El último tráiler que publicó Sony centrado en dicho juego funcionaba en resolución 1440p y mantenía una tasa de 60 fotogramas por segundo, según dicho medio.

La diferencia que en términos de calidad gráfica es enorme, pero también es perfectamente comprensible, ya que el Demon´s Souls original fue un juego desarrollado para PS3, una consola que está dos generaciones por detrás de PS5. La resolución que hemos dado es nativa, y los valores de 60 fotogramas por segundo se mantienen estables.

Decir que PS5 no es una consola 4K no sería un problema en sí mismo si no fuese por el hecho de que Sony promocionó a PS4 Pro como una consola 4K, y también porque su sucesora no solo ha sido considerada también como una consola 4K, sino que algunos medios han llegado a decir que podría mover juegos en 8K y de alcanzar tasas de hasta 120 fotogramas por segundo.

Desde el momento en el que vi las especificaciones de PS5 empecé a temerme lo peor, y tras ver el rendimiento que logró dicha consola con la demo del Unreal Engine 5 tuve claro que este sistema no iba a estar a la altura de la enorme burbuja que se había creado a su alrededor. Por si alguien tiene dudas, os recuerdo que esta consola solo podía mover dicha demo en 1440p dinámicos manteniendo 30 fotogramas por segundo no estables.

Volviendo a la demo de Demon´s Souls Remake, Digital Foundry indica que el juego tiene datos que apuntan a un modo opcional con resolución 4K. No está confirmado si dicha resolución se alcanzará de forma nativa o si será reescalada, pero algunos desarrolladores ya dijeron claramente que PS5 apostará por el falso 4K, así que podría ser dinámica o reescalada. Lo que sí podemos dar por hecho es que para activar dicho modo tendremos que conformarnos con 30 fotogramas por segundo.

Lo dicho, PS5 no es una consola 4K y 60 FPS, ¿pero qué hay del trazado de rayos? En su momento se comentó que Demon´s Souls Remake iba a utilizar dicha tecnología aplicada a sombras, pero Digital Foundry no ha podido confirmar su presencia en este tráiler. ¿Significa esto que finalmente no ha podido ser implementada? Puede ser, pero también cabe la posibilidad de que la opción rendimiento prescinda de ella para mantener esos 60 fotogramas por segundo.

Como cabía esperar, el SSD de PS5 se aprovecha de una manera magistral para reducir los tiempos de carga a un segundo. Esto elimina casi por completo las esperas, y permite una experiencia de juego claramente superior.

Quiero terminar con una conclusión importante que, espero, os ayude a afrontar la llegada de las nuevas consolas con una perspectiva realista. Siempre que se ha anunciado una nueva generación se ha inflado una burbuja que, al final, acaba explotando, y PS5 y Xbox Series X no son una excepción.

PS5 no es una consola 4K y 60 FPS, y es probable que Xbox Series X tampoco lo sea. Esto es perfectamente comprensible, ya que no se pueden comparar a un PC de gama alta, y también debemos tener en cuenta que ambas consolas no tienen como objetivo mover juegos de la presente generación, sino que deben mover títulos de nueva generación que, obviamente, serán mucho más exigentes a nivel de hardware.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído