Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Cinco tarjetas gráficas que están envejeciendo muy bien, y cinco que no

Publicado

el

Incluso las tarjetas gráficas más potentes tienen, como cualquier otro componente de PC, un ciclo de vida determinado, aunque en su caso este no se limita únicamente al tema del rendimiento y a la arquitectura, sino que también se ve afectado por el soporte a nivel de drivers, una cuestión que, como ya hemos podido ver en numerosas ocasiones, es más importante de lo que parece.

Puede que determinadas tarjetas gráficas sigan ofreciendo un alto nivel de rendimiento, o que tengan unas especificaciones a nivel de hardware que deberían ser sinónimo de una elevada potencia, pero si el soporte a nivel de drivers no es bueno, puede que su desempeño real acabe siendo muy pobre, o que incluso sean incapaces de mover determinados juegos. Recientemente, hemos podido ver un ejemplo de esto con la Radeon VII, una tarjeta gráfica muy potente que, sin embargo, daba serios problemas con Resident Evil Village.

Siguiendo con el tema de los drivers, también hemos visto como estos han permitido a ciertas tarjetas gráficas mejorar su rendimiento con el paso del tiempo. Las GTX 16 y RTX serie 20 de NVIDIA, así como las Radeon RX de AMD (series 400-500, Vega y RX 5000), lo han demostrado de forma bastante clara en muchos juegos. Por ejemplo, las GTX 16 y RTX 20 rinden mucho mejor que los modelos equivalentes, en potencia bruta, de generaciones anteriores en juegos como Control, Red Dead Redemption 2 y Cyberpunk 2077, y sí, la clave está en los drivers.

Por otro lado, las Radeon RX 500 han envejecido muy bien, y han mejorado de forma significativa su rendimiento en muchos juegos, algo que también ha ocurrido de manera evidente con las Radeon RX 5000, una generación que llegó al mercado sin hardware dedicado para trazado de rayos, pero que, a pesar de todo, está envejeciendo muy bien.

tarjetas gráficas

Todas las tarjetas gráficas acusan el paso del tiempo, pero no de la misma forma

Está claro que, al final, ninguna tarjeta gráfica es inmune al paso del tiempo, y que al final todas las tarjetas gráficas, incluso las más potentes, acabarán quedando obsoletas. Pesad, por ejemplo, en la antaño todopoderosa GeForce 9800GX2, una tarjeta gráfica de ensueño que montaba dos GPUs y que sumaba la friolera de 1 GB de memoria gráfica (512 MB por núcleo gráfico). Hoy en día no tiene sentido por sus importantes limitaciones, pero en su momento fue «lo más».

Sin embargo, también es cierto que no todas las tarjetas gráficas aguantan igual el paso del tiempo. Algunas envejecen muy bien, y acaban teniendo una larguísima vida útil, mientras que otras terminan perdiendo fuelle demasiado rápido, y eso hace que su rendimiento se reduzca en gran medida antes de lo que cabría esperar.

A veces, esto ocurre por carencias a nivel de hardware que no eran un problema en su momento, otras por su propia arquitectura, y en otros casos puede deberse simplemente a un tema de soporte de APIs, o de drivers. Obvia decir que esos problemas también pueden concurrir de forma simultánea.

Es un tema muy interesante, y muy útil, y por ello he decidido escribir un bueno especial donde descubriremos qué tarjetas gráficas están envejeciendo mejor, y veremos también aquellas que no están teniendo la misma suerte. Esto os ayudará a valorar qué modelos todavía son interesantes, especialmente dentro del mercado de segunda mano, y cuáles no lo son. Como siempre, si tenéis alguna duda podéis dejarla en los comentarios.

Cinco tarjetas gráficas que han envejecido bien

GeForce RTX 2060 de 6 GB

tarjetas gráficas

La verdad es que podríamos incluir a toda la serie GeForce RTX 20 en este punto, pero como el artículo se centra en modelos concretos, he decidido elegir a la GeForce RTX 2060, una tarjeta gráfica que, en su momento, llegó a tener un precio de 260 euros, y que a día de hoy todavía ofrece un rendimiento excepcionalmente bueno.

Especificaciones de la GeForce RTX 2060

  • Núcleo gráfico TU106 en 12 nm.
  • 1.920 shaders a 1.365 MHz-1.680 MHz.
  • 120 unidades de texturizado.
  • 48 unidades de rasterizado.
  • 240 núcleos ténsor para inteligencia artificial.
  • 30 núcleos RT para trazado de rayos.
  • Bus de 192 bits.
  • 6 GB de GDDR6 a 14 GHz.
  • 6,45 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 160 vatios, requiere un conector de 8 pines y una fuente de 500 vatios.

¿Por qué ha envejecido bien? Pues porque ha tenido un buen soporte a nivel de drivers, tiene hardware dedicado para acelerar trazado de rayos y el DLSS de segunda generación le permite mover juegos en 1440p con total fluidez, y en 4K si ajustamos la calidad gráfica.

GeForce GTX 1080 Ti

tarjetas gráficas

Fue una tarjeta gráfica tope de gama que, antes de la crisis dentro del sector gráfico propiciada por el «boom» de las criptodivisas, se podía encontrar por poco más de 300 euros, un precio excelente para una tarjeta gráfica que todavía puede mover juegos en 4K sin problemas.

Especificaciones de la GeForce GTX 1080 Ti

  • Núcleo gráfico GP102 en proceso de 16 nm.
  • 3.584 shaders a 1.480 MHz-1.582 MHz.
  • 224 unidades de texturizado.
  • 88 unidades de rasterizado.
  • Bus de 352 bits.
  • 11 GB de memoria GDDR5X a 11 GHz efectivos.
  • 11,34 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 250 vatios. Necesita una fuente de 600 vatios, un conector de alimentación de 8 pines y otro de 6 pines.

¿Por qué ha envejecido bien? Es cierto que ha perdido algo de terreno en ciertos juegos por una cuestión de drivers, pero mantiene una enorme potencia bruta, de hecho en muchos juegos anteriores a las RTX serie 20 rinde mejor que la RTX 2080, y cuenta con memoria gráfica suficiente para seguir disfrutando de cualquier título actual en 4K. Solo tenemos que afinar un poco los ajustes.

Radeon RX 5700 XT

tarjetas gráficas

Podríamos haber elegido también a la Radeon RX 5700, otra tarjeta gráfica que también ha envejecido de maravilla, pero la verdad es que al final la Radeon RX 5700 XT se merece más estar en esta lista porque ha logrado recortar distancias de forma notable en algunos títulos contra la RTX 2070 Super, una tarjeta gráfica que no era su rival directo.

Especificaciones de la Radeon RX 5700 XT

  • Núcleo gráfico Navi 10 XT en 7 nm.
  • 40 CUs.
  • 2.560 shaders a 1.605 MHz-1.905 MHz en normal y modo turbo.
  • 160 unidades de texturizado.
  • 64 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • 8 GB de GDDR6 a 14 GHz.
  • 9,75 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 225 vatios. Requiere dos conectores de alimentación, uno de 6 pines y otro de 8 pines, y una fuente de 600 vatios.

¿Por qué ha envejecido bien? Pues principalmente por lo bien que se lleva la arquitectura RDNA con numerosos juegos portados de consola, y también por el excelente soporte que AMD le ha dado a nivel de drives. Este modelo no acelera trazado de rayos, pero soporta FSR y tiene todavía una larga vida por delante.

Radeon RX Vega 56

tarjetas gráficas

Esta tarjeta gráfica es todo un ejemplo de cómo el soporte a nivel de drivers puede obrar un auténtico milagro. A pesar de que su arquitectura parte de la «obsoleta» GCN, AMD ha sido capaz de mejorar su rendimiento a través de los drivers de tal manera que consiguió superar a su rival directo, y posicionó muy cerca de un modelo que no era competencia directa, la GTX 1070 Ti.

Especificaciones de la Radeon RX Vega 56

  • Núcleo gráfico Vega 10 XL en 14 nm.
  • 3.584 shaders a 1.156 MHz-1.471 MHz.
  • 224 unidades de texturizado.
  • 64 unidades de rasterizado.
  • Bus de 2.048 bits.
  • 8 GB de memoria HBM2 a 1.600 MHz.
  • 10,54 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 210 vatios, requiere dos conectores de 8 pines y una fuente de 600 vatios.

¿Por qué ha envejecido bien? Por el excelente soporte que ha recibido a nivel de drivers, sobre todo. Cuando llegó al mercado, no lograba superar de forma clara a la GTX 1070, y ahora está casi al mismo nivel que la GTX 1070 Ti. Sigue siendo muy capaz en resoluciones 1440p, y tiene también una larga vida útil por delante.

Radeon RX 580 de 8 GB

tarjetas gráficas

Otra de las tarjetas gráficas que mejor ha envejecido, y en este caso no solo por el buen soporte que ha recibido a nivel de drivers, sino también por la generosa cantidad de memoria gráfica que decidió integrar AMD, y es que esos 8 GB de GDDR5 ya se han dejado notar en más de una ocasión, y lo seguirán haciendo a corto y medio plazo.

Especificaciones de la Radeon RX 580 de 8 GB

  • Núcleo gráfico Polaris 20 XT en 12 nm.
  • 2.304 shaders a 1.257 MHz-1.340 MHz.
  • 144 unidades de texturizado.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 256 bits.
  • 8 GB de memoria GDDR5 a 8 GHz.
  • 6,17 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 185 vatios, requiere un conector de 8 pines y una fuente de 500 vatios.

¿Por qué ha envejecido bien? Gracias al buen soporte que ha recibido a nivel de drivers, ha sido capaz de superar de forma clara a la GTX 1060 de 6 GB, y sus 8 GB de memoria gráfica le permiten marcar la diferencia en algunos juegos, y le aseguran una mayor vida útil. Fue una excelente inversión en su momento.

Cinco tarjetas gráficas que no han envejecido bien

GeForce GTX 1060 de 3 GB

tarjetas gráficas

Cuando llegó al mercado, generó una cierta polémica porque, a pesar de tener unas especificaciones claramente inferiores a la GTX 1060 de 6 GB, la diferencia de precio no era, al principio, todo lo grande que debería ser. Es cierto que, en su momento, ofrecía un excelente rendimiento, y llegó a convertirse en un buen valor cuando bajó de los 200 euros, pero al final, sus 3 GB de memoria gráfica están haciendo que no envejezca nada bien.

Especificaciones de la GTX 1060 de 3 GB

  • Núcleo gráfico GP106 en 16 nm.
  • 1.152 shaders a 1.506 MHz-1.708 MHz.
  • 72 unidades de texturizado.
  • 48 unidades de rasterizado.
  • Bus de 192 bits.
  • 3 GB de memoria GDDR5 a 8 GHz.
  • 3,93 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 120 vatios, requiere un conector de 6 pines y una fuente de 400 vatios.

¿Por qué no ha envejecido bien? Por un lado, el soporte que ha recibido a nivel de drivers no ha sido todo lo bueno que cabría esperar, y por otro lado tenemos el tema de la memoria gráfica. Esos 3 GB ya se quedan cortos en bastantes juegos, incluso aunque juguemos en 1080p, y esto no hará más que empeorar a medio y largo plazo.

Radeon R9 Fury X

tarjetas gráficas

Sin duda una de las tarjetas gráficas tope de gama que peor ha envejecido. Llegó al mercado como una solución revolucionaria que iba a competir de tú a tú con la GTX 980 Ti de NVIDIA, pero AMD creó una solución gráfica desequilibrada que, al final, se ha quedado sin soporte antes que la solución de NVIDIA.

Especificaciones de la Radeon R9 Fury X

  • Núcleo gráfico Fiji XT en 28 nm.
  • 4.096 shaders a 1.050 MHz.
  • 256 unidades de texturizado.
  • 64 unidades de rasterizado.
  • Bus de 4.096 bits.
  • 4 GB de memoria HBM a 1 GHz.
  • 8,6 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 275 vatios, requiere dos conectores de 8 pines y una fuente de 600 vatios.

¿Por qué no ha envejecido bien? Porque no ha recibido un soporte realmente bueno a nivel de drivers, y porque sus 4 GB de memoria gráfica se han quedado cortos, y la han acabado limitando en muchos casos cuando se utilizaba en resoluciones superiores a 1080p. Sigue siendo muy potente si no pasamos de dicha resolución, pero comparada con la GTX 980 Ti no cabe duda de que ha envejecido mucho peor.

GeForce GTX 780 Ti

tarjetas gráficas

Otra de las tarjetas gráficas tope de gama que peor ha envejecido. Cuando llegó al mercado, su enorme conteo de shaders nos dejó boquiabiertos, y prometía potencia suficiente para jugar en 4K sin ningún problema. Cumplió dicha promesa, pero solo durante un breve periodo de tiempo, y pronto empezó a acusar fuentes limitaciones.

Especificaciones de la GTX 780 Ti

  • Núcleo gráfico GK110 en 28 nm.
  • 2.880 shaders a 875 MHz-928 MHz.
  • 240 unidades de texturizado.
  • 48 unidades de rasterizado.
  • Bus de 384 bits.
  • 3 GB de memoria GDDR5 a 7 GHz.
  • 5,34 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 250 vatios, requiere un conector de 6 pines y otro de 8 pines, y una fuente de 650 vatios.

¿Por qué no ha envejecido bien? Pues por varias razones: las limitaciones inherentes de la arquitectura Kepler, que no terminaba de llevarse bien con DirectX 12 y Vulkan, un soporte a nivel de drivers que no estuvo a la altura y una cantidad de memoria gráfica que, hoy por hoy, es claramente insuficiente.

GeForce GTX 690

tarjetas gráficas

La GeForce GTX 690 fue una de las tarjetas gráficas tope de gama más potentes que llegaron al mercado basadas en la arquitectura Kepler. Esta era, en esencia, el equivalente a unir dos GTX 680, lo que significa que, para que desarrollase todo su potencial, los juegos debían contar con soporte multiGPU, es decir, con el conocido modo SLI.

Especificaciones de la GTX 690

  • Núcleo gráfico GK014 en 28 nm (x2).
  • 1.536 shaders (x2) a 915 MHz-1.019 MHz.
  • 128 unidades de texturizado (x2).
  • 32 unidades de rasterizado (x2).
  • Bus de 256 bits (x2).
  • 2 GB de memoria GDDR5 a 6 GHz (x2).
  • 3,13 TFLOPs de potencia en FP32 (x2).
  • TDP de 300 vatios, requiere dos conectores de 8 pines, y una fuente de 700 vatios.

¿Por qué no ha envejecido bien? Porque es una tarjeta gráfica con un consumo y unas temperaturas muy elevadas que tiene todas las carencias de la arquitectura Kepler, y  porque en la mayoría de los casos solo podemos utilizar uno de sus núcleos gráficos, lo que hace que su rendimiento acabe siendo el mismo que tendríamos con una GTX 680.

GeForce GTX 1050

tarjetas gráficas

Fue una de las tarjetas gráficas de mayor éxito dentro de lo que podemos considerar como gama media económica, gracias a su buen rendimiento en resolución 1080p y a su bajo precio, pero no está llevando nada bien el paso del tiempo, y cada vez le cuesta más mover juegos actuales en dicha resolución con una calidad aceptable y una fluidez razonable.

Especificaciones de la GTX 1050

  • Núcleo gráfico GP107 en 14 nm.
  • 640 shaders a 1.354 MHz-1.455 MHz.
  • 40 unidades de texturizado.
  • 32 unidades de rasterizado.
  • Bus de 128 bits.
  • 2 GB de GDDR5 a 7 GHz.
  • 1,86 TFLOPs de potencia en FP32.
  • TDP de 75 vatios, requiere una fuente de 300 vatios.

¿Por qué no ha envejecido bien? Porque en términos de potencia iba, en el fondo, muy justita, y dependía de un buen nivel de soporte a nivel de drivers, y también porque sus 2 GB de memoria gráfica ya se quedan cortos en casi cualquier juego actual.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído