Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

AMD seguiría ganando cuota de mercado en procesadores hasta 2025

Publicado

el

Procesadores de AMD

La firma de investigación Wedbush, a través de su analista Matt Bryson, se muestra optimista en cuanto al futuro de la cuota de mercado de AMD en procesadores, ya que ha estimado que el fabricante de chips no perderá en ese sentido hasta el año 2025. Es más, su predicción señala que seguirá creciendo a costa de su gran rival dentro del segmento, Intel.

Bryson ha expuesto sus predicciones sobre los tres gigantes del chip dentro del espectro x86 en una entrevista concedida a la cadena CNBC, las cuales fueron dichas el día en el que el senado estadounidense aprobó una ley de chips con una propuesta multimillonaria para impulsar la producción de chips estadounidenses, ya que en la actualidad solo Intel es capaz de fabricar productos con tecnología avanzada, mientras que otras compañías como Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) ha ido menguando el dominio el país norteamericano en ese sentido (y para más de uno lo ha doblegado).

AMD, que desde hace años confía la fabricación de sus procesadores en la mencionada TSMC, podría verse beneficiada indirectamente de la ley recientemente aprobada debido a que la compañía taiwanesa podría recibir parte de los fondos para continuar con la construcción de sus instalaciones en el estado de Arizona.

Bryson confía lo suficiente en la fortaleza de AMD como para decir que su cuota de mercado seguirá creciendo en los años 2023 y que como muy pronto su racha se acabaría a principios de 2024. A partir de ese punto parece que todo dependerá de los movimientos que decidan hacer la propia compañía y su gran rival en el sector de los procesadores x86.

Caso aparte es el de NVIDIA, sobre la cual Matt Bryson no es tan optimista a pesar de reconocer que es uno de los gigantes del mercado de procesamiento de gráficos gracias principalmente a su claro dominio en el segmento de la inteligencia artificial. El aparente estallido de la burbuja de las criptodivisas ha reducido la demanda en torno a sus gráficas dedicadas, un hecho que por ahora no se está reflejando del todo en los ingresos ni en el valor de las acciones de la corporación.

En lo que respecta a Intel, Bryson es optimista al creer que esa empresa recibirá muchos subsidios procedentes del gobierno que le permitirán llevar a cabo una hoja de ruta agresiva para renovar sus fábricas de chips. Al igual que TSMC, Intel también se encuentra expandiendo sus instalaciones en Arizona y ha diseñado un nuevo plan de gastos de capital con el que solo planea invertir cuando haya demanda de sus productos. Entre los objetivos está destronar a TSMC como líder de la fabricación de chips por contrato, más viendo que Apple le dio la espalda no hace mucho en favor de sus propios procesadores ARM fabricados por la compañía taiwanesa.

En resumidas cuentas, la nueva ley de chips aprobada en Estados Unidos puede ser un punto de inflexión en el mercado de los procesadores, con Intel y TSMC como empresas que podrían verse beneficiadas (si bien la taiwanesa a buen seguro tendrá que cumplir ciertos requisitos). Intel tiene la oportunidad de emprender una revolución y AMD seguirá teniendo, al menos por ahora, el viento a favor.

Lo más leído