Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Detrás de la industria de los videojuegos

Publicado el
Detrás de la industria del videojuego

Desde nuestra infancia, y acompañándonos durante gran parte de nuestras vidas, muchos de nosotros hemos podido contar con los videojuegos como una forma de ocio, escape, e incluso como una herramienta diferente para aprender o establecer nuevas amistades.

Sin embargo, el rápido y agigantado avance de la tecnología, también reflejado en la industria del videojuego, nos ha llevado a un punto en el que los usuarios nos hemos creado unos estándares demasiado altos, que muchas veces ni los desarrolladores más exigentes son capaces de cumplir.

Y es que si bien antes eran las compañías las que marcaban su propia senda, ahora somos los usuarios los que hemos tomado las riendas. Es por eso por lo que he decidido hacer esta pequeña observación sobre la actual situación de la industria del videojuego.

El precio de los videojuegos

Ya sea por falta de innovación, malas mecánicas y jugabilidad, o la falta de un mayor realismo en los detalles más pequeños del entorno, normalmente el detalle que más castigamos a la hora de valorar un juego, suele ser su precio.

Durante años nos hemos visto acostumbrados a pagar sin problema las nuevas entregas de nuestros videojuegos favoritos. Más tarde, también nos acostumbramos a pagar sus expansiones, las cuales evolucionaron en pequeños packs de contenidos o DLC’s; y finalmente llegaron los contenidos virtuales exclusivos mediante micro-pagos.

Sin embargo, ante unos precios cada vez mayores, y una mayor cantidad de contenidos adicionales disponibles, incluso de forma previa al propio lanzamiento de los juegos ¿realmente estamos ante unos precios justos?

Hace apenas un par de meses, el 14 de septiembre, vimos como la última entrega de la exitosa saga de Lara Croft, Shadow of the Tomb Raider, salía a la venta bajo un precio de 59,99 euros, logrando acumular numerosas y altas valoraciones (incluyendo la nuestra), y mostrando una gran acogida entre los jugadores.

Un mes más tarde, se lanzó en Steam un pack en el que se rebajaban las tres entregas de esta trilogía, que, por su puesto, incluía un descuento bastante suculento de (concretamente un 34%) rebajándolo en poco más de 20 euros.

Descuentos Videojuegos Shadow Tomb Raider

Sin embargo, esta última oferta no tuvo la acogida esperada, desembocando en un boicot de los primeros usuarios, que centraron su indignación en las opiniones de Steam, y provocando que el juego bajase sus valoraciones hasta un dudoso “Variadas”, situándolo así como el peor de la saga.

Horrible. Lo compré, lo disfruté, pero ahora hay un 34% de descuento.” se quejaba uno de los jugadores, “Lo pre-ordené y he recibido menos que alguien que lo ha comprado 40 días después.

Y es que, si bien normalmente recibimos más que gustosos cualquier oferta, es normal que muchos se enfaden al ver cómo un juego recién lanzado que acaban de adquirir, antes de poder siquiera terminarlo, recibe una rebaja tan significativa.

Algo que probablemente se vuelva a repetir con la reciente bajada de precio del polémico Battlefield V, que acaba de anunciar una bajada de 25 euros sobre su precio de lanzamiento, esta vez apenas 10 días después de su estreno.

Llegados a este punto no podemos evitar preguntarnos, ¿están estos precios justificados, o podrían ser menores? Para ello, deberemos ahondar más allá del juego, volviendo hasta el trabajo realizado por los desarrolladores.

El desarrollo de videojuegos

Como bien comentábamos al comienzo de esta noticia, hemos visto como poco a poco el precio de los juegos subía de manera progresiva, pero esto no implica necesariamente que las compañías estén sacando más dinero con nosotros.

Desarrollo Videojuegos

Todo juego que llega a nosotros lleva detrás un enorme esfuerzo por parte de sus desarrolladores, y un gasto en recursos y salarios que incluye a toda la gente que interviene en el proceso para lograr que estos videojuegos lleguen a nosotros.

Sin embargo, aparte de estos gastos, existen otros factores externos que sí provocan una subida adicional de los precios.

Un estudio realizado hace unos meses mostró que España es el cuarto país de Europa en el que más videojuegos se consumen, llegando a posicionarse incluso entre el Top 10 a nivel mundial; pero también se trata de uno de los países europeos donde más caro resulta comprar videojuegos. Más concretamente, los gamers españoles nos encontramos en el segundo puesto a la hora de pasar por caja para jugar.

No obstante, parece que esto podría tocar pronto a su fin. Y es que, además de que cada vez son más los juegos que parecen estar optando por un modelo gratuito con contenidos adicionales de pago, también estamos comenzando a ver más las suscripciones a los catálogos digitales de videojuegos.

Los videojuegos abandonan el formato físico

Desde los primeros vídeos de YouTube a las plataformas exclusivas de retansmisión como Twitch, pasando por los canales de televisión, series y películas, finalmente el streaming bajo demanda ha acabado alcanzando a los videojuegos.

Podrá parecer cosa del futuro, pero a día de hoy ya podemos jugar sin necesidad de un ordenador o una consola, pudiendo tener acceso a miles de juegos sin la necesidad de invertir en comprar equipos o juegos, y mediante el único pago de una suscripción.

Streaming Videojuegos

Así pues, sólo tendríamos que acceder de manera virtual y remota a una de estas máquinas, en las que se ejecutarían los juegos bajo unas condiciones óptimas, y controlándolas mientras disfrutamos de una retransmisión instantánea del juego directamente a nuestra casa.

Y es que para muchas compañías, el propio gasto de producción de los cartuchos o CD’s de los videojuegos, supone un coste mayor a los ingresos de las ventas de los mismos, por lo que han decido optar por centrarse en exclusiva en la distribución online. ¿Acabaremos viendo una bajada de precios, o sólo ha cambiado la forma en la que pagaremos?

Gran fan de la industria del videojuego, también me considero bastante techie, por lo que trato siempre de estar al día sobre toda la información tecnológica.

4 comentarios
  • Jotax95

    Se les olvido mencionar el Fallout 76, que por viernes negro bajo de precio y la gente que lo compro de salida quedo en shock ya que tenia pocos días de recién salido al mercado, y solo los recompensaron con 500 miseros átomos

  • Ashberian

    Algo que sigue resultando sorprendente es que todavía ningún medio se haga eco de las nefastas repercusiones que puede tener para los consumidores o usuarios en general el ceder a vías de distribución como Steam o similares… o peor aún… las plataformas SAS que no requieran más que una pantalla + conexión potente .

    Cualquier persona que haya trabajado en el mundo de la informática desde «otros tiempos» en especial en áreas de programación/bases de datos/etc… y tuviera dos dedos de frente era capaz de anticipar todo lo que se ha montado ( negativamente ) con las redes sociales cerradas desde el mismo momento en que existieron … y plataformas tipo Steam ( o peor aún, la propuesta de SAS + pantalla + conexión, sin requerimiento de una torre tradicional ) en realidad van por los mismos derroteros pues en realidad siguen minando datos y estadísticas personales y privados.

    Todo esto deriva en lo que en realidad siempre se ha producido y a lo que la industria siempre ha estado avocada: reducír opciones y derechos del consumidor + quejarse por todo por parte de la industria… pero jamás ejercer autocrítica… y siempre tejer nuevas maneras de aumentar la presión sobre el consumidor ( lo que se está haciendo en la industria del videojuego; hemos pasado de plataformas estancas cerradas aka consolas a exigír pagos extra por expansiones hasta que se viese como algo normal… y ahora hablar a mayores de micropagos también forma parte del vocabulario… la tendencia no sólo es clara, sino también insultante para el consumidor… y del tipo que tiende a romper la cuerda ) .

    Que no se me malentienda, como alguien que ha empezado jugando a los videojuegos con Spectrum/Amiga 500 y el CPC más las consolas que han ido surgiendo… el hecho de que por fín la distribución digital ( que es su canal natural para todo el mundo informático ) sea un estándar es un alivio para quienes hemos sufrido las épocas oscuras … pero Steam e imitadores es algo que personalmente no apoyo … no monetariamente. Sí lo hago con GOG y similares… pero si un juego sólo lo tengo para Steam y además tiene DRM que resta rendimiento… mi solución ( aunque implique una parte de ética cuestionable ) es disfrazarme de Long John Silver y buscar maneras de hacer una donación ( o bien al proyecto, o bien a alguno de los principales implicados ; hay gente que tiene otras actividades en paralelo y acepta donaciones para otros proyectos…que por lo general no me suscitan el menor interés, pero lo veo como una forma de pago ) … si bien mi método tiene una parte cuestionable… que aparece en los momentos que el juego «sólo disponible en Steam o similar que estoy probando sin DRM» me parece una porquería que no me interesa ni habría pagado por él… y de hecho… no lo hago.

  • Leonmafioso

    Por esas razones no hay que ser un early adopter. Ven lo que pasa por querer ser el primero?

  • Gianpiere Salcedo

    detras de la industria? Pesimo titulo, al menos hubieran comentado sobre el proceso de desarrollo de videojuegos y los modelos de negocio que existen para el titulo que lleva el articulo.

    Por otro lado, hablan de jugar por medio de streaming? Eso no es viable por el imput delay, creo que el que publico esto no ha jugado muchos juegos online.

Top 5 Cupones

Lo más leído