Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Diez curiosidades sobre Diablo y cinco cosas que esperamos de Diablo 4

Publicado el

El lanzamiento de Diablo se produjo en 1996. Aunque su debut se produjo en exclusiva en PC al final acabó contando con dos versiones más, una para Mac y otra para PS1 (la primera PlayStation), ambas llegaron en 1998.

Su desarrollo fue complicado y pasó por diferentes etapas, pero el resultado fue todo un éxito, tanto que resultó determinante para que Blizzard pudiera convertirse en el gigante que todos conocemos.

Más allá del éxito comercial que representó para Blizzard hay que destacar que Diablo marcó un antes y un después en el género conocido como rol de acción. Tras su llegada este género adquirió una popularidad creciente y los «clones» no tardaron en empezar a llegar, aunque curiosamente ninguno logró replicar ese encanto único que tenía la franquicia.

Con el lanzamiento de Diablo 2 se produjo la consagración de una franquicia que ha vivido sus horas más bajas tras el lanzamiento de Diablo III y el anuncio de Diablo Immortal. Sobre el primero debo decir que ha quedado en un estado bastante bueno tras todos los parches que ha recibido, que ofrece un apartado técnico con detalles brillantes gracias a su acertada dirección artística y que presenta una jugabilidad a prueba de bomba, tanto que todavía lo juego con cierta frecuencia.

Sobre el segundo entiendo la frustración que pudo generar entre los fans más acérrimos de la franquicia que Blizzard anunciase este juego en la BlizzCon de 2018 en lugar de Diablo 4, pero debemos ser justos y entender que es un proyecto interesante centrado en dispositivos móviles, y que no podemos valorar negativamente algo que todavía ni siquiera ha sido lanzado.

Vamos a dar a Blizzard un voto de confianza y a esperar que este año, por fin, decidan dar los primeros detalles de la próxima entrega de su conocida franquicia aprovechando el marco de la BlizzCon 2019, un evento que se celebrará del 1 al 3 de noviembre.

Mientras tanto, y para amenizar la espera, hemos querido dar forma a este artículo especial donde repasaremos diez curiosidades del primer Diablo y veremos, además, cinco cosas que esperamos de Diablo 4.

1.-Iba a ser un juego por turnos

Curiosamente uno de los elementos que mejor definió a Diablo, su desarrollo centrado en la acción en tiempo real, no estuvo presente en la concepción original del juego.

En sus etapas más tempranas estaba enfocado como un proyecto similar a Fallout, un juego que, como sabrán muchos de nuestros lectores, utilizaba un sistema de combates basado en turnos con marcados elementos de rol (puntería, esquiva, étc).

Dicho de otro modo, Diablo iba a ser un Fallout medieval, aunque por suerte al final este plan se descartó y se optó por integrar el sistema que todos conocemos.

2.-Diablo solo iba a ofrecer una clase

Otro de los aspectos más importantes del clásico de Blizzard es la posibilidad de escoger entre tres clases diferentes: guerrero, arquera y mago. Pues bien, esto tampoco entró inicialmente en sus planes.

Durante la mayor parte del desarrollo solo se contempló la figura del guerrero como personaje único que, sin embargo, podríamos personalizar ajustando sus atributos y adquiriendo diferentes hechizos y armas.

Las clases se añadieron en una etapa tardía, cosa que explica, por ejemplo, la ausencia de habilidades exclusivas y la presencia del guerrero en casi todas las cinemáticas.

3.-Enfréntate a Diablo, y al tiempo

Luchar contra el señor del terror no era suficiente, en su primera etapa los desarrolladores tenían previsto introducir un límite de tiempo que simbolizaba una transición entre planetas y estrellas.

Cuando el temporizador llegaba a cero dichos cuerpos celestes acabarían alineados y harían que Diablo fuese mucho más fuerte, lo que complicaba muchísimo acabar con él.

Se acabó suprimiendo esta idea porque iba contra la naturaleza final del propio juego, al animar a los jugadores a no explorar las distintas mazmorras y lanzarse a acabar cuanto antes con el señor del terror.

4.-No existe el nivel secreto de las vacas

Los fans de la franquicia sabrán que la llegada de Diablo 2 supuso la introducción del conocido nivel secreto de las vacas, una de las localizaciones más «épicas» y divertidas que ha tenido nunca un videojuego.

Cuando se descubrió ese nivel empezaron a correr rumores sobre la posibilidad de que el mismo existiera en la primera entrega, una teoría que todavía se mantiene a día de hoy, pero la realidad es que no, no hay un nivel secreto de las vacas en Diablo.

Lo mismo ocurre con la tercera entrega, aunque Blizzard introdujo niveles y zonas «secretas» que cuenta con enemigos y con elementos muy particulares. El «equivalente» a dicho nivel se conoce como Whimsyshire, y como podéis ver en el vídeo adjunto no tiene nada que ver con el original.

5.-Hubo una versión para Game Boy

Estuvo en desarrollo durante bastante tiempo, aunque al final acabó siendo cancelada. A pesar de las limitaciones técnicas que tenía la portátil de Nintendo el prototipo presentaba un acabado razonablemente bueno, y creo que podría haber tenido un éxito considerable.

No sabemos qué llevó a Blizzard a tomar la decisión de no seguir adelante con el proyecto, pero está claro que las limitaciones que imponía el cartucho fueron determinantes, no en vano la compañía llegó a barajar el lanzamiento de esta versión en tres cartuchos diferentes, uno para cada personaje.

La única versión para consolas fue la de PS1, una adaptación que pude probar en su momento y que no estaba al nivel de la versión para PC, aunque contaba con la ventaja de ofrecer un modo para dos jugadores.

6.-Todavía se puede jugar en línea

Diablo es, sin duda, el juego que más soporte ha recibido de toda la historia, tanto que todavía hoy, casi 23 años después de su lanzamiento, podemos jugarlo sin problemas a través de Battle.net.

Si tienes la versión que ha llegado recientemente a Good Old Games no te preocupes, también puedes acceder al modo online clásico y disfrutar del juego en todo sus esplendor, es decir, tal y como llegó al mercado en 1996.

Os recordamos que la versión que comercializa Good Old Games no es un remaster ni un remake, es una simple puesta al día a nivel de soporte del clásico de finales de los noventa, así que no esperéis gráficos «punteros».

7.-Se inició el rodaje de una película basada en Diablo

La popularidad que tiene la franquicia es enorme, así que no es extraño que se iniciase el rodaje de una película basada en ella.

Según las últimas informaciones que he podido encontrar Legendary Pictures se hizo con los derechos para sacar adelante ese proyecto, pero al final acabó siendo cancelado.

Ahora mismo la única que está trabajando en algo similar es Netflix, aunque la conocida plataforma de contenidos en streaming ha optado por la animación, lo que sugiere que podríamos acabar viendo algo parecido a la serie Castlevania.

8.-Blizzard recortó mucho contenido

En sus inicios los desarrolladores dieron forma a cientos de hechizos y de enemigos, y también a una gran cantidad de objetos que al final no llegaron a estar disponibles en la versión final.

No tenemos claro qué fue lo que llevó a Blizzard a tomar esta decisión, aunque es cierto que muchos de ellos estuvieron presentes en el disco del juego y que pudieron ser desbloqueados.

Algunos elementos de ese contenido que no fue utilizado en el original acabaron llegando en la expansión de Diablo, y también en entregas posteriores.

9.-Diablo te pide que comas verdura

Cuando nos enfrentamos al señor del terror en la recta final del juego podemos escucharle decir algo totalmente amenazador pero ininteligible.

Escuchad el inicio del vídeo, ¿da mal rollo verdad? Si te preguntas qué significa puede que te sientas decepcionado al saber que nada, es simplemente un mensaje de los desarrolladores reproducido al revés que dice, literalmente:

«Come tus verduras y cepíllate los dientes después de cada comida».

10.-Fue creado por Condor Games

Aunque todo el mundo asocia la saga Diablo a Blizzard lo cierto es que el proyecto original nació gracias a Condor Games, responsables de títulos como Justice League Task Force de Mega Drive.

Los dos estudios entraron en contacto gracias al desarrollo de dicho juego (Blizzard hizo la versión para Super Nintendo). En pleno desarrollo de Diablo los chicos de Condor Games se quedaron sin dinero, y acabaron siendo comprados por Blizzard.

Esto no solo permitió que el desarrollo continuase, sino que dio a Condor Games más recursos para mejorar su proyecto y un nuevo nombre: Blizzard North.

Blizzard se juega mucho con Diablo 4

Mucho se ha hablado durante los últimos meses de la próxima y esperada entrega de la franquicia. Blizzard es conocida por tomarse los desarrollos con calma, y Diablo 4 no está siendo la excepción.

Sin embargo, en este caso debemos tener en cuenta que la compañía está sometida a una fuerte presión por tres grandes razones:

  • El enorme éxito que tuvo Diablo 2.
  • La «decepción» que fue para algunos Diablo III.
  • El tiempo que ha pasado sin que tengamos noticias del proyecto.

Todavía no hay nada claro sobre el futuro de la franquicia más allá de Diablo Immortal, pero queremos terminar este especial compartiendo con vosotros cinco sencillas claves que creemos que Blizzard debería tener muy en cuenta a la hora de dar forma a Diablo 4:

  1. Mantener la cámara y la jugabilidad: hemos visto rumores que decían que Diablo 4 tuvo un prototipo similar a Dark Souls, pero que acabó siendo cancelado. Francamente no es una buena idea, ya que un cambio tan brusco arruinaría por completo la esencia de la saga.
  2. Recuperar el sistema de runas y gemas de Diablo 2uno de los elementos que más contribuía a mantener el interés cuando teníamos personajes de nivel muy alto eran las palabras rúnicas, ya que obligaban a «farmear» durante largos periodos de tiempo, potenciaban el comercio y permitían crear objetos muy poderosos. Todo un acierto en la segunda entrega de la franquicia que, por desgracia, no se mantuvo en la tercera.
  3. Un salto técnico importante: en Diablo III el diseño artístico y la ambientación ayuda en gran medida a hacer que el juego luzca muy bien, pero su apartado gráfico es, en sentido estricto, bastante simple. La nueva entrega de la franquicia debería mejorar mucho en este sentido y aprovechar, de verdad, el potencial de las consolas de nueva generación.
  4. Eliminar el modo siempre conectado: obligar al jugador a estar siempre conectado a Internet para poder jugar es un error. Sé que es poco probable que Blizzard acabe introduciendo este cambio, pero sería beneficioso para el jugador.
  5. Introducir eventos y mazmorras de alta dificultad: esto podría mejorar de forma significativa la vida útil del juego cuando alcanzamos un nivel elevado y tenemos un equipamiento avanzado.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído