Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones

Publicado el
Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 37

El lanzamiento de Resident Evil 3 Remake se produjo el pasado tres de abril, pero hemos tenido acceso anticipado al mismo unos días antes, lo que nos ha permitido probarlo a fondo y terminar nuestro análisis antes de lo previsto.

Los que nos leéis a diario ya sabéis que soy un fan absoluto de la franquicia Resident Evil desde que jugué al original en PS1 y, posteriormente, en PC. A lo largo de los años he tenido la suerte de poder disfrutar de todas las entregas principales y de la mayoría de los «spin-offs» y entregas secundarias, y lo cierto es que esperaba con muchas ganas el lanzamiento de Resident Evil 3 Remake.

El clásico de finales de los noventa fue una de las entregas más interesantes de la franquicia no solo por todas las novedades que introducía a nivel jugable, como la posibilidad de fabricar munición, la esquiva, la toma de decisiones y otros cambios menores que facilitaban la gestión del inventario, sino también por la ambientación. La fuerte presencia de localizaciones exteriores de Raccoon City fue una de las cosas que más me gustó, y tenía ganas de ver cómo se implementaban en Resident Evil 3 Remake.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 39

A nivel técnico el RE Engine es un motor gráfico muy capaz, pero se lleva mejor con escenarios interiores y de una amplitud relativamente baja, así que adaptar esos escenarios exteriores suponía un desafío claro que, al final, Capcom ha logrado resolver sin problemas.

Ya os adelanto que, en líneas generales, mis impresiones han sido muy buenas. Resident Evil 3 Remake me ha gustado mucho, sobre todo a nivel técnico y jugable, pero tengo claro que estamos ante un juego que podría haber dado mucho más de sí, y que parece estar lastrado por algunas malas decisiones entre las que destacaría, sin duda, un desarrollo «con prisas».

Resident Evil 3 Remake: configuración y equipo de pruebas

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 41

Antes de entrar a valorar el aspecto técnico, la jugabilidad y la historia vamos a repasar los requisitos de hardware del juego, el equipo que hemos utilizado en este análisis y los resultados que hemos obtenido a nivel de optimización y los errores o fallos que hemos podido identificar.

Esto os permitirá tener una idea clara de lo que podéis esperar a nivel gráfico y en términos de fluidez, y también os explicaremos el impacto de esos posibles errores o fallos en el desarrollo del juego. Vamos con los requisitos oficiales que dio Capcom en su momento para mover Resident Evil 3 Remake:

Requisitos mínimos

  • Windows 7 de 64 bits.
  • CPU Core i5 4460 o AMD FX 6300.
  • 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GTX 760 o Radeon R7 260X con 2 GB.

Requisitos recomendados

  • Windows 7 de 64 bits.
  • CPU Core i7 3770 o AMD FX 9590.
  • 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GTX 1060 de 3 GB o Radeon RX 480 de 4 GB.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 43

Tenemos unos requisitos que son idénticos a los de Resident Evil 2 Remake, y es normal, ya que ambos utilizan el mismo motor gráfico y tienen un acabado técnico prácticamente idéntico. Obvia decir que esto no es malo en absoluto, ya que como os contamos en nuestro análisis Resident Evil 2 Remake tiene una calidad gráfica sobresaliente y es de lo mejor que hemos visto en la presente generación.

A continuación os dejamos la información del equipo que hemos utilizado para el análisis y la configuración gráfica.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 45

Superamos de sobra los requisitos recomendados del juego, así que lo hemos configurado en calidad máxima y hemos utilizado la resolución nativa del monitor, 2.560 x 1.440 píxeles. El monitor que hemos utilizado tiene una tasa de refresco de 144 Hz y es compatible con G-Sync.

No he tenido ningún problema en términos de rendimiento con medias estables que rondan los 120 fotogramas por segundo, aunque en algunas escenas dicha cifra puede caer por debajo de los 90 fotogramas por segundo, especialmente en localizaciones abiertas, mientras que en otras ocasiones he visto como superaba los 160 fotogramas por segundo. Los tiempos de carga son mínimos (unos segundos), tanto en el SSD SATA III como en el PCIE.

Esa alta variabilidad en la tasa de fotogramas por segundo, y el hecho de que sea especialmente notable en escenarios abiertos, sugiere un pequeño problema de optimización en situaciones concretas, aunque puede que se deba a una limitación propia del RE Engine, ya que recuerdo haber visto una tónica similar en Resident Evil 7 y, en menor medida, en Resident Evil 2 Remake.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 47

A nivel técnico la estabilidad del juego es perfecta y no he tenido ningún error grave durante todas las horas que le he dedicado estos días, algo que sin duda se agradece. Sin embargo, hay dos problemas que se presentan de forma ocasional y que lastran la experiencia de juego: las animaciones de los zombis a 30 fotogramas por segundo y los fallos en el sistema de reflejos de los escenarios.

Las animaciones a 30 fotogramas por segundo ya estaban presentes en Resident Evil 2 Remake, pero solo afectaban a enemigos que estaban muy lejos de nosotros y nunca llegaban a molestarnos de verdad. En Resident Evil 3 Remake la cosa cambia, y mucho. He tenido enfrentamientos con zombis a una distancia media en la que no tendrían que haberse producido esas animaciones y, sin embargo, han ocurrido. No es lo normal, es decir, me ocurrió en dos ocasiones jugando con Jill Valentine y una jugando con Carlos Oliveira, pero me dejó totalmente desencajado.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 49

El segundo problema también estaba presente en Resident Evil 2 Remake, pero su impacto era mínimo, ya que solo podía verse con cierta claridad en secciones muy concretas de la comisaría de policía y desde un ángulo concreto. En Resident Evil 3 Remake la calidad de la iluminación, las sombras y los reflejos es excelente, pero hay secciones, como la comisaria de policía y el laboratorio, donde se aprecian errores importantes en los reflejos de las superficies que afean bastante el conjunto.

La inteligencia artificial de los zombis también me ha resultado ligeramente distinta a la de Resident Evil 2 Remake. Son más agresivos, y en ocasiones se han llegado a levantar incluso cuando había «comprobado» con el cuchillo que parecían estar fuera de combate, dándome una sorpresa nada agradable. Con todo, en general la propia jugabilidad de Resident Evil 3 Remake hace que sea mucho más fácil lidiar con ellos y que no supongan una amenaza real, como veremos más adelante.

Como ocurría con la demo Resident Evil 3 Remake no utiliza procesadores de más de cuatro núcleos, funciona sin problemas en configuraciones con 8 GB de RAM y consume mucha memoria gráfica, pero no os preocupéis, funciona muy bien a partir de una RX 570 de 4 GB o una GTX 1060 de 3 GB. Salvando el tema de la variabilidad de fotogramas por segundo que comentamos es un juego muy bien optimizado y con una calidad gráfica de primera.

El modelado de personajes y la calidad gráfica en general es casi perfecta

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 51

Lo más impactante dentro del apartado técnico de Resident Evil 3 Remake es el modelado y el grado de detalle de los personajes. El grado de realismo que ha conseguido Capcom es fantástico y se deja notar incluso en todos los niveles, aunque destaca especialmente la calidad de las mallas aplicadas a la piel de los personajes y a la ropa de los mismos, donde se va acumulando sangre y suciedad de una manera muy detallada.

Las heridas que sufrimos, y las que infligimos a los enemigos, también quedan perfectamente marcadas, como ocurría con Resident Evil 2 Remake, lo que añade un toque de realismo muy bueno que redondea un conjunto sobresaliente.

El modelado de los personajes es, junto con los efectos de luces y sombras, lo mejor de Resident Evil 3 Remake desde el punto de vista técnico, aunque la recreación y la adaptación de los escenarios del original tampoco se queda atrás. La ambientación tiene momentos brillantes y el nivel de detalle de los escenarios es, en algunas ocasiones, apabullante, pero contrasta con algunas localizaciones un poco más sosas que no terminan de llegar al nivel que sería deseable, como la zona de las alcantarillas, por ejemplo.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 53

Las animaciones rayan a un gran nivel, salvando el detalle que hemos comentado en el apartado anterior (los zombis lejanos a 30 fotogramas por segundo), y juegan un papel muy importante, ya que afectan a la jugabilidad debido a los movimientos de esquiva. Entender bien las animaciones de los enemigos es clave para conseguir esquivas perfectas que nos permitan tener ventaja y salir de situaciones peliagudas, aunque sobre ello hablaremos más adelante.

Volviendo a los efectos de luces y sombras tenemos una combinación brillante. No es perfecta por el tema de los errores en los reflejos que ya comentamos, y también porque hemos encontrado algunas secciones en las que la iluminación no afecta a los elementos que tiene alrededor de la manera en que debería hacerlo. Por ejemplo, en la imagen adjunta el fuego debería iluminar de otra forma a los coches que tiene cerca, y el que está justo detrás aparece totalmente oscuro.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 55

Haciendo una valoración media tengo claro que, a pesar de sus pequeñas carencias, el apartado gráfico de Resident Evil 3 Remake es sobresaliente. Capcom ha resuelto muy bien los escenarios «abiertos» sin tener que hacer grandes sacrificios y ha conseguido ir, en algunos aspectos, un paso más allá de lo que vimos en Resident Evil 2 Remake, aunque por desgracia en otros hemos visto un pequeño paso atrás.

La relación calidad gráfica-rendimiento es de lo mejor que hemos visto en la presente generación, ya que no necesitamos de un equipo de gama alta para jugarlo en condiciones totalmente óptimas, y la nitidez y calidad de imagen que ofrece incluso con valores medios-altas es muy buena.

El apartado sonoro no desentona en absoluto. Los efectos son contundentes y están bien planteados y ejecutados, la música encaja a la perfección añade un toque de tensión cuando es necesario y el doblaje está bien resuelto (especialmente bueno el de Carlos Oliveira), aunque echo de menos un pequeño acento del este en personajes como Mikhail Viktor y Nikolai Zinoviev.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 57

Jugabilidad e historia: el eterno debate entre innovar o repetir

Con Resident Evil 2 Remake vimos una clara apuesta por innovar sin introducir cambios demasiado radicales, lo que permitió a Capcom mantener la historia y la narrativa del original, así como todos sus momentos clave. Algunos de esos momentos se vieron ampliados y potenciados, y el resultado fue, a pesar de la simplificación en algunas localizaciones y puzles, casi perfecto.

En Resident Evil 3 Remake tenemos una apuesta más innovadora en términos de historia y de narrativa. Se mantiene el argumento original, pero se introducen cambios importantes que afectan tanto al desarrollo del juego como a las situaciones que debe afrontar el jugador y los escenarios y localizaciones que debe recorrer.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 59

Hay un recorte importante de lugares emblemáticos del original que ya no visitamos, aunque se mencionan en Resident Evil 3 Remake, como la torre del reloj, y también se suprimen enfrentamientos presentes en el original que quedaron grabados en nuestra memoria. No quiero profundizar porque no deseo haceros ningún tipo de «spoiler», pero tengo la sensación de que Capcom ha recortado demasiado contenido y demasiadas localizaciones.

Si sabemos lo que hacemos y nos damos un poco de «vidilla» podemos terminar el juego en unas cinco horas aproximadamente. Ofrece un cierto valor a la hora de rejugarlo, gracias a los logros y a la tienda de objetos, donde podemos comprar armas y monedas que nos ayudarán a disfrutar de la aventura principal de una manera distinta, pero no tenemos ningún modo de juego extra, ni siquiera está presente el modo «mercenarios».

En Resident Evil 2 Remake teníamos, por contra, una gran cantidad de contenido de final de juego que aseguraba horas de diversión: el cuarto superviviente, con el incombustible Hunk, la misma aventura pero con Tofu, y posteriormente vimos la llegada del DLC gratuito con las historias de los supervivientes fantasma.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 61

Resident Evil 3 Remake se queda corto en términos de contenido, por desgracia, un problema que ni siquiera Resident Evil Resistance logra resolver, ya que se trata de un modo multijugador con un planteamiento de tipo «gato y ratón» que aunque ofrece un potencial claro no está para nada bien resuelto. Sí, es un añadido que suma un poco y da valor al conjunto, pero que tiene mucho margen de mejora tanto a nivel técnico como jugable (está muy desequilibrado).

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 63

La jugabilidad parte de la base que vimos en el Resident Evil 3 y representa una clara apuesta por la acción con puzles muy simplificados. Los escenarios son lineales, es imposible perderse o quedarse atascado, y Nemesis tiene un papel estelar durante la primera etapa del juego, pero poco a poco va perdiendo fuelle.

Gracias al movimiento de esquiva, presente en Jill Valentine y en Carlos Oliveira, los zombis no suponen prácticamente ningún tipo de amenaza, salvo que cometamos errores muy graves de posicionamiento. También nos ayuda a superar con éxito enfrentamientos con jefes finales y con enemigos peligrosos, como los que encontraremos en la zona del hospital.

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 65

La respuesta de ambos personajes es muy buena y Capcom ha sabido introducir matices que los diferencian de una manera sutil pero clara. Jill Valentine nos da la sensación de disfrutar de una mayor agilidad, mientras que Carlos Oliveira es más bien un «tanque», de hecho cuando completamos una esquiva perfecta lanza un puñetazo demoledor. Buen trabajo en este sentido por parte de Capcom, ya que creo que ha adaptado muy bien la jugabilidad del original, aunque creo que se ha quedado un poco corta con la dificultad, con el desafío en general que plantea Resident Evil 3 Remake.

Notas finales: un remake excelente, pero inferior a Resident Evil 2 Remake

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 67

Tenía dudas sobre Resident Evil 3 Remake. Creía que tenía todas las papeletas para arrebatar el título de mejor remake a Resident Evil 2 Remake, pero el hecho de que su desarrollo se completase en tan poco tiempo me hizo dudar seriamente de la calidad final que iba a tener el juego.

Al final he podido ver que mis miedos no estaban infundados. Capcom ha hecho un buen trabajo con Resident Evil 3 Remake, estamos ante un juego sobresaliente que es, en muchos puntos, un ejemplo a seguir, pero que presenta carencias importantes en otros aspectos. A nivel técnico las animaciones de 30 fotogramas por segundo y los fallos en los reflejos se han agravado y son mucho más claros que en Resident Evil 2 Remake, y la alta variación de fotogramas por segundo en ciertas zonas y la simplicidad de algunos escenarios sugiere un desarrollo «con prisas».

Resident Evil 3 Remake, análisis: un deleite técnico lastrado por malas decisiones 69

Esa idea parece prácticamente confirmada cuando vemos el recorte de contenidos que ha llevado a cabo Capcom y lo rápido que transicionan algunas escenas. Desde el principio tenemos la sensación de que todo va demasiado rápido, y aunque la experiencia es satisfactoria y nos deja con buen sabor de boca al terminar Resident Evil 3 Remake es inevitable recordar muchos momentos del original que deberían haber estado presentes.

La sensación constante de que «falta algo» empaña un juego que podría haber sido perfecto. Está claro que las prisas no son buenas, y que lanzar un nuevo Resident Evil cada año igual no es lo mejor para la franquicia, sobre todo cuando estás rescatando entregas que tienen reservado un lugar entre los mejores juegos de toda la historia. A pesar de todo Resident Evil 3 Remake es un buen juego, y una compra imprescindible.

Valoración final
8.6 NOTA
NOS GUSTA
Gráficos excelentes.
Buena optimización.
Ambientación cuidada.
El modelado de los personajes.
A MEJORAR
Fallos técnicos.
Simplificado en exceso.
Muy corto y poco rejugable.
Demasiado fácil en algunos momentos.
RESUMEN
Resident Evil 3 Remake es un juego imprescindible para los fans de la franquicia y para los amantes del género. Su calidad gráfica es soberbia, la ambientación está muy cuidada y tiene momentos verdaderamente brillantes, pero no ha sido capaz de cumplir con las expectativas que había generado. Es corto, tiene pequeños fallos técnicos y transmite una sensación clara de que ha sido desarrollado con prisas. Una pena, aunque a pesar de todo ello no deberías perdértelo.
Gráficos y sonido9
Jugabilidad9.5
Rendimiento9.5
Duración6.5

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

8 comentarios
  • prisciliano

    HL Alyx pacuando? Disculpen el microtroleo

  • Alex

    $60 esta muy caro, $40 hubiese sido el precio ideal, para lo corto que es.

  • A mi todavía me duele la falta de la batalla con el gusano gigante. Me gusto la parte de jugar con carlos en la estación de policía ya que explica varias cosas que están abiertas para leon y claire. Pero concuerdo que me gusto mas el RE2 Remake.

  • Tito Bridge

    Estoy bastante de acuerdo con el análisis. Es un juego fantástico, con algún defecto y con más o menos los mismos problemas técnicos y de duración que el 2. Aunque el rendimiento me ha parecido, en general, más estable (al menos en mi PC) Me da que el molesto tema de las animaciones lejanas a 30 FPS son algo heredado de la optimización para consolas del propio motor gráfica. Estaría bien que se pudiese desactivar en las opciones, la verdad.

    Por lo demás, me ha gustado mucho aunque no sea muy fiel al original se hace plenamente disfrutable. Solo no me han gustado mucho un par de cosas: El final es bastante anticlimático y el hecho que de que no hubiese una cuenta atrás rompe un poco una de las tradiciones más reconocibles de la saga. Por otra parte, NEST 2 es demasiado luminoso todo el rato. Incluso en la batalla final contra Némesis sucede en una estancia plenamente iluminada.

  • mirage

    Resumen: compratelo en rebajas o espera a los DLCs (o ambas) xd

  • Bakayaro

    ¿No va a salir ningún mod para que Jill vuelva a tener la cara del RE3 original? v__v

  • Tito Bridge

    Viendo los antecedentes, saldrá uno antes para desnudarla o para vestirla como un stripper. Por alguna razón en vez de crear indumentarias guapas que peguen con el juego y su historia, invitando a rejugarlo, la mayoría de mods acaban en fanservice para pajilleros.

  • Jotax95

    Cre que este seria un juego tranquilamente de 40 USD, porque 60 USD ni loco

Lo más leído