shopify analytics ecommerce
Intel » MuyComputer
[ Intel ]
Intel resiste la caída del mercado PC

Intel resiste la caída del mercado PC

Intel ha presentado resultados financieros trimestrales que aún ligeramente menores a lo esperado por los analistas, capean bien el temporal que asola al mercado del PC. Intel fue capaz de aumentar ingresos un 3% interanual hasta 13.500 millones de dólares. Los beneficios cayeron bastante hasta 1.300 millones de dólares, aunque hay que citar que es producto de un cargo antes de impuestos de 1.410 millones de dólares, programado en su última reestructuración corporativa. Por divisiones, la que engloba microprocesadores para PCs, tablets y smartphones, Client Computing, cayó un 3%. Era esperable, las ventas de ordenadores personales siguen descendiendo y con ello se resiente el modelo de negocio tradicional del líder del sector. Frente a la computación cliente, Intel sigue mostrando crecimiento en el grupo de centro de datos que ya ofrece más de 4.000 millones de dólares trimestrales y es más rentable y estable que el de PC. También interesante el negocio de soluciones programables con un 30% de crecimiento. Intel ya anunció una gran inversión en su negocio de centro de datos, memorias, conectividad, sensores y todo lo que llegue de los dispositivos vestibles wearables y los conectados bajo la Internet de las Cosas. En el mercado PC, a poco que mejore la situación en el segundo semestre como avanzan los analistas, Intel debería retomar la senda alcista y en todo caso, está bien situado para contrarrestar el descenso provocado por la era post-PC. Lo vimos igual en los resultados de Microsoft, donde Azure y Office son las grandes estrellas actuales por encima de Windows.
3 comentarios75 shares
2 días
Especificaciones de los Intel Skylake X y Kaby Lake X

Especificaciones de los Intel Skylake X y Kaby Lake X

Una filtración originada en un medio chino nos deja ver las especificaciones base que tendrán los procesadores Skylake X y Kaby Lake X, próximos tope de gama de Intel que como sabemos marcan un tock cada uno dentro de la estrategia actual "tick-tock-tock" del gigante del chip. Según nos cuentan ambos procesadores se comercializarán simultáneamente, es decir al mismo tiempo y sobre la misma plataforma, algo que sin duda es muy interesante ya que con esto y las especificaciones que vemos todo parece indicar que Kaby Lake X sería como la "gama básica de entrada" y Skylake X sería el tope de gama, siempre teniendo en cuenta de que hablamos del nuevo socket LGA2066 de Intel. Dicho socket es el sucesor del actual LGA2011-v3, que como sabemos se utiliza para sustentar los procesadores de gama "extrema" de Intel, que en esencia son aquellos que tienen más de cuatro núcleos. Entrando a ver la imagen filtrada podemos sacar en claro que Kaby Lake X tendría cuatro núcleos, probablemente a una alta frecuencia de trabajo, algo que intuimos comparando su TDP con el de los procesadores Kaby Lake S. Por su parte Skylake X tendría versiones de seis, ocho y diez núcleos, el mismo conteo que encontramos en los modelos actuales Broadwell-E, pero al ser un "tock" con respecto a aquél ofrecerán un incremento de rendimiento incluso con la misma frecuencia y con los mismos núcleos. No tenemos detalles exactos sobre la frecuencia de trabajo de estos procesadores, pero todos deberían contar con la tecnología HyperThreading y sumar dos hilos por cada núcleo físico. Más información: WCCFTech.
0 comentarios68 shares
18/07/2016
Intel trabaja en nuevos miniPCs NUC basados en Kaby Lake

Intel trabaja en nuevos miniPCs NUC basados en Kaby Lake

Nuestros compañeros de MuyCanal nos cuenta que el gigante del chip está trabajando en nuevos equipos NUC (miniPCs) que estarán basados en Kaby Lake, la próxima generación de procesadores Intel. Como sabemos dicha generación marca el segundo tock dentro de la recién estrenada estrategia "tick-tock-tock" del gigante del chip, y supondría una evolución importante sobre todo en términos de optimización y eficiencia, más que en cuestión de rendimiento bruto. En la imagen que adjuntamos tenemos detalles interesantes diferenciados en color lila, que es el que distingue a la próxima generación de las actuales. El modelo más potente incorporaría un Core i7 Kaby Lake de bajo consumo, lo que siguiendo el planteamiento actual de Intel nos lleva a pensar que tendría dos núcleos y cuatro hilos a una frecuencia considerablemente baja, aunque la misma se incrementaría de forma dinámica gracias al uso del modo turbo. Un escalón por detrás tendríamos la versión con Core i5 Kaby Lake, también en versión de bajo consumo y equipada con dos núcleos y cuatro hilos. Su iGPU debería ser inferior a la del modelo anterior y su CPU también debería contar con una menor frecuencia de reloj. Finalmente tenemos un tercer modelo que utilizaría un procesador Core i3 Kaby Lake de bajo consumo. Sumaría dos núcleos y cuatro hilos a una frecuencia de reloj que probablemente no llegue a los 2 GHz y carecería de tecnología Turbo Boost. Este último sería el menos potente de los tres pero también el más silencioso, ya que en teoría vendría sin sistema de disipación activa. No hay detalles sobre sus posibles precios, pero deberían mantenerse cerca de los modelos actuales equipados con procesadores de generaciones anteriores. Más información: MuyCanal.
0 comentarios91 shares
16/07/2016
¿Abandonará Intel los Core M en la plataforma Kaby Lake?

¿Abandonará Intel los Core M en la plataforma Kaby Lake?

Blogs chinos han ofrecido el primer listado de microprocesadores Kaby Lake destinados a portátiles, convertibles y 2 en 1. En él vemos modelos series "U" e "Y" pero no Core m5 ni m7, por lo que se sospecha que Intel no los incluirá o los renombrará en el resto de series. Anunciada en el Computex junto al lanzamiento de los Broadwell-E de los que te ofrecimos un completo análisis la semana pasada, Kaby Lake será la séptima generación de procesadores Core, estará fabricada en procesos de 14 nm y apunta a plataforma de transición entre los Skylake actuales y los futuros Cannonlake que avanzarán a procesos de fabricación de 10 nanómetros. La plataforma será compatible con placas base actuales con socket 1151 y chipset serie 100, si bien se comercializarán nuevas placas base con chipset serie 200. Kaby Lake alcanzaría a todos los segmentos informáticos de consumo desde ordenadores de sobremesa a portátiles con modelos Core i3, Core i5 y Core i7, y su variante económica Apollo Lake bajo la marca Pentium y Celeron. El listado que nos llega desde China está destinada a cubrir portátiles, ultraportátiles, 2 en 1 y convertibles, con los siguientes modelo: Kaby Lake-U (Doble núcleo de procesamiento. Gráfica integrada Intel HD 620. Consumo TDP máximo de 15 vatios. ) Core i3-7100U: CPU a 2,4 GHz – GPU 300/1000 MHz. Core i5-7200U: 2.5 GHz CPU w/3.1 GHz turbo boost and 300/1000 MHz graphics Core i7-7500U: 2.7 GHz CPU w/3.5 GHz turbo boost and 300/1050 MHz graphics Kaby Lake-Y (4.5 watt dual-core chips with Intel HD 615 graphics) Core M3-7Y30: 1 GHz CPU w/2.6 GHz turbo boost and 300/900 MHz graphics Core i5-7Y54: 1.2 GHz CPU w/3.2 GHz turbo boost and 300/950 MHz graphics Core i7-7Y75: 1.3 GHz CPU w/3.6 GHz turbo boost and 300/1050 MHz graphics   Como verás, se incluye un M3 pero no el resto de la serie Core M. No sabemos si llegarán después o Intel los renombrará (por marketing). Si te lías con tanta nomenclatura (es sencillo liarse) puedes revisar este especial para identificar al detalle tu microprocesador Intel.
0 comentarios44 shares
12/07/2016
Probamos el Intel Core i7-6950X, el procesador más potente en consumo
8review

Probamos el Intel Core i7-6950X, el procesador más potente en consumo

Core i7-6950X es el buque insignia de la nueva plataforma entusiasta de Intel, Broadwell-E. Un microprocesador que puede presumir de ser el primer Core con diez núcleos físicos y el más potente de la historia de la informática de consumo. Durante un par de semanas hemos tenido oportunidad de probar una unidad facilitada por Intel de este Core i7-6950X y cómo podrás adivinar por la puntuación, confirma los pronósticos y anteriores análisis: es lo más potente que puedes montar en un ordenador personal. Sin embargo, hacerte con esta maravilla exige un desembolso (para mí es una inversión) que no está al alcance de cualquier consumidor. Por otro lado, su posicionamiento en el mercado entre los Skylake más potentes y los Xeon puede no estar claro para muchos usuarios. Intentaremos responder a estas cuestiones en este artículo, sobre una experiencia propia que dicho sea de paso ha sido una gozada porque a este procesador no hay nada que se le resista. Especificaciones Core i7-6950X Como el resto de procesadores de la plataforma Broadwell-E y las últimas plataformas de Intel, el Core i7-6950X está fabricado en procesos tecnológicos de 14 nanómetros. Requiere placas base con socket LGA 2011-v3 y chipset X99, siendo compatibles con placas anteriores mediante actualización de BIOS-UEFI aunque los modelos de nueva generación que están llegando al mercado serán los que puedan aprovechar todo su potencial y te brindarán acceso a las últimas tecnologías. Respecto a la anterior plataforma entusiasta Haswell-E, los Broadwell-E destacan por la mejora mencionada en proceso de fabricación al pasar de 22 a 14 nm, lo que revierte en una mejora de la eficiencia energética porque, aumentando el rendimiento, se mantiene el TDP en 140 vatios . El tope de gama de la plataforma, Core i7-6950X, aumenta el número de núcleos de procesamiento de 8 a 10 núcleos y de 16 a 20 hilos bajo tecnología Hyper-Threading. La caché de tercer nivel pasa de 20 a 25 Mbytes, mientras que el soporte base a memorias DDR4 se aumenta de 2.133 a 2.400 MHz. También aumenta la capacidad máxima de memoria que podemos instalar en placa, de 64 a 128 Gbytes. No hay duda. Broadwell-E mejora en todos los aspectos a Haswell-E (recordemos una plataforma comercializada en el tercer trimestre de 2014) en tecnología, arquitectura, potencia y rendimiento, si bien será excepción los usuarios que manejando un Core i7-5960X dé el salto a la nueva plataforma. El precio del tope de gama también aumenta lo que comentaremos en las conclusiones finales. Las especificaciones del Core i7-6950X las conoces si nos sigues, pero en resumen sus principales características: Litografía: 14 nanómetros Socket: FCLGA2011-3 Chipset: Intel X99 Caché L3: 25 MB Núcleos / Subprocesos: 10 /20 Frecuencia base: 3 GHz / 3,5 GHz con Turbo Boost - Multiplicador desbloqueado Memoria: DDR4 2400/2133 - Hasta 128 Gbytes en cuádruple canal PCI-Express: 3.0 con 40 buses máximo Precio: 1.723 dólares Otros Broadwell-E Además del tope de gama Core i7-6950X que analizamos, Intel ofrece otros tres modelos con la misma arquitectura y tecnologías, socket y chipset, soporte, TDP y capacidad de overclocking al ofrecerse con el multiplicador desbloqueado. Puedes comparar todas sus características en la página de Intel. Un resumen de sus especificaciones y precios: Equipo de prueba Procesador Intel Core i7-6950X Placa base ASUS X99 DeLuxe-II 16 GB de memoria DDR4 Kingston HyperX Fury (OC-2666 MHz) Gráficas GTX 980 / Radeon HD 6850 (Últimos drivers instalados) SSD Samsung EVO 850 / WD Black RAID Ventilador Noctua NH-D15S Fuente de alimentación Corsair CX Windows 10 Pro 64 bits actualizado Atención especial a la placa base que nos ha suministrado ASUS para la prueba. En estos niveles gama entusiasta no vas a encontrar casi nada económico pero vale cada euro que cuesta. Una EATX de última generación capaz de aprovechar el máximo de potencia del procesador y que incluye todas las tecnologías actuales. Soporta modos multigráfica Quad-GPU CrossFireX y Quad-GPU SLI;  8 slots para memorias de hasta 3200 MHz, conexión específica para SSD M.2 a PCI, multitud de puertos incluyendo USB 3.1 y doble LAN Gigabit o sonido DTS con Crystal Sound 3. Incluye pines adicionales en el socket para mejorar el rendimiento y estabilidad y un buen número de accesorios adicionales, desde una antena externa que permite mejorar la señal de un chip Wi-Fi 3T3R (1300 Mbps) y Buetooth; una tarjeta adicional para ThunderboltEX 3; una carcasa para el módulo M.2 o un adaptador adicional para sistemas de refrigeración avanzados. Los slots de memoria están protegidos para prevenir daños en la placa al insertarlos, lo mismo que el PCB, sin necesidad de accesorios adicionales y junto a una herramienta que facilita la instalación del procesador. Si lo unes a su calidad de construcción y acabados, y al software que la acompaña la conclusión es clara: Una maravilla. Otras alternativas en su rango de precios tienes la Gigabyte GA-X99-Gaming G1 o la MSI X99A Gaming 9 ACK. Para las memorias hemos usado un par de módulos HyperX Fury de Kingston que conocemos bien y siempre responden. Lo suyo hubiera sido utilizar cuatro módulos para aprovechar el cuádruple canal y alcanzar los 32 Gbytes. Si vas a usar el equipo como estación de trabajo es la medida correcta. Las DDR4 todavía están más caras que las DDR3 pero han bajado bastante desde primeros de año. Además de Kingston, Corsair, G.Skill, Crucial... son fabricantes que comercializan en España varias series, de calidad, con perfiles XMP y con frecuencias OC a 3200 MHz y superiores. Para el apartado gráfico hemos probado dos gráficas NVIDIA y AMD de diferente nivel para comprobar cómo afecta al rendimiento del procesador y cuánto ayuda éste a las gráficas. Nos hubiera gustado contar con una GTX 1080 pero no ha sido posible. Prueba pendiente, al igual que un par de ellas en SLI y comprobar a fondo el rendimiento de esas 40 lineas de PCIe. En todo caso, no hemos enfocado la prueba específicamente a juegos sino a una máquina de propósito general de alto rendimiento que pueda hacer cualquier tarea informática al máximo nivel. Para juegos, hay otras alternativas que comentaremos en las conclusiones. Para el almacenamiento hemos utilizado una SSD SATA de Samsung para el sistema y principales aplicaciones, combinada con un par de discos duros WD Black en RAID. Como en el resto de componentes, el que se meta en esta inversión debería optar por una unidad que aproveche el puerto PCIe, cada vez más baratas aunque todavía a distancia de las SATA. Alguna propuesta para rematar una configuración de máximo nivel sería la Samsung 950 PRO, una Plextor M6e o una HyperX Predator. Para la refrigeración hemos utilizado un modelo de Noctua, un fabricante que ofrece las mayores calidades en refrigeración por aire. El ventilador es inmenso como verás (cuidado con el tamaño de tu torre) pero ofrece lo que buscábamos, gran rendimiento, buen acceso al resto de componentes, baja sonoridad y capacidad de overclocking. Como hablamos arriba, si vas a montar un equipo de futuro hay que incrementar el gasto y optar por sistemas de refrigeración líquida. Por supuesto, conviene descartar ventiladores stock de Intel. No es que sea malo, es que no ofrece la capacidad de uno de terceros especialmente para overclocking. Una buena pasta térmica para el procesador siempre es necesaria. No vamos a hablar demasiado sobre la fuente de alimentación (heos utilizado una Corsair CX de 750 vatios) porque ya lo hemos visto en otros artículos. Es otro componente que además de potencia sobrada para todos los componentes debe ofrecer la estabilidad suficiente en su entrega, especialmente si utilizamos OC. Overclocking Contar con el multiplicador desbloqueado, una placa base soberbia que se acompaña de una BIOS UEFI y unas aplicaciones de control a su altura, facilita enormemente el overclocking. "Subir de vueltas" el procesador está al alcance de cualquier usuario con y sin conocimientos porque se puede realizar a golpe de clic desde una aplicación de ASUS en el mismo sistema operativo sin tener que entrar en la BIOS UEFI. Al tiempo, los usuarios más técnicos podrán extraer hasta el mínimo MHz porque la placa ofrece un control apabullante de cualquier parámetro e Intel ha dejado margen para aumentar la frecuencia del procesador. No es el procesador que más escale pero si tenemos en cuenta los 10 núcleos que maneja, es de valorar sus posibilidades. La facilidad para el OC se extiende por igual a la BIOS, tanto en modo manual (imagen anterior) como en automático, con perfiles EZ System Tuning añadidos por ASUS que funcionan realmente bien y ajusta todo según el perfil que desee el usuario. En nuestras pruebas, con el ventilador Noctúa mencionado (gran calidad pero refrigeración por aire), hemos logrado un funcionamiento estable hasta 4,3 GHz. A 4,4 GHz ya tuvimos errores aleatorios y a 4,5 GHz simplemente no funcionaba. En estos casos, un reinicio mediante un botón dedicado en la placa nos devuelve a la configuración segura por defecto. Y vuelta a empezar. En cualquier caso, el usuario que compre este microprocesador y quiera aumentar su frecuencia base, no se conformará con cualquier ventilador y es seguro que invertirá en un sistema de refrigeración líquida de gama alta que conseguirá mayores frecuencias de trabajo y temperaturas contenidas. En nuestro caso para el trabajo diario dejamos el Core i7-6950X en 4,1 GHz logrando una total estabilidad y el equilibrio entre temperatura, voltaje y sonoridad del ventilador que buscábamos. Por si te estás preguntando hasta dónde puede llegar el procesador, señalar que en el Computex un grupo de especialistas logró poner el micro en 5,7 GHz, utilizando técnicas de overclocking extremo con nitrógeno líquido. No está al alcance de un usuario estándar pero es una confirmación de su capacidad y recalcamos, teniendo en cuenta que son 10 núcleos. Para los test utilizamos la frecuencia por defecto al igual que la memoria (2.400 MHz) aunque la probamos en OC con resultados satisfactorios. No es obligatorio el overclocking. Sin tocarlo su rendimiento es excelente, escalando automáticamente hasta 3,5 GHz con TurboBoost activado, una tecnología que Intel implementa en algunas series para incrementar su frecuencia de funcionamiento en determinadas circunstancias cuando una aplicación o juego requiere mayores recursos. Test Core i7-6950X Los resultados de las pruebas benchmark del Broadwell-E los hemos comparado con los obtenidos en otra prueba propia sobre una plataforma LGA 1151 - Z170, compuesta por el más potente de los Skylake (Core i7-6700K), placa base AsRock Extreme4 y el resto de componentes utilizados en el Core i7-6950X. A esos resultados hemos añadido otros datos obtenidos por Guru3D en las pruebas de otros procesadores Broadwell-E, el más potente de los Haswell-E (Core i7-5960X) y un Core i5-6600K, para que puedas evaluar mejor los distintos modelos y plataformas. Intel Extreme Tuning Utility. Intel ofrece una aplicación para Windows que es un buen punto de partida para testear el procesador. Ofrece información de los componentes del sistema instalado, tuneo básico y avanzado del procesador, test de stress y un benchmark que puede compararse on-line en HWBOT. CPU-Z. Una herramienta de diagnóstico gratuita de CPUID que ofrece información sobre el procesador y su frecuencia actual, placa base, BIOS, memoria chipset, gráfica y otros datos que puedes guardar en un archivo .txt o HTML CPU-Z dispone de un benchmark propio para el procesador en simple y multihilo, cuyo resultado podemos enfrentar a otros modelos de procesadores. Aquí los obtenidos a 4,1 GHz, aunque como decíamos todos los test los hemos ejecutados con el Core en su estado por defecto. La gráfica siguiente muestra los resultados en single thread de algunos modelos, donde verás que el Core i7-6700 muestra poderío con sus 4 GHz y el conocido gran rendimiento IPC (Instrucciones por Ciclo) de Intel. También interesante observar la diferencia de resultados del Core i7-6950 por defecto y con frecuencia a 4,1 GHz. En Multi Thread cambian las tornas y aquí es donde se ve la verdadera potencia de los 20 hilos del Core i7-6950 y más si está overclocleado: CineBench. Es uno de los benchmark de referencia para evaluar el rendimiento de CPU y GPU porque está basado en el software de animación CINE 4D de MAXON, ampliamente utilizado por los estudios y productoras de todo el mundo para la creación de contenido 3D. Los resultados están a la vista, aquí los núcleos del procesador sí importan porque se utilizan todos los disponibles. FryRender. Es otro de los test que pueden aprovechar todos los núcleos de las CPU modernas. Un motor de renderizado que hace uso de las posibilidades de la caché de forma eficiente y muestra la potencia bruta de los micros más potentes. Como sospecharás también brilla el Core i7-6950. 3DMark Vantage CPU. 3D Mark tiene un conjunto de pruebas enorme para CPU, GPU y mezcladas, pero para los que nos interesa, ésta se dedica al rendimiento de procesadores y hace uso del multi-núcleo y multihilo. Handbrake. La codificación de vídeo es otro de los apartados donde pueden aprovecharse los procesadores multinúcleos y este transcodificador Open Source es de lo mejor que puede utilizarse para valorarlo. La prueba codifica un archivo h.264 DTS 1080P de 150 MB a Matroska x.264 con AC3 de 5.1 canales. Prime95. Una prueba que permite conocer el consumo del procesador. La prometida mejora en eficiencia energética del Core i7-6950X es cierta, ofreciendo mayor rendimiento por menos consumo que Haswell-E. Los resultados están en vatios. Consumo en vatios de los Broadwell-E con todos los núcleos activos: AIDA64. Es una de las suites más completas para información y testeo de hardware, con una gran batería de benchmark para comprobar el rendimiento general del equipo y sus componentes, incluyendo un test de estrés para comprobar temperaturas, voltajes y consumos donde se confirma que la estabilidad y comportamiento del Core i7-6950X es excepcional. Hemos corrido casi todas las pruebas. Te dejamos algunas de las más interesantes relativas al rendimiento del propio procesador, la memoria y la caché porque los relativos a la GPU dependen demasiado de la que utilicemos. AIDA64 - CPU Queen. Los 10 núcleos y 20 hilos del Core muestran su potencia y solo quedan por detrás de los poderosos Xeon con más núcleos. AIDA64 - CPU ZLib. Al igual que el anterior su rendimiento es descomunal. Aida - FP64 Ray-Trace. Lo mismo podemos decir del test sobre trazado de rayos, un algoritmo para síntesis de imágenes tridimensionales. AIDA64 - Lectura de la memoria. Test penalizado por el no aprovechamiento del cuádruple canal de memoria y la latencia algo elevada de los módulos utilizados. AIDA64 - Escritura de la memoria. Lo mismo que en el test anterior. Los resultados dependen más de la memoria que del propio procesador. CrystalDiskMark. Una herramienta que mide el rendimiento de la unidad de almacenamiento interna y es muy usada a nivel de usuario. El procesador se valora poco en este test porque los datos son casi idénticos a los obtenidos con otros procesadores de menos nivel sobre la Samsung EVO 850 analizada, que como sabes está limitada por la interfaz SATA. Nos gustaría haber podido comprobar si el nuevo procesador mejora las prestaciones en una unidad PCIe. Otras pruebas - WINSAT. Winsat.exe es la herramienta de evaluación interna de Windows, incluida desde Windows Vista en adelante. No es una herramienta profesional de testeo pero se ejecuta desde la misma línea de comandos y evalúa la CPU, memoria, unidad de almacenamiento, GPU en Direct3D y otros parámetros. Con "Winsat Formal" realiza todas las comprobaciones. Los resultados de la CPU son extraordinarios como era esperable: Juegos Tenemos malas y buenas noticias y son conocidas por los grandes jugones. La inmensa mayoría de juegos actuales no están programados ni optimizados para utilizar toda la potencia de una bestia como el Core i7-6950X. Son excepción los juegos que utilizan más de cuatro núcleos/hilos y los resultados del ecosistema general de juegos dependen en casi toda su medida de la gráfica dedicada que utilices. Las buenas noticias son que en lo que depende del Core i7-6950X no faltará potencia y si un día es aprovechada será el mejor, también en juegos. Lo vemos en los resultados con el 3D Mark Fire Strike en su apartado de manejo de físicas. Un test donde se valora la CPU limitando la carga de la GPU. DirectX 12, Vulkan, son librerías que pueden aprovechar un mayor número de núcleos y sumar la potencia de la CPU a los de la GPU. De momento no es así y no hemos notado ventajas significativas entre micros de gran nivel objetivo para juegos, como pueden ser el Core i7-6700K y este Core i7-6950X. La gráfica sigue mandando. Algunos ejemplos con una GTX 980: Hemos querido comprobar si juegos actuales DX 12 corriendo sobre la última generación de tarjetas gráficas aprovechan más las CPUs. Los resultados siguientes utilizando una NVIDIA GTX 1080 son de Guru3D y confirman los nuestros propios: la gráfica sigue mandando totalmente y el juego no aprovecha la mayor potencia de los procesadores. Con resolución 2K la igualdad de resultados es máxima: Linux No hemos tenido tiempo para probar el procesador en el sistema libre con una instalación nativa. Sí hemos ejecutado Ubuntu en una máquina virtual con el buen rendimiento que era predecible asignando un par de núcleos y 4 Gbytes de memoria. Simplemente con esa configuración, se puede manejar Ubuntu sin retardos para un uso básico del sistema. Suponemos que el escalado de prestaciones del Core i7-6950X que vemos en Windows es trasladable a otros sistemas operativos soportados como Linux. Si estás pensando en máquinas con Broadwell-E para Linux, puedes revisar resultados de las pruebas en portales como Anandtech, usando test de dinámica de fluidos, trazado de rayos, OpenSSL, modelado molecular o un servidor escalable para implementaciones web. Te dejamos con un par de pruebas que confirman la potencia del Core también en Linux: Conclusiones Rendimiento estratosférico el de este Core i7-6950X siempre y cuando las aplicaciones le exijan desplegar su enorme potencial. El micro más potente que puedes montar en un PC de consumo cuyo escenario de uso vemos en una máquina de alto rendimiento de propósito general, que puedes usar como estación de trabajo profesional para edición de video/audio, renderizado, ejecución de máquinas virtuales, etc, y también como máquina de juegos, porque puede con cualquier tipo de escenario informático al máximo nivel y mejora todo componente que se utilice junto a él. Un prodigio en arquitectura y estabilidad que incluye las funciones más avanzadas de Intel y soporte para las nuevas tecnologías, que también mejora en eficiencia energética sobre Haswell-E, aumentando la potencia manteniendo el consumo. El problema (siempre hay un problema) es conocido: el nivel de precio fijado por Intel para este Core i7-6950X. No es que haya subido los precios sobre Haswell-E porque los otros tres Broadwell-E cuestan lo mismo, sino que el coste de los 10 núcleos se dispara con relación a ellos. Aquí entramos en el posicionamiento del Broadwell-E más potente. 1.723 dólares son muchos dólares. Por ese precio puedes montar una workstation con doble Xeon y una GPU Pro de gama media, mientras que para máquina de juegos puedes comprar un Core i7-6700K y dos GTX 1080 en SLI que marcarán la diferencia en rendimiento de videojuegos. Otra opción sería optar por uno de los otros tres procesadores que completan la plataforma Broadwell-E. También sobradísimos para crear esta máquina de propósito general de alto rendimiento. Cuando un mayor número de aplicaciones puedan utilizar a fondo sus prestaciones y tengamos juegos bajo DX12 o Vulkan que realmente estén optimizados para aprovechar el multinúcleo, esta generación mostrará su potencial por encima del resto también en juegos. La última consideración es sencilla: Si te lo puedes permitir, no dudes en optar por este micro, sobresaliente en todo, excepto en precio. Esto es una inversión para muchos años porque tendrás máquina para rato.
18 comentarios883 shares
07/07/2016
Diez juegos modernos que funcionan bien en una iGPU Intel

Diez juegos modernos que funcionan bien en una iGPU Intel

Los últimos datos de Steam revelan que más del 17% de sus usuarios utilizan equipos con una iGPU Intel, es decir, soluciones integradas del gigante del chip, un hecho que todavía hoy sigue generando suspicacias ya que no todo el mundo termina de entender que es posible jugar en condiciones aceptables con dichos núcleos gráficos. Siendo sinceros es comprensible y podemos entenderlo perfectamente, ya que la reputación de las iGPU Intel no fue nada buena durante muchos años, puesto que eran incapaces de mover incluso juegos muy sencillos que para otras soluciones gráficas dedicadas suponían un esfuerzo mínimo, pero debemos tener claro y entender de una vez que eso es pasado, y que el gigante del silicio ha mejorado considerablemente sus soluciones gráficas integradas, tanto que hoy por hoy podemos jugar incluso a títulos actuales en condiciones aceptables. En este artículo hemos querido demostrarlo haciendo una selección con diez juegos actuales que podréis mover en buenas condiciones con este tipo de soluciones gráficas, aunque nos hemos limitado a una base mínima razonable para que esta recopilación sea útil a mayoría de nuestros lectores y evitar que quede como algo de nicho. Por ello no hemos tomado como referencia las soluciones integradas que forman el tope de gama de Intel sino un modelo que hoy podemos considerar ampliamente superado, la HD 4600, que está presente en CPUs Haswell, es decir, procesadores de dos generaciones por detrás de la actual Skylake. Sin más entramos en materia y como siempre os invitamos a opinar en los comentarios. Consideraciones previas y equipo base Antes de lanzarnos a exponer cada uno de los juegos queremos compartir con vosotros la configuración base que hemos tomado para el artículo, ya que os ayudará a comparar mejor con el vuestro y os ayudará a haceros una idea de lo que podéis esperar en caso de no cumplir exactamente con todos sus componentes. Intel Core i5 4200M, con dos núcleos y cuatro hilos a 2,5 GHz-3,1 GHz. 8 GB de RAM DDR3 a 1.600 MHz. Intel HD 4600. Windows 8.1 64 bits. Obviamente si tenéis un procesador mejor con dicha integrada, como por ejemplo un Core i7 4700MQ, podéis esperar mejores tasas de FPS, especialmente si el juego tiene una alta dependencia de la CPU. En soluciones gráficas superiores, como las Iris Pro, el rendimiento es también mucho mejor, pero la distribución de éstas es muy limitada y normalmente los equipos que las montan llevan una GPU dedicada que resulta muy superior, así que acaban quedando como un sinsentido. 1-Starcraft 2 Es un título que depende mucho del procesador y el alto IPC de la generación Haswell de Intel unida a la buena frecuencia que es capaz de lograr el Core i5 4200M (teniendo en cuenta que es una CPU de portátil) da un buen empujón al rendimiento. Podemos jugarlo con garantías en resoluciones de 1.366 x 768 píxeles y ajustes calidad medios sin problemas, con tasas de fotogramas medios que rondan los 40 FPS. Si queremos maximizar la fluidez podemos utilizar una mezcla de ajustes en medio bajo o reducir la resolución a 1.280 x 720 píxeles. 2-Mafia II Más exigente que el anterior pero se puede jugar perfectamente con el equipo base de este artículo, siempre que ajustemos la calidad gráfica en medio y no subamos la resolución más allá de los 1.366 x 768 píxeles. Con esa configuración lograremos unas medias muy cercanas a los 30 fotogramas por segundo. Al igual que en el caso anterior podemos bajar la resolución a 1.280 x 720 píxeles para mejorar la fluidez. 3-DiRT 3 Es un gran juego de conducción y lo mejor es que optimización es tremendamente buena, tanto que incluso podríamos moverlo en alto a 1.366 x 768 píxeles, siempre que estemos dispuestos a aceptar medias de 26 fotogramas por segundo. Bajando los ajustes a calidad media rondamos los 40 fotogramas por segundo de media, así que podemos disfrutarlo sin problema y no es realmente necesario hacer más sacrificios. 4-Deus Ex Human Revolution Uno de los mejores juegos de acción en primera persona de los últimos años y totalmente recomendable, sobre todo si te gusta la temática "futuro cercano" que ofrece. Por suerte tampoco es muy exigente y podemos moverlo en calidad media y resolución de 1.366 x 768 píxeles con tasas medias que también rondan los 42 fotogramas por segundo. 5-Wolfenstein The New Order La vuelta de una de las grandes franquicias de acción en primera persona de id Software, y también uno de los mejores títulos de acción en primera persona "a la antigua usanza" que hemos visto recientemente (con permiso del gran DOOM 2016). Podemos disfrutarlo en 1.280 x 720 píxeles y ajustes de calidad media y mantener medias de unos 33 fotogramas por segundo. Si queremos un plus de fluidez podemos reducir un poco la calidad gráfica. 6-Alien Isolation Sustos garantizados en esta estupenda adaptación de la conocida franquicia cinematográfica. Un juego que está muy bien optimizado, en el que conseguiremos medias de 25 FPS con resoluciones de 1.366 x 768 píxeles y ajustes medios. Os recomendamos bajar la resolución a 1.280 x 720 píxeles para ganar un poco de fluidez, y si cambiáis alguna cosa a bajo tendréis 30 FPS bastante sólidos de media. 7-GTA V La última entrega de la conocida y querida franquicia de Rockstar llegó al PC con mejoras importantes y también presumiendo de una fantástica optimización. Gracias a ello podemos disfrutarlo sin problema a 1.280 x 720 píxeles y con calidad media-baja, manteniendo medias de 25 a 30 FPS. En caso de que queráis priorizar la fluidez podéis jugar con todo en bajo y mantener dicha resolución. 8-FIFA 2016 Es evidente que la conocida franquicia deportiva de EA no necesita presentación, y tampoco un gran equipo para funcionar en condiciones más que aceptables. Con el portátil de este artículo podemos jugarlo en 1.366 x 768 y calidad baja manteniendo medias por encima de los 50 FPS. 9-Metal Gear Solid V: The Phantom Pain La última joya de Hideo Kojima antes de marcharse de Konami funciona razonablemente bien en el equipo base del artículo, aunque obliga a sacrificar calidad. Para una experiencia óptima lo más recomendable es una resolución de 1.280 x 720 píxeles y ajustes de calidad en media-baja, ya que conseguiremos mantener medias muy cercanas a los 30 FPS sin problema. 10-Overwatch Sí, habéis leído bien, lo último de Blizzard es jugable en una Intel HD 4600, siempre que utilicemos los ajustes gráficos apropiados. Para mantener medias de 25 a 30 FPS tenemos que configurarlo en 1.280 x 720 píxeles y calidad baja. Enlaces de interés: Especiales MC.
23 comentarios255 shares
06/07/2016
Kaby Lake sería una plataforma para 2017

Kaby Lake sería una plataforma para 2017

Todos sabemos que Kaby Lake será lo próximo de Intel para el mercado general de consumo, una nueva generación de procesadores que marca el inicio de la estrategia "tick-tock-tock" del gigante del chip. Esto supone que dicha arquitectura mantendrá el proceso de fabricación de 14nm que debutó con Broadwell y traerá leves mejoras en rendimiento frente a Skylake, por lo que veremos pequeños cambios centrados sobre todo en la optimización y la eficiencia. ¿Y qué hay de su lanzamiento? Pues según las últimas informaciones parece que Kaby Lake será una plataforma para 2017, es decir, aunque su producción comenzará a finales de 2016 su lanzamiento oficial no se producirá hasta el próximo año. Echando un vistazo a las plataformas anteriores vemos que Haswell se ha mantenido vigente incluso tras la salida de Broadwell y de Skylake, así que lo más seguro es que ésta última coexista sin problemas con Kaby Lake. Por otro lado hay que recordar que esta nueva generación vendrá con una plataforma propia basada en los chipsets serie 200, pero será retrocompatible con placas base LGA 1151 (chipsets serie 100) gracias a una simple actualización de software. No hay duda de que Kaby Lake no traerá suficientes novedades para motivar a renovar a aquellos que tengan un procesador Haswell o superior, pero será interesante ver cómo compite esta nueva generación con ZEN, la próxima gama de procesadores que prepara AMD para finales de este año. Más información: Fudzilla.
1 comentario102 shares
05/07/2016
Estos serán los primeros procesadores Intel Apollo Lake

Estos serán los primeros procesadores Intel Apollo Lake

Los nuevos procesadores Intel Apollo Lake suponen un importante avance frente a la generación actual conocida como Braswell y basada en la arquitectura Airmont, tanto a nivel de rendimiento como de consumo, ya que como sabemos prometen mejoras de un 30% y un 15% respectivamente en ambos campos. Esto es posible gracias al salto de arquitectura (Goldmont), que mantiene el proceso de 14nm pero centra las mejoras en el rendimiento y la eficiencia, aunque obviamente habrá que esperar a ver pruebas de rendimiento en entornos reales para ver si realmente el avance ha sido tan grande como nos dicen. Mientras esperamos podemos adelantaros los nombres definitivos de los seis primeros procesadores del gigante del chip que quedarán encuadrados dentro de la plataforma Apollo Lake, así como las especificaciones de algunos de ellos: Celeron N3350: hasta 2,4 GHz en modo ráfaga, TDP de 6W. Celeron N3450: hasta 2,2 GHz en modo ráfaga, TPD de 6W. Pentium N4200: hasta 2,5 GHz en modo ráfaga, TDP de 6W. Celeron J3355. Celeron J3455. Pentium J4205. Tened en cuenta que en principio se debería mantener la configuración de cuatro núcleos y que las frecuencias base deberían rondar como mucho los 2 GHz. Por otro lado recordad también que los modelos "N" normalmente se utilizan en portátiles y tablets, mientras que los "J" van destinados a equipos de sobremesa económicos y compactos. Más allá de estas mejoras se confirmó también el soporte de conectores USB Type-C y de memorias LPDDR4, LPDDR3 y DDR3L. Más información: Liliputing.
4 comentarios126 shares
12/06/2016
Apollo Lake, más rendimiento para portátiles y 2 en 1 económicos

Apollo Lake, más rendimiento para portátiles y 2 en 1 económicos

Apollo Lake es la nueva plataforma de procesamiento de Intel, especialmente destinada a portátiles y 2 en 1 de bajo coste, aunque también será utilizada en mini-PCs básicos. Fue anunciada hace un par de meses en el IDF de China y presentada oficialmente en el Computex junto a su hermano mayor "Kaby Lake". En la presentación en la feria de Taiwán, Intel reveló algunas de sus características y mejoras sobre la plataforma actual, "Braswell", principalmente un gran aumento de rendimiento y también eficiencia energética. Apollo Lake se comercializará a lo largo del segundo semestre en varios modelos marca Pentium y Celeron, series N y J. Se fabricarán en procesos tecnológicos de 14 nanómetros y estarán basados en la CPU Goldmont y en la GPU de nueva generación Gen9. Se cita un aumento del rendimiento del 30 por ciento tanto en procesamiento como en potencia gráfica. Un gran salto teniendo en cuenta que promete aumentar la autonomía en un 15% sobre los modelos actuales. El chip soportará memorias DDR3L, LPDDR3, y también LPDDR4, nuevo estándar con mejoras en el ratio de operaciones I/O que serán capaces de procesar, hasta 4266 MT/s que es el doble que la versión actual LPDDR3. La norma incluye una arquitectura completamente nueva que contempla una matriz de dos canales de 16 bits frente al canal simple de LPDDR3. Y ello con un menor consumo de energía. También se anuncia soporte nativo para el nuevo puerto de interconexión de periféricos USB Type C. No se ha facilitado información de los modelos concretos y frecuencias de trabajo (hasta 2,6 GHz) y su TDP (entre 6 y 10 vatios) pero apuntan bien estos Apollo Lake si se confirma la mejora de rendimiento. Procesadores ideales para equipos económicos, portátiles o 2 en 1 que soportarán sistemas operativos Windows y Linux, incluyendo Chrome OS.
1 comentario101 shares
10/06/2016
Lo nuevo de Intel y AMD no llegaría hasta enero de 2017

Lo nuevo de Intel y AMD no llegaría hasta enero de 2017

Las primeras informaciones dejaban claro que Intel y AMD lanzarían sus nuevos procesadores durante el tercer y cuarto trimestre de este año, respectivamente, pero según informaciones provenientes de la cadena de suministros ambas compañías habrían decidido retrasarlos hasta enero de 2017. El motivo es tan simple y evidente que tiene mucho sentido y hace que la información sea totalmente creíble, y es que las dos tendrían serios problemas de inventario, o lo que es lo mismo, un exceso de stock importante de procesadores de generaciones anteriores. Según indica la fuente de la noticia los proveedores todavía tienen grandes cantidades de stock almacenado de procesadores Haswell y Skylake por parte de Intel, y de soluciones FX por parte de AMD, y parece que no serían capaces de "digerirlos" hasta principios del próximo año. El principal culpable de esta situación sería la baja demanda, pero si hacemos un análisis detallado nos daremos cuenta de que es injusto culpar directamente a los consumidores, ya que el estancamiento en precios también ha sido claro y no se han llevado a cabo medidas que realmente muestren un interés por limpiar excedentes. Por otro lado debemos tener en cuenta que los usuarios sienten una necesidad cada vez menor de renovar sus procesadores y es normal, puesto que hoy por hoy cualquier persona puede disfrutar de una buena experiencia incluso en juegos de última generación con procesadores Intel Sandy Bridge (lanzados en 2011) y AMD FX (lanzados también en 2011). Más información: DigiTimes.
6 comentarios122 shares
09/06/2016
Llega Intel Broadwell-EX, procesadores de 24 núcleos

Llega Intel Broadwell-EX, procesadores de 24 núcleos

El gigante del chip ha presentado recientemente su gama de procesadores Broadwell-E, dirigida al mercado de consumo general, pero junto a ella también han anunciado la serie Broadwell-EX, que está orientada al sector profesional y que presenta diferencias importantes. Aunque la base de la arquitectura es la misma las posibilidades de ambas son muy diferentes, y no sólo por la potencia bruta de los procesadores que la forman sino también por las opciones de configuración y escalabilidad de la segunda, además de sus tecnologías exclusivas destinadas a asegurar un buen rendimiento y a maximizar la estabilidad. El modelo estrella dentro de esta generación es el Xeon E7-8890 v4, que viene con un total de 24 núcleos corriendo a 2,2 GHz/3,4 GHz, modo normal y turbo, pero que es capaz de manejar hasta 48 hilos gracias a la tecnología HyperThreading. Una solución impresionante, sobre todo teniendo en cuenta que el Broadwell-E más potente cuenta con 10 núcleos y 20 hilos, aunque como habréis podido imaginar el precio de ésta auténtica bestia no es precisamente asequible. Tiene un coste recomendado de 7.174 dólares. En el cuadro que acompañamos podemos ver todas las especificaciones de los diferentes modelos encuadrados en esta plataforma, así como sus diferentes precios recomendados y su TDP. Si os fijáis os daréis cuenta de que los modelos con más núcleos consiguen mantenerlo dentro de unos límites razonables gracias a la reducción de las frecuencias de trabajo. Por si alguno de nuestros lectores siente curiosidad por el detalle de la escalabilidad al que hicimos referencia os dejamos con un dato impresionante, y es que con la plataforma Brickland podríamos implementar varios sockets hasta conseguir configuraciones con 192 núcleos, 384 hilos y soporte de hasta 24 TB de memoria RAM. Más información: WCCFTech - MuyCanal.
7 comentarios938 shares
07/06/2016
Intel Core i7-6950X, análisis del micro más potente en consumo

Intel Core i7-6950X, análisis del micro más potente en consumo

Intel Core i7-6950X es el procesador tope de gama de la nueva plataforma entusiasta para ordenadores de sobremesa, Broadwell-E, lanzada en el Computex. El primero con diez núcleos físicos y el desarrollo más potente y caro de la historia de Intel en el mercado de consumo. ¿Lo necesitas? ¿Merece la pena? ¿Hay alternativas con mejor índice precio/rendimiento? TechSpot lo ha probado y enfrentado los resultados con otros desarrollos como un Core i7-Haswell-E, un Core i7 Skylake y un FX de AMD y una solución con doble Xeon Sandy Bridge. Los datos nos ofrecen una interesante comparativa de lo que podemos esperar del micro y de las diferencias con el resto de alternativas, en pleno debate sobre el retraso en la renovación de PCs. Especificaciones Intel Core i7-6950X Intel Core i7-6950X está fabricado en procesos tecnológicos de 14 nanómetros y es compatibles con las placas base actuales con socket LGA 2011-v3 y chipset X99. Cuenta con 10 núcleos y 20 hilos de procesamiento nativo bajo HyperThreading, que trabajan a una frecuencia de 3 a 3,5 GHz con nueva versión Turbo Boost 3.0. Se entrega con el multiplicador desbloqueado para facilitar un overclocking que puede alcanzar los 4 GHz con refrigeración estándar (aire) y valores de 5,7 GHz en overclocking extremo con refrigeración por nitrógeno líquido. Cuenta con 25 Mbytes de caché de tercer nivel, controlador de memoria integrado para soportar memorias DDR4 en cuádruple canal (mínimo 2400 MHz) y puede manejar 40 líneas PCIe 3.0. Como sabes, no incluye gráfica integrada y su precio oficial se eleva a 1.723 dólares. Broadwell-E ofrece otros otros tres procesadores con la misma arquitectura. Un modelo de 8 núcleos y dos de 6 núcleos con precios que van desde 1.089 a 434 dólares. El consumo TDP de todos se ha establecido en 140 vatios. En la siguiente imagen puedes ver sus especificaciones junto a los modelos de la generación anterior Haswell-E: Equipos de prueba TechSpot ha empleado equipos de gama alta para probar los procesadores. Componentes comunes son una gráfica GTX 1080 de NVIDIA, una SSD 850 Pro de 2 TB de Samsung y Windows 10 Pro de 64 bits. La memoria ha variado según plataforma entre DDR3 y DDR4, con una cantidad instalada desde 8 a 64 Gbytes. A destacar un equipo alternativo a prueba, compuesto por doble procesador Xeon E5-2670 bajo plataforma Sandy Bridge-EP, para el usuario que esté pensando en utilizar Xeon en vez de los nuevos Core y que se pueden encontrar a un precio relativamente "económico" frente al más potente de los Broadwell-E. Consumo Core i7-6950X confirma la excelente eficiencia energética que se venía publicitando. A pesar de añadir dos núcleos se queda por debajo del Haswell-E en una media del 5% y solo se ve mejorado por el Skylake. El equipo con Xeon además de ser doble sufre los avatares del tiempo (es una plataforma de 32 nm) y su consumo se dispara. También el FX de AMD está bastante por encima, algo conocido. Rendimiento de la memoria Los Core i7 5960X y 6950X utilizaron la misma memoria DDR4-2666 y como era de esperar obtuvieron el mismo resultado en ancho de banda: 53 GB / s. Ello es un 77% superior al Skylake 6700K usando la misma memoria. El FX queda bastante por debajo mientras que el equipo vencedor es el doble Xeon. En el rendimiento de la caché L2 y L3 Broadwell-E se impone por mucho al Haswell-E aunque el doble Xeon se mantiene a la cabeza. Test Sintéticos El Core i7-6950X muestra su poderío con aumento de rendimiento medio del 30% sobre el 5960X en el Cinebench R15. Duplica al Skylake y triplica al FX de AMD. El equipo con doble Xeon se sitúa en general a la cabeza en hilos múltiples mientras que en simple núcleo el mejor es el Core i7-6700K, algo previsible por análisis anteriores. El resto de test sintéticos ofrecen resultados mixtos aunque el Broadwell-E muestra un gran rendimiento en todos ellos. Rendimiento en aplicaciones El rendimiento del Core i7-6950X es fantástico en pruebas con aplicaciones reales, en hojas de cálculo complejas, utilizando herramientas de compresión como 7-zip o Winrar o con editores como Photoshop. También brilla en rendimiento de codificación según muestra las pruebas con HandBrake, Hybrid x265 o x264. Rendimiento en juegos Aquí la gráfica manda (GTX 1080) y como verás el Broadwell-E no brilla como en apartados anteriores y de hecho queda por debajo del Core i7-6700K en algunos juegos. Conclusiones Core i7-6950X bate con suficiencia en cualquier parámetro al Core i7-5960X y encima lo hace con un menor consumo, muestra de las mejoras de Broadwell-E frente a Haswell-E. Rendimiento fantástico que se ve penalizado por un precio descomunal, fuera de mercado. Un equipo con doble Xeon como el utilizado en las pruebas cuesta 700 dólares (solo los procesadores) lo que contrasta con los 1.723 dólares del Core i7-6700K. Y lo bate en casi todas las pruebas de rendimiento. Eso sí, a un consumo disparatado. En todo caso, un sistema con doble socket eligiendo Xeon "económicos" es un diseño a valorar para montar estaciones de trabajo semi profesionales aunque eso sí, si quieres contener el precio hay que irse a plataformas de anteriores generaciones sin muchas de las tecnologías actuales. Si quieres alternativas Xeon de última generación para workstation, por el mismo precio del Broadwell-E se puede comprar un Xeon E5-2680 v4 de última generación con 14 núcleos, 28 hilos y 35 Mbytes de caché, con un consumo incluso más reducido. En cuanto a juegos qué decir que no hayamos dicho ya. Manda la gráfica dedicada y utilizar un Core i7-6950X en una máquina para juegos es simplemente tirar el dinero porque un Core i7-6700K va sobrado, ofrece igual o mejor rendimiento en simple núcleo, mejor consumo y cuesta seis veces menos. Personalmente no le veo un posicionamiento claro a este Core i7-6950X teniendo en cuenta su altísimo precio. Es lo más potente que puedes montar en consumo pero más allá de ello, no es necesario para juegos y en estaciones de trabajo usaría siempre Xeon. Otra cosa sería optar por el Core i7-6800K de 400 dólares o un Core i7-5820K por algo más de 300 dólares. Ambos ofrecen rendimiento de proceso sobrado en una máquina de propósito general. Si lo acompañas de una buena gráfica, SSD y de la cantidad de memoria necesaria, tendrás PC para muchos años. Artículo original e imágenes | TechSpot
5 comentarios424 shares
07/06/2016
Skylake-E utilizará el nuevo socket LGA 3647

Skylake-E utilizará el nuevo socket LGA 3647

Computex 2016. Ya os hemos contado que Intel ha presentado oficialmente su nueva generación de procesadores Broadwell-E, una gama de CPUs de alto rendimiento que viene en configuraciones de hasta 10 núcleos y 20 hilos, pero muchos no han podido evitar poner ya la mirada en Skylake-E. Hablamos del sucesor de esa nueva generación que acaba de llegar, que mantendrá el proceso de fabricación a 14nm pero vendrá con mejoras claras a nivel de IPC, al igual que ocurrió con la versión de consumo general. Esto supondrá un mayor rendimiento frente a Broadwell-E comparando la misma cantidad de núcleos-hilos a la misma frecuencia de trabajo, aunque no podemos descartar que Skylake-E también sirva a Intel para lanzar su primer procesador de consumo general con 12 núcleos y 24 hilos. Si unimos todos esos elementos nos damos cuenta de que Skylake-E podría ser un salto mucho más grande en términos de rendimiento bruto, y una nueva información nos aporta un detalle que refuerza todo lo que hemos expuesto, ya que en principio la próxima generación de procesadores serie "Extreme" de Intel no será compatible con la plataforma actual basada en socket LGA 2011. Como podemos ver en la imagen el próximo año tendremos nueva plataforma basada en el socket LGA 3647, que incrementará enormemente la cantidad de pines y el tamaño del mismo, tanto que llega a ser muy grande si comparamos con el LGA 2011 y casi "masivo" si hacemos lo propio con el LGA 1151. No tenemos más información al respecto, pero podemos sacar en claro que si tenías pensado renovar a los nuevos Broadwell-E te sale más a cuenta esperar y hacer una renovación completa el próximo año, sobre todo si ya tienes una CPU Haswell-E, incluso aunque el mismo será el modelo más básico con seis núcleos y doce hilos. Más información: TweakTown.
0 comentarios191 shares
31/05/2016
Lanzamiento procesadores Broadwell-E, 10 núcleos por 1.723 dólares

Lanzamiento procesadores Broadwell-E, 10 núcleos por 1.723 dólares

Computex 2016. Intel ha anunciado lanzamiento de los procesadores Broadwell-E en Taiwán como estaba previsto. El tope de gama de la serie, Core i7-6950X Extreme Edition, será el más potente y caro de la historia de Intel en el mercado de consumo y el primero con 10 núcleos físicos. Vía libre para Broadwell-E, la nueva plataforma entusiasta que reemplaza a Haswell-E como los microprocesadores de mayor rendimiento del gigante del chip. Fabricados en procesos tecnológicos de 14 nanómetros son compatibles con las placas actuales con socket LGA 2011-v3 y chipset X99. Incluyen las últimas tecnologías de Intel como Turbo Boost 3.0 y soportan los últimos estándares y puertos, como las memorias DDR4 o Thunderbolt 3. Su consumo TDP está establecido en 140 vatios y se entregan con multiplicador desbloqueado para facilitar el overclocking. El buque insignia de la serie es el Core i7-6950X con 10 núcleos y 20 hilos de procesamiento nativo. Trabaja a una frecuencia de 3 - 3,5 GHz aunque su capacidad de overclocking permitirá "subirlo de vueltas" bastante por encima. Cuenta con la friolera de 25 Mbytes de caché de tercer nivel, controlador de memoria integrado para soportar memorias DDR4 en cuádruple canal (mínimo 2400 MHz) y como sabes, no incluyen gráfica integrada. Puede manejar 40 líneas PCIe 3.0. e Intel dice que es el doble de rápido que el 6700K i7 de cuatro núcleos cuando se trata de representación 3D y un 35 por ciento más rápido que la anterior generación, Core i7-5960X. Modelos Broadwell-E Además del tope de gama Core i7-6950X, Intel ofrece otros tres modelos Broadwell-E: Core i7-6900X con 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento nativo, frecuencia de trabajo de 3,2-3,7 GHz y 20 Mbytes de caché de tercer nivel. Core i7-6850X con 6 núcleos y 12 hilos de procesamiento nativo, frecuencia de trabajo de 3,6-3,8 GHz y 15 Mbytes de caché de tercer nivel. Core i7-6800X con 6 núcleos y 12 hilos de procesamiento nativo, frecuencia de trabajo de 3,4-3,6 GHz y 15 Mbytes de caché de tercer nivel. (Solo maneja 28 líneas PCIe frente a las 40 de los anteriores) Precios Broadwell-E No hay nada más potente en el mercado de consumo pero tampoco más caro, porque los precios de referencia están bastante por encima que los establecidos para Haswell-E, nada menos que un 70 por ciento en el tope de gama. Así, el Core i7-6950X exigirá un desembolso de 1.723 dólares, mientras que el precio fijado para los otros tres se eleva a 1.089, 617 y 434 dólares. La plataforma ha sido analizada por AnandTech y confirma el podería de esta plataforma. El problema es que exige una gran inversión aunque al menos su compatibilidad con las placas base actuales con socket LGA 2011-v3 nos permitirá aprovechar la placa. Otra cosa es que merezca la pena actualizar si ya tienes un equipo como Haswell-E. Sinceramente creemos que no. Salvo un mínimo de computadoras dedicadas a estaciones de trabajo, los procesadores van sobrados y los usuarios los aguantan cada vez más. Para videojuegos, siempre que que el procesador sea de un suficiente nivel para no provocar cuellos de botella, es más importante un cambio de gráfica. A nivel general para un equipo dedicado a ofimática, navegación web y accesos a Internet o entretenimiento multimedia, un aumento de memoria RAM y un reemplazo del disco duro por una SSD ofrece grandes beneficios sin tener que cambiar procesador o placa. En definitivo: solo para elegidos estos Broadwell-E. Eso sí, no hay (ni habrá a medio plazo) nada más potente que puedas montar en un ordenador personal.
38 comentarios620 shares
31/05/2016
[ ]