shopify analytics ecommerce
Intel » MuyComputer
  • [ Intel ]
    ¿Ha cancelado Intel sus GPUs Iris Pro? Todo parece indicar que sí

    ¿Ha cancelado Intel sus GPUs Iris Pro? Todo parece indicar que sí

    Un rumor que está cogiendo bastante fuerza asegura que Intel habría dado carpetazo a sus GPUs Iris Pro, un movimiento que en principio no parece tener sentido pero que entenderemos mejor cuando analicemos el tema un poco más a fondo. Antes de nada la información del rumor. En teoría ni Cannonlake ni Coffee Lake utilizarían GPUs Iris Pro y se apoyan sobre el hecho de que no hay ni rastro de ellas en las hojas de ruta que se han ido filtrando. De momento todo lo que se diga en este sentido es especulación pero debemos reconocer que el abandono de dichas soluciones gráficas tiene sentido y por un motivo muy sencillo, su enfoque no estaba bien planteado y las hacía innecesarias. Me explico, las GPUs Iris Pro de Intel han estado siempre reservadas a procesadores de muy alto rendimiento que normalmente sólo utilizan los usuarios más exigentes, y por lo general éstos prefieren optar por una solución gráfica dedicada de mayor potencia. Esto no quiere decir que la serie Iris Pro sea mala, de hecho es todo lo contrario, ya que con ella el gigante del chip ha demostrado que puede competir con las soluciones gráficas de gama básica de NVIDIA y AMD, pero utilizarlas en procesadores de gama alta sí es una mala idea. Por contra si Intel las hubiera integrado en CPUs Pentium y Core i3 habría dado un importante golpe sobre la mesa, incluso aunque ello hubiera supuesto incrementar el precio final de estos procesadores. Con ese planteamiento habría sido posible ver por ejemplo portátiles de bajo precio con procesadores Core i3 y una Iris Pro con capacidad suficiente para jugar a 720p con unas garantías razonables. Ha quedado claro desde el inicio pero os recordamos que nada de lo dicho tiene confirmación oficial. Más información: DvHardware.
    8 comentarios2 shares
    2 días
    Intel deja caer que podrían volver a por el sector móvil

    Intel deja caer que podrían volver a por el sector móvil

    Venkata Renduchintala, presidente de la división del grupo de Cliente, Internet de las Cosas y Arquitectura de Sistemas de Intel, ha dejado ver claramente que la compañía no ha tirado la toalla y que el gigante del chip podría volver para luchar por hacerse un hueco en el sector móvil. Como sabemos dicho sector es bastante difícil, ya que por sus  necesidades particulares de equilibrio entre potencia, temperatura y rendimiento las soluciones x86 no podían competir al mismo nivel que los chips basados en soluciones ARM. Dado que la arquitectura x86 es el pilar central sobre el que trabaja el gigante de Santa Clara el final acabó siendo el que muchos esperaban, Intel decidió poner un poco de sentido común y cancelar nuevos chips que en opinión del propio Renduchintala no merecía la pena terminar. Sin embargo el ejecutivo comentó que en lo que respecta a plataformas móviles su compromiso es "hablar menos y hacer más", y que cuando tengan algo que decir hablarán abiertamente de ello. Es toda una declaración de intenciones que debemos interpretar correctamente aunque por suerte no es complicado, ya que quiere decir en definitiva que Intel ha preferido reorganizarse para encontrar un camino realmente efectivo que le lleve a colocarse como un grande dentro del sector móvil. Siendo justos debemos reconocer que en dicho sector han hecho un trabajo realmente bueno con los últimos SoCs Atom X5 serie 8000, una gama que ha hecho posible la llegada de tablets de pequeño formato y equipos 2 en 1 a precios muy bajos, aunque es cierto que en el sector smartphone la cosa ha sido diferente y no han conseguido lanzar un producto realmente capaz de competir con los Snapdragon, los Exynos y los Kirin. Más información: Windows Central.
    11 comentarios1 shares
    19/09/2016
    Coffee Lake tendría la misma arquitectura que Cannonlake pero en 14nm

    Coffee Lake tendría la misma arquitectura que Cannonlake pero en 14nm

    Ya os hemos hablado anteriormente de Coffee Lake y también conocéis de sobra a Cannonlake. Ambos nombres se refieren a las arquitecturas que utilizará Intel en sus próximos procesadores, cuyo lanzamiento se produciría entre 2017 y 2018. La segunda marcará el salto al proceso de 10nm y ofrecerá por tanto de un avance importante en lo que respecta a eficiencia, consumo y temperaturas, mientras que Coffee Lake mantendrá el proceso de 14nm. Esto nos dejó un poco desconcertados aunque con la llegada de nuevos rumores fuimos entendiendo un poco mejor el porqué de la existencia de Coffee Lake, una generación que a pesar de que no utilizará el último proceso de fabricación de Intel tendría la misma arquitectura que los procesadores Cannonlake. Así lo afirman los últimos rumores, que también indican que ambos procesadores tendrían las mismas gráficas integradas Intel de décima generación y que ofrecerían  las mismas novedades y prestaciones a nivel de arquitectura. ¿Qué sentido tiene entonces Coffee Lake? Pues muy sencillo, el salto a los 10nm va a ser algo muy complejo y en sus primeros momentos la tasa de chips funcionales por oblea no va a llegar al nivel del proceso de 14nm, algo que complicaría enormemente una transición absoluta al primero ya que podrían producirse serios problemas de suministro. Con esto en mente podemos entender el papel que juega Coffee Lake. El primero en llegar sería Cannonlake pero Intel limitaría su distribución a los fabricantes de portátiles, ultraligeros y equipos dos en uno, asegurando un suministro estable par estos. Posteriormente llegaría Coffe Lake, que iría destinado también al mercado de consumo general y que se ofrecería tanto en versiones de bajo consumo como de alto rendimiento, las cuales podrían llegar a tener hasta seis núcleos físicos. En resumen, según los últimos rumores Cannonlake tendrá un suministro limitado a OEMs, mientras que Coffee Lake tendrá un lanzamiento más amplio y seguirá aprovechando la madurez del proceso de 14nm. Más información: WCCFTech.
    2 comentarios2 shares
    16/09/2016
    Hoja de ruta filtrada confirma la llegada de Coffee Lake de Intel en 2018

    Hoja de ruta filtrada confirma la llegada de Coffee Lake de Intel en 2018

    Una hoja de ruta filtrada nos ha permitido ver con más claridad el plan de lanzamientos que tiene en mente el gigante del chip para los próximos dos años, y como se aprecia en la imagen que acompañamos Coffee Lake de Intel es sin duda la mayor sorpresa. Hablamos de una nueva arquitectura que mantendría el proceso de fabricación en 14nm y que por tanto estaría claramente diferenciada de Cannonlake, que utilizaría un nuevo proceso de fabricación a 10nm y permitiría la llegada de procesadores más eficientes y frescos. ¿Por qué es tan importante Coffee Lake? La razón es sencilla, a pesar de que dicha generación tendrá una distribución bastante limitada se comenta que sería la primera en llevar procesadores de seis núcleos al mercado de consumo general, es decir, fuera de la plataforma "Extreme" de Intel. Por si alguien no termina de verlo claro os recordamos que los de Santa Clara no han lanzado procesadores de más de cuatro núcleos para consumo general desde 2007, una dato que pone de relieve la importancia que tiene Coffe Lake. Imaginamos que junto al mayor conteo de núcleos esta nueva generación también podría venir con avances a nivel de IPC y consumo, pero esto último ya es pura especulación por mi parte. No podemos terminar sin hablar de Gemini Lake, sucesora de la recién presentada Apollo Lake y que se utilizará para dar vida a procesadores Atom, Celeron y Pentium en versiones de bajo consumo. Más información: WCCFTech.
    0 comentarios2 shares
    14/09/2016
    Intel descubre una forma de mejorar el escalado de los núcleos de la CPU

    Intel descubre una forma de mejorar el escalado de los núcleos de la CPU

    Uno de los grandes problemas que enfrenta el escalado de los núcleos que incorpora una CPU es la correcta división del trabajo entre ellos, un elemento que a su vez depende de una buena comunicación entre los núcleos. Os lo explico con un ejemplo para entender mejor todo el artículo. Tenemos un procesador de cuatro núcleos y ocho hilos que trabaja desmenuzando una aplicación en partes para poder aprovechar el potencial de aquellos. Sin embargo mientras que un núcleo está trabajando en su parte es posible que necesite información que se encuentra en una parte que está siendo resuelta por otro núcleo, y que no pueda acceder a ella hasta que aquél termine. Como vemos un mal reparto de la carga de trabajo y una comunicación limitada producirá un retraso que afectará al rendimiento e impedirá al procesador rendir a su máximo nivel, un mal que continúa siendo algo bastante habitual y que no ha mejorado con los gestores de colas de trabajo basados en software. Precisamente eso es lo que Intel quiere mejorar y parece que ha descubierto una solución que podría funcionar a la perfección, gracias al trabajo que ha realizado de forma conjunta con la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Lo que plantean es la inclusión en los procesadores de un "Queue Management Device (QMD)", es decir, un Dispositivo de Gestión de Colas basado en hardware que conseguiría reducir la carga que supone la comunicación efectiva entre núcleos y mejorar el rendimiento en un factor de 2 a 12 frente a los sistemas actuales. Un planteamiento interesante que podría mejorar el rendimiento general de los procesadores multinúcleo de propósito general, aunque de momento se encuentra en una etapa temprana de investigación así que todavía tiene camino por recorrer antes de que lleguemos a verlo implementado en algún producto de consumo. Más información: DvHardware.
    12 comentarios12 shares
    09/09/2016
    Kaby Lake y Zen sólo tendrán soporte en Windows 10, os contamos por qué

    Kaby Lake y Zen sólo tendrán soporte en Windows 10, os contamos por qué

    Está confirmado de forma oficial, Kaby Lake y Zen sólo tendrán soporte en Windows 10, un hecho que ha generado cierto malestar entre algunos usuarios que no terminan de entender los motivos de Microsoft. En MuyWindows hemos publicado un artículo donde explicamos por qué ha tomado Microsoft esta decisión y también os aclaramos algunas cosas importantes. Kaby Lake y Zen serán CPUs x86 Esto debemos tenerlo claro desde el principio y también tenemos que saber qué implica. Al ser procesadores x86 funcionarán en Windows 7 y Windows 8.1, es decir, podremos utilizarlos en ambos sistemas operativos. La razón es muy sencilla, que no tengan soporte no es lo mismo que decir que serán incompatibles. Sin embargo al carecer de soporte es posible que no podamos aprovechar todas sus novedades y que incluso tengamos problemas de estabilidad. ¿Por qué limitar el soporte a Windows 10? Muy sencillo, ambos procesadores traen novedades importantes que requieren cambios de gran calado en el kernel del sistema operativo, y por tanto exigen un esfuerzo importante que Microsoft sólo llevará a cabo en Windows 10. Esto se entiende fácilmente cuando repasamos la situación actual de Windows 7 y Windows 8.1, y también al ver la estrategia hacia al convergencia del gigante de Redmond, en la que su nuevo sistema operativo es una pieza clave. Por un lado Windows 7 está en soporte extendido por lo que no recibe actualizaciones funcionales y por otro lado Windows 8.1 tiene una cuota de mercado muy baja, así que no renta el esfuerzo de adaptación del kernel. ¿De qué tecnologías estamos hablando? Pues de algunas tan importantes como Speed Shift y Turbo Boost Technology 3.0, que mejoran las transiciones entre los distintos estados de la CPU (de reposo a activo por ejemplo), así como la priorización de la carga de trabajo entre sus diferentes núcleos y el sistema multihilo. Esas características no se pueden aprovechar adecuadamente con una simple puesta a punto a nivel de drivers, sino que requiere cambios muy profundos que sólo se producirán en Windows 10. Más información: MuyWindows.
    34 comentarios39 shares
    08/09/2016
    Lanzamiento Intel Apollo Lake ¿Adiós Atom?

    Lanzamiento Intel Apollo Lake ¿Adiós Atom?

    Apollo Lake es la segunda generación del SoC fabricado en procesos tecnológicos de 14 nanómetros, destinado a tablets, mini-PCs y ordenadores básicos. Intel comenzó a entregarlo el pasado fin de semana, sin demasiada fanfarria y una vez lanzados sus hermanos mayores, la séptima generación de procesadores Core, Kaby Lake, y los rivales como las nuevas APUs Bristol Ridge de AMD. Desarrollado bajo el nombre en clave "Goldmont", Apollo Lake promete un aumento de rendimiento global del 30% frente a la plataforma actual "Braswell". Usan gráficos Intel HD serie 9, con características y potencia similar a las GPU de Skylake, soporte para DirectX 12, OpenGL 4.4, Open GL ES 3.2 y Open CL 2.0. Los chips soportan memorias DDR3L, LPDDR3, y también LPDDR4, nuevo estándar con mejoras en el ratio de operaciones I/O que serán capaces de procesar, hasta 4266 MT/s que es el doble que la versión actual LPDDR3. La norma incluye una arquitectura completamente nueva que contempla una matriz de dos canales de 16 bits frente al canal simple de LPDDR3. Y ello con un menor consumo de energía. También se anuncia soporte nativo para el nuevo puerto de interconexión de periféricos USB Type C y otras tecnologías Intel. Se comercializan bajo las marcas Pentium y Celeron y no vemos ni rastro de Atom. No sabemos si llegaran después bajo una plataforma distinta. Hace tiempo se anunció que los sucesores de los Atom "Cherry Trail" serían los "Willow Trail". Se anunciaron con los chips Broxton y SoFIA para smartphones, hoy cancelados una vez que Intel ha tirado la toalla frente a ARM y abandona el mercado del móvil inteligente en la búsqueda de mercados más rentables. Modelos Intel Apollo Lake Pentium J4205. Procesador de cuatro núcleos y cuatro hilos con frecuencia desde 1,5 a 2,6 GHz. Cuenta con 2 MB de caché L3, TDP de 10W y gráficos Intel HD 505. Para sobremesas, tiene un precio de 161 dólares. Celeron J3455. Cuatro núcleos con frecuencia hasta 2,3 GHz. 2 MB de caché L3, TDP de 10W y gráficos Intel HD. 107 dólares. Celeron J3355. Doble núcleo con frecuencia hasta 2,5 GHz y la misma caché, TDP y precio que el anterior: 107 dólares. Pentium N4200. Será el más rápido de loa Apollo Lake para tablets y portátiles. Cuatro núcleos con frecuencia desde 1,1 a 2,5 Ghz, 2 Mbytes de caché, GPU Intel HD 505 gráficos y 6W TDP. Su precio es de 161 dólares. Carote, suponemos por su gran eficiencia energética para un micro de cuatro núcleos. Celeron N3450 / N3350.  Otros dos modelos de cuádruple núcleo de procesamiento con 2 MB de caché y velocidades de reloj de hasta 2,4 GHz. TDP de 6 vatios y un precio de 107 dólares. Procesadores ideales estos Apollo Lake para equipos económicos, mini-PC, sobremesa, portátiles, 2 en 1 o tablets. Como de costumbre, Intel soportará sistemas operativos Windows y Linux, incluyendo Chrome OS.
    8 comentarios7 shares
    07/09/2016
    El salto de Intel a los 7nm se habría retrasado a 2022

    El salto de Intel a los 7nm se habría retrasado a 2022

    No hay duda de que la reducción de procesos de fabricación de chips se está convirtiendo en algo cada vez más complejo, sobre todo en el mundo de los microprocesadores, donde hemos visto retrasos importantes que han afectado a los 10nm y que podrían hacer lo propio con los 7nm. Esta realidad se ha dejado notar en el cambio de estrategia que ha tenido adoptar Intel, ya que como sabemos el gigante del chip ha abandonado su programa "tick-tock" en favor de uno conocido como "tick-tock-tock", en el que la renovación del proceso de fabricación se ralentiza y para compensar se introducen mejoras a nivel de arquitectura y optimizaciones. Lo dicho implica que Broadwell, Skylake y Kaby Lake estarán fabricados en proceso de 14nm, e incluso se comenta que podríamos ver una cuarta generación fabricada en ese mismo proceso, conocida de momento como Coffee Lake. Con este plan sobre la mesa los primeros procesadores basados en el proceso de 10nm no llegarían hasta finales de 2019 o principios de 2020, lo que supondría que el salto a los 7nm no se produciría hasta 2022, como muy pronto. Tened en cuenta que esta línea temporal sería posible en el mejor de los casos, es decir, siempre que no se produzcan problemas que generen retrasos, cosa que obviamente no podemos descartar. Estamos en una etapa compleja, tanto que las reducciones de proceso de fabricación se han convertido en un auténtico desafío incluso para un gigante como Intel. Más información: DvHardware.
    0 comentarios97 shares
    06/09/2016
    ¡Recuerda! Microsoft solo soportará Intel Kaby Lake y AMD Zen en Windows 10

    ¡Recuerda! Microsoft solo soportará Intel Kaby Lake y AMD Zen en Windows 10

    Hoy hemos publicado el lanzamiento oficial de los procesadores Intel Kaby Lake y el anuncio de "más de cien diseños" bajo esta plataforma. Algunos de ellos ya hemos tenido oportunidad de verlos en la presentación de Acer con motivo del IFA 2016 y confirman una cuestión importante relacionado con el soporte a ésta y otras nuevas plataformas de procesamiento. Microsoft solo soportará los procesadores Intel Kaby Lake (y sucesivas plataformas) en Windows 10. Una medida ya anunciada que el gigante del software asegura con un acuerdo con los principales fabricantes de chips y que se verá reflejado en todos los nuevos equipos que veremos en la feria de Berlín. De la misma manera, Microsoft tampoco soportará los nuevos procesadores de AMD, desde la séptima generación de APUs (Bristol Ridge) ni los Zen, en otro sistema que no sea Windows 10. AMD también lo confirmó cuando informó que su plan de trabajo en CPUs estaba "totalmente alineada con la estrategia de software de Microsoft". Microsoft no quiere repetir un caso como el de Windows XP Microsoft sí soportará PCs Skylake en Windows 7 y 8.1, dando marcha atrás a una decisión anterior que provocó la polémica y las críticas entre sus usuarios y el desconcierto en el mercado empresarial ante la anulación de la validez de los habituales derechos de “downgrade” que ya estaban activados. Una compensación temporal pensando especialmente en el mercado empresarial pero que no evita que en la práctica, el usuario de Windows que quiera usar plataformas hardware de vanguardia en el futuro, tendrá que utilizar Windows 10. Ya lo advertíamos cuando hablábamos de emplear una actitud pragmática respecto a Windows 10 y al menos "reservarlo" antes del fin de programa de actualización gratuita. Todo el desarrollo está destinado a Windows 10. Microsoft no va a mejorar para nada Windows 7 y 8.1, limitándose a lanzar parches de seguridad hasta 2020 en el primer caso y sin soporte oficial para las nuevas plataformas de hardware.
    25 comentarios16 shares
    31/08/2016
    Intel comercializa los procesadores Kaby Lake para portátiles

    Intel comercializa los procesadores Kaby Lake para portátiles

    Intel da el pistoletazo de salida a la plataforma Kaby Lake con el lanzamiento oficial de la séptima generación de procesadores Core. Aunque la plataforma alcanzará a todos los segmentos informáticos de consumo, los primeros en llegar serán los destinados a ordenadores portátiles y 2 en 1. Los procesadores Kaby Lake están fabricados en procesos tecnológicos de 14 nanómetros, a medio camino entre los Skylake actuales y los futuros Cannonlake, la plataforma que dará el salto a procesos de fabricación tecnológicos de 10 nanómetros. Aún así, Intel destaca las mejoras en rendimiento sobre la anterior generación a través de optimizaciones de silicio y un equilibrio único entre rendimiento y movilidad. Según Intel, la séptima generación de procesadores Core tienen la mayor eficiencia energética a nivel de plataforma de la historia de Intel, lo que ofrecerá una mayor autonomía o equipos más delgados y ligeros al utilizar baterías de menor tamaño. Algunos modelos de la serie permitirán diseños de ventilación pasiva sin ventiladores, como hemos visto con los Core M Skylake. Con los procesadores Kaby Lake, Intel introduce un nuevo motor multimedia a través de la GPU integrada HD Graphics, que promete un gran salto de rendimiento especialmente en la visualización de contenido en resoluciones 4K UHD, con soporte para aceleración de hardware VP9 y HEVC 10 bits y consumo eficiente de energía. Intel cita el soporte al puerto de conexión Thunderbolt 3 a través de USB Type-C como uno de los nuevos estándares añadidos a los portátiles con procesadores Kaby Lake. Con un solo cable, nos permitirá una velocidad de transferencia de hasta 40 Gbps, conexión dos pantallas 4K de 60 Hz y carga de dispositivos de hasta 100 vatios. También destacado el soporte a la interfaz PCIe Gen 3 y a unidades de estado sólido NVMe PCIe x4, lo que beneficiará el apartado gráfico y de almacenamiento. En cuanto a modelos para portátiles y 2 en 1, llegarán el mercado en modelos Core M3, Core i3, Core i5 y Core i7, como los siguientes: Kaby Lake-U (Doble núcleo de procesamiento. Gráfica integrada Intel HD 620. Consumo TDP máximo de 15 vatios) Core i3-7100U: CPU a 2,4 GHz – GPU 300/1000 MHz. Core i5-7200U: CPU de 2,5 a 3.1 GHz con Turbo boost - GPU 300/1000 MHz Core i7-7500U: CPU de 2,7 a 3,5 GHz con Turbo boost - GPU 300/1050 MHz Kaby Lake-Y (Doble núcleo de procesamiento. Gráfica integrada Intel HD 615. Consumo TDP máximo de 4,5 vatios) Core M3-7Y30: CPU 1 GHz - GPU 300 / 900 MHz Core i5-7Y54: CPU de 1,2 a 3.1 GHz con Turbo boost - GPU 300/950 MHz Core i7-7Y75: CPU de 1,3 a 3.6 GHz con Turbo boost - GPU 300/1050 MHz Además de éstos, habrá más variantes para portátiles de mayor rendimiento aunque se comercializarán más tarde al igual que los destinados a equipos de sobremesa, servidores o embebidos, porque la plataforma alcanzará a todo tipo de producto. Para empezar, Intel anuncia más de 100 nuevos diseños portátiles y convertibles 2 en 1 con estos procesadores Kaby Lake. Serán comercializados esta temporada de compras de otoño y Navidad. de momento no tenemos test de rendimiento como el que te ofrecimos ayer del Core i7-7700K, el más potente de la plataforma.
    7 comentarios4 shares
    31/08/2016
    El Core i7-7700K pasa por el test Sandra ¿Mejora a Skylake?

    El Core i7-7700K pasa por el test Sandra ¿Mejora a Skylake?

    Core i7-7700K será el microprocesador más potente de la próxima plataforma de procesamiento de Intel, Kaby Lake, que será comercializada en retail a finales de año aunque creemos que llegará antes a través de nuevos modelos OEM. Un acceso temprano a este Core i7-7700K sobre una placa base ASRock Z270-Extreme4 y testeado en el benchmark SiSoft SANDRA 2015, nos ofrece una perspectiva de lo que podemos esperar de este procesador en términos de rendimiento. El Core i7-7700K alcanzó una puntuación de 151.94 GOPS en la prueba de aritmética y de 379.8 Mpix/s en la de multimedia. Para poner los datos en contexto, mencionar que las pruebas del Core i7-6700K (el más potente de los "Skylake") ofrece 140.88 GOPS y 353,8 Mpix/s en la misma prueba. Un 8,6 por ciento de aumento de rendimiento que no está nada mal teniendo en cuenta que Kaby Lake no es una nueva plataforma propiamente dicha, sino una optimización sobre Skylake, fabricada en procesos tecnológicos de 14 nanómetros y como paso previo a los Cannonlake, la plataforma que dará el salto a procesos de fabricación tecnológicos de 10 nanómetros. Como en la actual plataforma Skylake, el tope de gama (Core i7-7700K) tendrá cuatro núcleos y ocho hilos de procesamiento nativo y el multiplicador desbloqueado para facilitar el overclocking. Hay que citar que su frecuencia base es ligeramente superior a la del Core i7-6700K, 4,2 y 4,5 Ghz en modo turbo. Tendrá 8 Mbytes de caché de tercer nivel y su consumo TDP no varía y queda establecido en 95 vatios. Se espera mejoras en la gráfica integrada (¿Iris Pro?) y mayor soporte a nuevos puertos y tecnologías que llegará de un nuevo chipset serie 200, si bien las placas actuales LGA 1151 serie 100 también los soportarán mediante una simple actualización de la BIOS. Core i7-7700K mejorará al Core i7-6600K. Otra cosa es si merecerá la pena dar el salto a Kaby Lake. Si tienes un Skylake de medio rango hacia arriba, claramente no. Tienes micro para rato teniendo en cuenta la situación actual.
    12 comentarios90 shares
    30/08/2016
    [ ]