Switch ayuda a aumentar un 505% los beneficios de Nintendo

Switch ayuda a aumentar un 505% los beneficios de Nintendo
26 de abril, 2018

Hace tan solo dos años los rumores sobre la conversión de Nintendo a una third party estaban al pie del cañón, incluso se especulaba con la posibilidad de que dejaría las consolas y se convertiría en una desarrolladora de juegos para móviles, algo que fue alimentando después de que la compañía anunciara que sus licencias aparecerían de forma oficial en esos dispositivos.

El origen de aquella situación derivaba del fiasco comercial de Wii U, consola que no supo llegar a la gente después de una campaña de publicidad desastrosa (pocas personas conocían la consola en el momento de su lanzamiento) y un catálogo de juegos que resultó ser escaso a pesar de contar con algunas obras maestras. Aquí, además del casi nulo apoyo por parte de las third parties, hay que contar un flojo ritmo por parte de la propia Nintendo a la hora de desarrollar juegos bajo sus propias licencias, hasta el punto que una conversión del viejo The Legend of Zelda: Wind Waker de Game Cube llegó a ser el mejor título disponible para Wii U.

Todo esto hizo que las dudas en torno a Nintendo Switch, antes Nintendo NX, fuesen muchas. La compañía decidió mantener las virtudes del “espíritu Wii” e introducirlas en una consola portátil que puede ser convertida en sobremesa gracias a un dock. Este movimiento suponía el fin, posiblemente definitivo, de la línea de consolas de sobremesa, pasando a apostarlo en las portátiles, mercado que Nintendo domina de forma contundente desde hace años, con los móviles como única competencia real.

Al mantenimiento de la línea de Wii se unió la recuperación del “espíritu de Nintendo 64”, consola que básicamente se mantuvo con los juegos del gigante japonés y Rare, que por entonces era una second party. En lugar de esperar a las thirds, se prefirió nutrir a Switch con un potente catálogo de juegos propios que ayudaron a la consola a darle un fuerte impulso desde su lanzamiento, superando las expectativas y atrayendo a thirds como Bethesda, que jamás apostó (al menos en serio) por las consolas 3D de Nintendo.

Que Switch funciona a nivel comercial es algo que ya nadie cuestiona y los números hablan por sí solos. Hasta ahora se han vendido más de 17 millones de Switch frente a los 13,6 millones que vendió Wii U en toda su trayectoria. A esto hay que sumar la venta de los juegos propios de Nintendo, que han ayudado a la compañía a tener unos beneficios operativos de 1.620 millones de dólares estadounidenses, lo que supone un aumento del 505% frente a los 12 meses previos, mientras que los ingresos aumentaron un 116%, alcanzando los 1,06 billones de dólares. En lo que se refiere a los juegos, Super Mario Oddissey ha vendido 10 millones de copias, Mario Kart 8 Deluxe 9 millones, Splatoon 2 6 millones, mientras que de la SNES Classic Edition se han vendido 5 millones de unidades.

Nintendo espera que el año fiscal en curso sea incluso mejor, pronosticando unos beneficios operativos de 225 mil millones con unos ingresos de 1,2 billones. Además, espera vender 20 millones de Switch entre el presente mes y marzo de 2019. Por otro lado, se espera que Labo contribuya a la difusión de la consola.

A los buenos números económicos se suma el reemplazo de su presidente y CEO. Tatsumi Kimishima, de 68 años, deja el cargo en favor de Shuntaro Furukawa, de 46. Kimishima ocupó ambos cargos de forma interina desde 2015 tras el fallecimiento de Satoru Iwata.

Fuente: The Verge

  • Share This