Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

RAGE 2, análisis: un posapocalipsis frenético y con mucho humor

Publicado el

Desde que se produjo el anuncio oficial de RAGE 2 se ha generado una gran expectación, gracias, sobre todo, a los vídeos que fue publicando Bethesda durante las semanas previas a su lanzamiento.

RAGE 2 prometía acción frenética, un mundo abierto que explorar tanto a pie como en diferentes vehículos, poderes sobrehumanos para hacer que nuestra aventura sea más llevadera y un acabado técnico de primer nivel. La presencia de id Software siempre es sinónimo de un apartado gráfico sobresaliente, pero en esta ocasión han contado, además, con la colaboración de Avalanche Studios, responsables de la saga Just Cause.

No es casualidad, y tampoco una cuestión menor. Durante su etapa inicial de desarrollo RAGE 2 iba a utilizar el motor gráfico idTech 6, el mismo que hemos visto en juegos como DOOM 2016 y Wolfenstein II: The New Colossus, pero al final se desechó a favor del Apex Engine.

Esta decisión generó muchas dudas y es comprensible, al fin y al cabo el Apex Engine es un motor gráfico pensado para juegos de tipo mundo abierto pero con una cámara en tercera persona, algo que encajaba solo de forma parcial con el desarrollo de RAGE 2.

Pues bien, ahí es donde entra en juego el desarrollo conjunto de id Software y Avalanche Studios. Ambos hicieron los ajustes necesarios para que RAGE 2 funcionase sin problemas sobre el Apex Engine.

¿Ha sido suficiente? ¿Está RAGE 2 a la altura de lo esperado? Son dos preguntas importantes, sin duda, y vamos a responderlas a fondo en este análisis. ¿Estáis todos? Pues poneos cómodos, que empezamos.

RAGE 2: requisitos, configuración y equipo de pruebas

La versión de RAGE 2 que hemos podido probar ha sido la de PC, así que es importante empezar hablando del plano técnico tanto a nivel de requisitos como de la configuración del equipo utilizado, los ajustes gráficos y los resultados obtenidos a nivel de rendimiento.

Empezamos recordando las especificaciones oficiales que publicó Bethesda y que constituyen los niveles mínimos y recomendados para poder disfrutar de RAGE 2.

Requisitos mínimos

  • Windows 7 de 64 bits.
  • CPU Core i5 3570 o AMD Ryzen 3 1300X.
  • 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GTX 780 o Radeon R9 280.
  • 50 GB de espacio libre.

Requisitos recomendados

  • Windows 7 de 64 bits.
  • CPU Core i7 4770 o AMD Ryzen 5 1600X.
  • 8 GB de RAM.
  • Tarjeta gráfica GTX 1070 o Radeon RX Vega 56.
  • 50 GB de espacio libre.

Configuración gráfica utilizada.

Nuestros lectores más avanzados se habrán dado cuenta de que hay errores a nivel de equivalencias en los requisitos mínimos y recomendados y sí, es imprescindible aclararlos antes de continuar para que se produzcan confusiones.

El primer error lo tenemos en el procesador necesario a nivel de requisitos mínimos. No es grave, pero debemos tenerlo en cuenta, y es que un Ryzen 3 1300X es superior a un Core i5 3570. Su equivalencia más cercana sería un FX 8350. Otro error, en esta ocasión más grave, lo tenemos en la tarjeta gráfica mínima, ya que una GTX 780 es mucho más potente que una R9 280. Su equivalente real sería una GTX 960.

Pasamos ahora a ver los requisitos recomendados. El Core i7 4770 tiene cuatro núcleos y ocho hilos y el Ryzen 5 1600X tiene seis núcleos y doce hilos, así que no es una equivalencia acertada. En este caso lo correcto habría sido indicar un Ryzen 5 1500X.

Buena ambientación, pero con un nivel de detalle mejorable.

La equivalencia a nivel de tarjeta gráfica es acertada en general, aunque la Radeon RX Vega 56 es un poco más potente que la GTX 1070.

Ahora que tenemos esto claro podemos entrar a ver las especificaciones del PC de pruebas que hemos utilizado en este análisis:

  • Procesador Ryzen 7 1800X con ocho núcleos y dieciséis hilos a 4 GHz.
  • 32 GB (4 x 8 GB) de RAM Corsair Dominator Platinum RGB DDR4 a 3.200 MHz (CL16).
  • Placa base GIGABYTE AORUS GA-AX370-GAMING 5 con BIOS F23.
  • Sistema de refrigeración Corsair Hydro Series H100i RGB Platinum.
  • Tarjeta gráfica GIGABYTE 980 TI G1 Gaming con 6 GB de GDDR5 a 7,9 GHz y GPU a 1.478 MHz.
  • SSD Samsung Evo 850 de 500 GB (sistema operativo).
  • SSD PCIE NVMe Corsair Force Series MP510 de 960 GB, donde se ha instalado el juego.
  • SHDD Seagate de 2 TB con 8 GB de SSD como caché.
  • Windows 10 Pro de 64 bits.
  • Fuente de alimentación Corsair RM750x con certificación 80 Plus Oro.

El equipo de pruebas supera los requisitos recomendados, ya que la GTX 980 TI con ese nivel de overclock vence sin problemas a una GTX 1070 (de stock). Por ello he configurado la calidad gráfica al máximo y el escalado de resolución al 100% de mi monitor, es decir, 1.920 x 1.080 píxeles.

Este detalle es importante, ya que RAGE 2 ofrece la posibilidad de utilizar un escalado de resolución que reduce el conteo de píxeles cuando se producen escenas con una elevada carga gráfica, todo con el objetivo de evitar que se produzca una caída importante a nivel de FPS que pueda acabar arruinando la experiencia de juego.

Si cumples los requisitos mínimos y quieres optar por un buen equilibrio entre fluidez y calidad de imagen activar el escalado de resolución al 75% puede ser una buena opción, ya que en escenas de acción frenética, que es normalmente donde más carga gráfica se produce, la reducción de píxeles pasa bastante «desapercibida».

La distancia de visión está muy conseguida.

RAGE 2: análisis técnico

Con el equipo de pruebas y la configuración de calidad máxima en resolución 1080p la experiencia de juego ha sido muy buena, pero no perfecta, y es algo que solo se explica de una manera: problemas de optimización, y eso que estamos ante un juego que utiliza Vulkan.

Durante la mayor parte del juego he podido mantener sin problemas 60 FPS y no he notado problemas de «stuttering» (pérdida de sincronización de fotogramas), ni de «tearing» (ruptura de la imagen), y tampoco de «popping» (aparición súbita de elementos en pantalla). El primer RAGE sufría de forma continuada y grave esos tres problemas, así que no hay duda de que la segunda entrega ha quedado bien terminada en este sentido.

No hemos visto problemas de «popping».

Sin embargo, en las escenas de combate cercano, en determinadas transiciones entre zonas y también en algunos combates a bordo de vehículos he sufrido tirones y pequeños amagos de carga. No ha sido grave, pero sí que ha tenido suficiente entidad como para empañar la experiencia de juego.

En cuando al apartado gráfico RAGE 2 raya a un buen nivel, es un juego ambicioso que pone ante nosotros un vasto escenario que podemos recorrer con total libertad, y además lo hace sin que nos encontremos con ningún tipo de pantalla de carga (en sentido tradicional, ya que como dijimos presenta tirones).

Los escenarios son amplios y tenemos una buena distancia de visión, pero muchas zonas lucen bastante vacías y el detalle que presentan no está al nivel de lo que acostumbramos a ver los títulos de última generación de id Software. Esto, unido a la pobre calidad de algunas texturas, confirma que nos encontramos ante un desarrollo centrado en consolas que no ha sabido aprovechar de verdad el potencial del PC.

Ejemplo de texturas de baja calidad.

Una pena, ya que RAGE 2 tiene detalles sobresalientes, como por ejemplo el modelado de los personajes principales, los efectos de luces y sombras, la recreación de los asentamientos y la excelente ambientación de muchas localizaciones. Y hablando de los efectos de luces y sombras, en algunas secciones nos encontramos con un uso bastante excesivo del «bloom», que realza la iluminación para generar un mayor impacto, pero como podéis ver en la imagen adjunta el resultado no siempre es bueno.

La iluminación está demasiado exagerada en esta escena.

Las animaciones y la física están bien resueltas. Merecen una mención especial los efectos que se producen en los enemigos cuando reciben daño, ya que pueden ir perdiendo piezas de armadura y también algún que otro miembro… o todo el cuerpo.

Terminamos hablando del apartado sonoro, sobresaliente sin duda. Destacan unos efectos de sonido excelentes y un doblaje muy bueno.

RAGE 2: historia y jugabilidad

De vuelta a la acción tras saquear un arca.

Podemos definir a RAGE 2 como una secuela directa del original, es decir, continúa el argumento por donde lo dejamos. Si te quedaste a cuadros con el final de RAGE tranquilo, esta segunda parte le da sentido y nos pone, por fin, a luchar contra la «Autoridad».

No quiero hacer «spoilers», así que no voy a profundizar en el argumento. Con todo puedo adelantaros que la historia tiene un arranque interesante y que poco a poco va perdiendo fuelle. El modo campaña no es muy largo, pero todo depende de como te lo tomes y de las misiones secundarias que hagas. En mi caso tardé un total de 9 horas, aunque ofrece muchas más si te propones completarlo todo.

Si lleva «ruedas» puedes conducirlo.

El problema es que, por desgracia, las misiones secundarias se tornan repetitivas hasta tal punto que dejan de tener sentido. Es, en ese momento, cuando te das cuenta de que lo mejor es seguir la historia y terminar el juego.

Si comparamos RAGE 2 con el original encontramos muchos puntos en común. Se ha mantenido la posibilidad de conducir vehículos, tenemos a nuestro alcance una gran variedad de armas primarias y secundarias y también se ha añadido un pequeño componente de RPG, ya que podemos conseguir habilidades explorando arcas y mejorar a nuestro personaje consiguiendo determinados recursos.

Esta vista confirma que RAGE 2 tiene detalles gráficos sobresalientes.

Ese enfoque ha sido muy acertado, y de hecho está profundamente relacionado con la jugabilidad de RAGE 2. Avalanche Studios y los chicos de id Software han cumplido, este juego ofrece una acción frenética verdaderamente única gracias al conjunto de superpoderes que podemos obtener (y mejorar), y también a las distintas armas que vamos encontrando.

El control está bien resuelto y la respuesta del personaje es perfecta en todo momento, aunque al principio cuesta un poco acostumbrarse a las combinaciones que debemos hacer si queremos utilizar de forma óptima los superpoderes y las armas secundarias con teclado y ratón. Sí, con mando es más fácil, y también resulta más cómodo conducir los vehículos, pero sacrificamos esa precisión al apuntar que solo es posible al jugar con ratón.

Toca explorar a pie, pero recuerda dónde has aparcado.

No quiero cerrar este punto sin profundizar un poco más en el tema de los vehículos. Aportan un toque de variedad y son una parte fundamental del núcleo central del juego, pero el control no es del todo bueno y no está al nivel del excelente manejo que ofrece el personaje cuando jugamos a pie.

Notas finales y conclusiones

RAGE 2 nos presenta una historia simple que pronto empieza a perder interés. Las misiones secundarias también cansan, y el sistema de control de los vehículos no está a la altura. Por si esto fuera poco su duración es bastante ajustada y en algunos momentos se nota que el mundo abierto no termina de estar bien aprovechado.

Bethesda ha confirmado que esto va a cambiar con una serie de eventos dinámicos que llegarán después del lanzamiento del juego, algo que, por desgracia, no hemos podido tener en cuenta en este análisis. A pesar de todo hemos querido hacer referencia a ello, ya que parece interesante y podría alagar la vida útil de RAGE 2. Así es como se definen según la información oficial que hemos recibido:

¡Hora de comprar!

«Estos eventos incluirán challenges de comunidad que durarán un tiempo limitado, con recompensas especiales, y que alterarán el mundo de formas locas y maravillosas. Habrá monstruos sorpresa, algunos enormes, que vagarán por el yermo, nuevos vehículos, nuevas misiones, nuevos trucos, y mucho más. RAGE 2 ha sido construido y diseñado para que los desarrolladores puedan crear nuevos eventos y misiones rápidamente, y así los jugadores que entren en Bethesda.net podrán encontrar cosas nuevas y divertidas cuando jueguen en el futuro. Estos eventos post lanzamiento dinámicos empezarán dentro de muy poco».

¿Ha cumplido RAGE 2 con lo que prometía? A priori puede parecer que no, que estamos ante un título bastante pobre, pero no debemos caer tampoco en ese error. Es cierto que tiene cosas mejorables a nivel técnico y jugable, pero también presenta detalles sobresalientes.

Sombras en calidad máxima.

Como ya hemos dicho la ambientación, el modelado de algunos personales y ciertos efectos gráficos rayan a un gran nivel. El aspecto sonoro es también muy bueno, pero sin duda lo más importante es que RAGE 2 es frenético y muy divertido. Gracias a las diferentes armas y habilidades que tenemos a nuestro alcance eliminar grupos de enemigos siempre resulta gratificante y supone toda una descarga de adrenalina.

En lo personal debo decir que esperaba más de RAGE 2, pero me ha gustado. Si te gustan los juegos de acción en primera persona deberías darle una oportunidad, es una experiencia refrescante y divertida.

Valoración final
8,2 NOTA
NOS GUSTA
Acción frenética.
Tiene momentos muy divertidos.
Algunos detalles técnicos.
A MEJORAR
El control de los vehículos.
Se hace repetitivo.
Detalles técnicos mejorables.
RESUMEN
RAGE 2 es un juego pensado para los amantes de la acción. Divertido y con una factura técnica bastante buena que, sin embargo, presenta carencias claras que nos dejan un sabor agridulce.
Gráficos y sonido9
Jugabilidad8.5
Rendimiento8
Características/Precio7

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

2 comentarios
  • Josef Mulligan

    De verdad un 9 de graficos ? pero si parecen texturas de ps3

  • Isidro Ros

    Es un tema que tocamos al hablar del apartado técnico. Tiene sus puntos flojos, pero también sus puntos positivos. Léelo.

    Por otro lado, dime un juego que no recurra, aunque sea en parte, a las conocidas «texturas sucias», son un clásico de la generación actual y de los ports de consola. No se libra ni Metro Exodus.

    Sobre el tema de PS3… no, no parecen de PS3. Deberías refrescar tu memoria.

    Saludos.

Top 5 Cupones

Lo más leído