real
time web analytics
USB » MuyComputer
[ USB ]
USB 3.2 duplica la velocidad y duplica la confusión

USB 3.2 duplica la velocidad y duplica la confusión

USB 3.2 es la nueva versión de la norma que define el puerto de interconexión de periféricos y dispositivos Universal Serial Bus. Ha sido anunciado por el grupo promotor del estándar y su característica más destacada es el aumento de rendimiento que ofrece sobre versiones anteriores. USB 3.2 es una actualización menor o incremental del estándar, aunque es importante porque promete duplicar la velocidad en transferencia de datos sobre el máximo de USB 3.1, hasta 20 Gbps.  Ello será posible al habilitar el funcionamiento de múltiples carriles. Mientras que los dispositivos USB fueron diseñados originalmente como soluciones de un solo carril, el cableado para el nuevo conector USB Type C fue diseñado para soportar el funcionamiento de varios, asegurando un rendimiento escalable. Ello nos permitirá utilizar cableado existente siempre que esté certificado para uso con la interfaz USB Type-C. Eso sí, los fabricantes tendrán que añadir soporte específico para USB 3.2 en las placas base de ordenadores o en el resto de dispositivos (especialmente almacenamiento) que utilizan el estándar y que se cuentan por decenas de millones. ¿Estás confuso con tanta nomenclatura? Hay que reconocer que es difícil seguir el ritmo a un estándar que contrariamente a su nombre original (Universal Serial Bus) de universal ya tiene poco. Protocolos Al nuevo USB 3.2 tendremos que unir los actuales USB 3.1 Gen 2 y USB 3.1 Gen 1 (diferenciados por la velocidad máxima de 10 o 5 Gbps, respectivamente); USB 3.0 y USB 2.0. Incluso todavía existe USB 1.1... Al menos el primer grupo son retrocompatibles entre sí, incluyendo el futuro USB 3.2. Si no estás muy puesto en el tema, comentar que las anteriores normas definen la interfaz o protocolo, básicamente el modo de transferir los datos. Para complicar las cosas, los responsables de USB también utilizan otras denominaciones según su velocidad máxima, que si bien no forman parte del estándar, pueden confundir aún más. Conectores Es necesario conocer el primer grupo que encabezará USB 3.2 porque bajo una norma aparte (aunque relacionada) tenemos los tipos de conectores. Y son otros pocos usados en ordenadores, tablets, impresoras, móviles o soluciones de almacenamiento:   Espera que no hemos terminado. Falta el último conector aprobado. Se llama USB Type C y éste sí debe cumplir en un futuro con la "universalidad" prometida. Además de su diseño simétrico que limita cargarse los conectores como pasa con normas anteriores, USB Type-C es el que permite que nuevas normas como USB 3.2 puedan duplicar la velocidad sobre USB 3.1 con el mismo cableado. USB Type-C también destaca por su versatilidad, aunque de nuevo puede confundir al personal, ya que además de interfaces propias USB, también soporta una amplia variedad de otros protocolos lo que permite dar salida a HDMI, VGA, DisplayPort y quizá el más interesante, el Thunderbolt 3 de Intel. Por si no eran bastantes, recientemente se ha añadido el soporte para HDMI Alt, con las mismas características de salida de vídeo como una conexión HDMI 1.4b. Esto incluye el soporte para vídeo 4K o 3D, sonido surround o canal de retorno de sonido ARC. También permite un canal Ethernet HDMI (HEC). También soportada una nueva norma de audio sobre USB Type-C, que será de utilidad ante la eliminación del clásico jack de audio en los smartphones de algunos fabricantes como Apple. La especificación USB 3.2 se encuentra ahora en la fase final de revisión de borradores con un lanzamiento formal esperable en el evento USB Developer Days North America, que se celebrará el próximo mes de septiembre. Si has llegado hasta aquí y te has puesto al día con USB nos damos por satisfechos. No es fácil, hay que ver lo que da de sí este Universal Serial Bus. 
14 comentarios5 shares
27/07/2017Juan Ranchal
Cómo crear un USB de arranque con la nueva versión de Rufus

Cómo crear un USB de arranque con la nueva versión de Rufus

Una nueva versión de Rufus (2.12) nos permite revisar la creación de un USB de arranque, un medio autoarrancable (tipo Live USB) en un pendrive, tarjeta de memoria o disco externo USB. Un pendrive USB no solo es un medio de almacenamiento sino un dispositivo excelente para usarlo como instalador de sistemas operativos, para ejecutar estos sistemas en modo Live o para correr algunas aplicaciones como antivirus, aplicaciones de rescate o herramientas del sistema, antes de la carga del sistema operativo. Y aquí es donde se encuadran herramientas como Rufus para crear un USB de arranque. La aplicación es tan ligera, rápida en su ejecución, fácil de usar y al mismo tiempo potente que ediciones anteriores. Software libre y gratuito, está licenciada bajo GNU GPL3 y producida de manera 100 % transparente a partir de su código fuente público. Como sus responsables declaran, Rufus es útil cuando: Necesitas crear medios de instalación USB desde ISOs de arranque (Windows, Linux u otros). Necesitas trabajar en un equipo que no tiene un sistema operativo instalado. Necesitas actualizar una BIOS u otro firmware desde DOS. Necesitas ejecutar una utilidad de bajo nivel. Soporta imágenes ISO y RAW y formateo en sistemas de archivos como FAT, FAT32, NTFS, exFAT, UDF o ReFS. Una gran herramienta que funciona en todos los sistemas operativos Windows, desde XP a 10, que nos permite crear medios de arranque Windows, Linux, FreeDOS o utilidades de rescate. Está especialmente recomendado si vamos a instalar el sistema operativo en máquinas con las nuevas UEFI y/o particiones GPT, porque no todas las herramientas alternativas son capaces de realizar el medio correctamente en este tipo de formatos avanzados. Crear un USB de arranque con Rufus Rufus se presenta como un pequeño instalador y cuenta con opciones del esquema de partición, sistemas de archivos, tamaño del cluster, y el tipo de arranque que va a crear. Una vez seleccionada la ISO, es tan sencillo como seleccionar el botón ‘start’. Vemos un paso a paso de la creación de un medio autoarrancable para Windows 10, aunque su utilización es similar para la creación de otros USB: Descargamos Rufus 2.1 desde su web. Lo tenemos disponible en formato ejecutable o portátil. Simplemente ejecutamos el archivo descargado porque no necesita instalación. Introducimos el medio para crear el medio. Para este ejemplo un pendrive USB. La aplicación lo detectará y será el dispositivo a utilizar junto al resto de opciones que modificaremos después. Seleccionamos la imagen ISO a utilizar desd eel siguiente botón: Para el ejemplo, seleccionamos una imagen de Windows 10 Pro de 64 bits que habíamos descargado previamente. Una vez cargada la ISO, el dato más importante a configurar es el tipo de la partición. Para el ejemplo hemos seleccionado "GPT para UEFI" pero elige el que necesites. Opcionalmente selecciona si quieres crear un disco de arranque "estándar" o "Windows To Go", la característica de productividad móvil empresarial que nos permite instalar, transportar y ejecutar el escritorio completo de un usuario en una unidad de almacenamiento externo. Conviene dejar el sistema de archivos y el tamaño de clúster por defecto, según el tipo de partición elegida. El nombre de la etiqueta es opcional. En cualquiera de los dos casos solo nos resta pinchar en el botón "empezar". Dependiendo de la velocidad del dispositivo y la interfaz USB utilizada, en poco tiempo tendremos creado nuestro medio autoarrancable. Para utilizarlo, solo nos resta reiniciar el equipo asegurándonos que en la BIOS/UEFI tenemos asignado que los puertos USB sean los primeros dispositivos de arranque, siempre antes del disco duro o SSD. Rufus funciona fenomenal y es una referencia pero no es la única herramienta que podemos utilizar. Si quieres probar otras puedes revisar alguna de nuestras guías anteriores como la que tratábamos las "Diez aplicaciones para crear un USB de arranque". La mayoría de ellas también funcionan para crear medios autoarrancables pero utilizando medios ópticos CD/DVD.  
11 comentarios288 shares
06/02/2017Juan Ranchal
Japón prueba cargadores USB en autobuses públicos

Japón prueba cargadores USB en autobuses públicos

Los cargadores USB que están probando en el transporte público japonés, serán muy útiles para los que vamos todo el día con el "móvil en la reserva" o tenemos que transportar baterías adicionales y/o cargadores portátiles. La autonomía de un smartphone sigue siendo una cuestión pendiente. Si nuestro “ladrillo” de hace una década duraba tranquilamente una semana (o más) “sin repostar”, los terminales actuales tienen que enchufarse a la red sí o sí cada noche. Y eso en el mejor de los casos ya que a muchos no nos dura ni una jornada de uso a poco que le demos caña por motivos profesionales o más placenteros. Bien es cierto que los smartphones actuales no tienen nada que ver con los “móviles tontos” y son computadoras completas en miniaturas pero -a nuestro juicio- es urgente que las marcas tengan en el aumento de autonomía en smartphones una de las grandes mejoras a desarrollar en las próximas generaciones, dejando a un lado la carrera por la delgadez que no deja espacio para componentes esenciales como una buena batería. Hasta que esta idea llegue a los fabricantes, los cargadores USB que se están probando en algunos autobuses públicos de Tokio pueden ser una solución. El servicio es gratuito y los usuarios simplemente conectan su terminal a uno de los cinco cargadores disponibles dentro del autobús. Japón no es el único país que prepara cargadores USB en medios de transporte público. Desde el pasado septiembre se están probando en Londres en un número reducido de autobuses, del mismo modo que en Singapur. Como nos recuerdan nuestros lectores, también están disponibles en algunas ciudades españolas.
14 comentarios11 shares
20/01/2017Juan Ranchal
¿Qué pasa si me encuentro un USB tirado? ¿Debería usarlo?

¿Qué pasa si me encuentro un USB tirado? ¿Debería usarlo?

Imagina la siguiente escena; vas caminando por la calle y te encuentras un USB en el suelo que está en perfecto estado y por ello decides quedártelo. Sabemos que no está bien quedarse con cosas ajenas, pero además debes tener claro que no es buena idea conectarlo sin más a tu ordenador y empezar a utilizarlo. El motivo es muy sencillo, ese USB podría contener malware y haber sido abandonado a propósito para que algún incauto lo recoja y se infecte automáticamente al utilizarlo, una realidad que es más común de lo que puede parecer en un principio. Numerosos estudios recientes confirman que la mayoría de los usuarios que se encontrasen en esa situación no tendrían problemas a la hora de utilizar un USB desconocido, lo que demuestra que no son conscientes del peligro que ello puede suponer para la seguridad de sus equipos. Los riesgos son muy grandes, ya que podemos acabar siendo víctimas de spyware o incluso de algún tipo de ransomware que acabe secuestrando por completo nuestros archivos y nos pida a cambio un rescate por liberarlos, un tipo de amenaza de seguridad que como sabemos está en alza. Ya lo hemos dicho en muchas ocasiones y lo repetimos una vez más, la prevención y el sentido común son los mejores antivirus, y de la misma manera que no se te ocurriría hacer clic en un enlace desconocido que no sabes a dónde te llevará tampoco deberías utilizar un USB que no sabes qué contiene. Más información: Fossbytes.
23 comentarios109 shares
15/12/2016Isidro Ros
Adaptadores WiFi a través de USB, todo lo que debes saber

Adaptadores WiFi a través de USB, todo lo que debes saber

Los adaptadores WiFi a través de USB se han convertido en una solución muy popular y lo cierto es que no es para menos, ya que estas soluciones son por lo general muy fáciles de usar y nos permiten mejorar la conectividad de nuestros equipos con una inversión muy pequeña. Hoy en día su uso está bastante extendido, aunque no todo el mundo sabe exactamente qué son, cómo funcionan y las posibilidades reales que ofrecen, así que hemos querido hacer este especial, en el que echaremos un vistazo a fondo a este tipo de adaptadores y os contaremos todo lo que debéis saber. Como siempre intentaremos ser muy claros para que todo el mundo pueda asimilar el artículo sin problema, pero en cualquier caso os invitamos a dejar vuestras preguntas o dudas en los comentarios. ¿Qué son los adaptadores WiFi USB? Son pequeños dispositivos que tienen casi el mismo tamaño que un pendrive, pero que integran en su interior un complejo sistema que los convierte en adaptadores de red inalámbrica. Gracias a ellos podemos disfrutar de conexión a Internet sin cables conectándolos a través de un puerto USB. Por lo general su uso suele ser muy sencillo ya que no requieren configuraciones muy complicadas, aunque en este sentido destacan especialmente modelos como el FRITZ!WLAN Stick AC 860 de AVM, que gracias a la tecnología Stick & Surf nos permite establecer una conexión totalmente segura en cuestión de segundos. Con estos adaptadores no debemos preocuparnos de tener instalada una tarjeta de red en nuestro sistema, ya que se encargan de recibir la señal y transmitirla directamente a nuestro equipo, un hecho que los convierte en un excelente recurso si queremos actualizar o dar una segunda vida a equipos antiguos. Así son especialmente útiles en equipos portátiles, ya que a diferencia de lo que ocurre con las tarjetas de red tradicionales no tendremos que desmontar nada, basta con conectar el adaptador a un puerto USB y configurarlo. Tipos de adaptadores y cosas a tener en cuenta Actualmente podemos encontrar en el mercado una gran variedad de adaptadores WiFi a través de USB, aunque sin duda los más cómodos son los que tienen el formato tipo pendrive, ya que no estorban y podemos transportarlos cómodamente. Los hay de casi todos los tamaños, aunque debemos tener en cuenta que no todos tienen las mismas prestaciones ni el mismo soporte. Por lo general los modelos más básicos y económicos suelen ser compatibles con WiFi N y USB 2.0, mientras que los de mayor rendimiento soportan también WiFi AC y USB 3.0. Bien, si tenemos un router que sólo es capaz de trabajar con WiFi N nos bastará con un adaptador de red inalámbrica USB a 300 Mbps económico y el puerto USB 2.0 cumplirá más que de sobra, pero si nuestro router utiliza el estándar WiFi AC deberíamos apostar por un adaptador compatible con aquél y que además soporte USB 3.0, ya que de lo contrario no podremos aprovecharlo al máximo. Os decimos esto porque el puerto USB 2.0 está limitado a un máximo teórico de 480 Mbps y adaptadores como el FRITZ!WLAN Stick AC 860 alcanzan máximos de 866 Mbps en la banda de 5 GHz bajo WiFi AC. Por su parte el USB 3.0 alcanza máximos de 4,8 Gbps. Notas finales y recomendaciones Antes de dejaros llevar por el precio y la potencia bruta debéis tener en cuenta vuestras necesidades reales, ya que si por ejemplo vais a conectar el adaptador en un portátil secundario que sólo pensáis utilizar para trabajar, navegar y reproducir contenidos multimedia en streaming sin llegar a resoluciones muy altas os bastará con una solución básica, como por ejemplo el FRITZ!WLAN Stick N, una solución doble banda compatible con WiFi N que tiene velocidades de hasta 300 Mbps. Por contra si tenéis pensado utilizar el equipo para ver contenidos online en alta definición o llevar a cabo tareas que requieran un gran ancho de banda o una señal más limpia y libre de interferencias os recomendamos utilizar soluciones con WiFi AC, como el ya citado FRITZ!WLAN Stick AC 860 o el FRITZ!WLAN Stick AC 430. Contenido ofrecido por AVM FRITZ.
4 comentarios149 shares
19/10/2016Isidro Ros
USB Killer se abre paso en IndieGoGo

USB Killer se abre paso en IndieGoGo

Ya os hablamos en su momento de USB Killer 2.0, un pendrive especialmente diseñado para "matar" un ordenador en cuestión de segundos gracias a su sistema que acumula corriente suficiente como para devolver una descarga letal al equipo al que se conecta, y ahora un proyecto similar ha llegado a IndieGoGo. A diferencia de aquél en este caso la propuesta no llega a dejar incapacitado un equipo de forma permanente, pero consigue acabar con la funcionalidad del conector USB en el que se enchufa, algo que en teoría podría resultar útil en aquellas situaciones límite en las que el usuario no quiere que puedan sacar información de su equipo a través de dicho puerto, o que puedan conectar otros USB con datos comprometedores. Los creadores de USB Killer son unos emprendedores rusos que se han marcado un objetivo de 10.000 dólares para poder sacarlo adelante, aunque a falta de 16 días para que termine la fecha límite apenas llevan recaudados 787 dólares, por lo que no creemos que vayan a conseguir su meta, algo que por otro lado resulta comprensible ya que en sí el proyecto es bastante absurdo y presenta una utilidad casi nula para la mayoría de usuarios. Por si tenéis curiosidad os dejamos el enlace a IndieGoGo al final del artículo, donde podréis ver que el precio mínimo para conseguir un USB Killer es de 99 dólares, a lo que además habría que sumar el envío, una cantidad que resulta excesiva a todas luces. Más información: IndieGoGo.
40 comentarios19 shares
08/11/2015Isidro Ros
SanDisk Ultra Dual USB Drive 3.0, análisis
9review

SanDisk Ultra Dual USB Drive 3.0, análisis

Aunque los servicios de almacenamiento basados en cloud ya son una realidad para millones de usuarios las soluciones de almacenamiento físico siguen siendo importantes, especialmente cuando se trata de mover grandes cantidades de datos. SanDisk, veterana en estas lides, ha renovado su catálogo de soluciones para tablets y móviles con el nuevo SanDisk Ultra Dual USB Drive 3.0, protagonista de nuestro análisis. Bajo una apariencia de pendrive estándar el SanDisk Ultra Dual USB Drive 3.0 integra una unidad flash (de hasta 64 Gbytes de capacidad) que ofrece dos tipos de conectores, un USB 3.0 para usar en PC o Mac y un micro USB 2.0, estándar en la industria de dispositivos basados en Android. Gracias a un mecanismo tan ingenioso como eficaz podemos cambiar de uno a otro en función de nuestras necesidades. En términos de rendimiento la unidad cumple con nuestras expectativas: tardamos menos de dos minutos en pasar ocho películas en alta definición desde un PC con USB 3.0 (unos 15,9 gigabytes), alcanzando una excelente velocidad de transferencia media de 127 MB/s. Con archivos más pequeños, como una colección de canciones en MP3 el rendimiento disminuye (pasa con cualquier unidad de almacenamiento) pero es difícil verlo bajar de los 10o megas por segundo. La cosa cambia al conectarlo a una tablet (en nuestro caso una Galaxy Tab de la generación anterior) y las limitaciones del USB 2.0 salen a la luz: tardaremos unos 3 minutos en pasar un gigabyte de información, un valor dentro de lo esperado. Un detalle interesante: la velocidad es más que suficiente para reproducir directamente desde el pendrive sin parones ni saltos, así que no es necesario pasar a la memoria interna del dispositivo para disfrutarlos. ¿Para quién es este dispositivo? Los usarios de smarphones y tablets que necesiten mover grandes cantidades de datos entre su dispositivo y un PC serán los que más partido saquen a un dispositivo como este. Resulta muy práctico cuando queremos llevarnos una buena colección de películas o música para pasar en cualquier momento a nuestro smatrphone o tablet sin necesidad de tener acceso a Internet y la apuesta por el estándar garantiza que funcionar con cualquier Android del mercado, que lo detectará automáticamente. No es un dispositivo caro (la versión de 64 Gbytes se puede encontrar en Amazon por 26 euros), funciona bien y la firma ofrece una garantía de cinco años. Desde nuestro punto de vista, la fiabilidad de SanDisk bien merece esos pocos euros de más, especialmente si pensamos guardar datos importantes en el dispositivo. Si echáis números, el coste es similar al de una tarjeta microSD de capacidad similar y cierta calidad, con el valor añadido de la doble conexión. La política de los fabricantes (Apple lleva años haciéndolo) pasa por eliminar la posibilidad de ampliar la memoria de los dispositivos mediante tarjetas microSD, blindando el interior de los dispositivos y ofreciendo diferentes capacidades del mismo modelo. Así, soluciones como la que propone SanDisk se irán haciendo cada vez más populares entre aquellos que necesitan combinar movilidad y gran capacidad de almacenamiento. Una compra interesante y recomendada.
8 comentarios277 shares
05/10/2015Tomás Cabacas
Diez aplicaciones para crear un USB de arranque

Diez aplicaciones para crear un USB de arranque

Un pendrive USB no solo es un medio de almacenamiento sino un dispositivo excelente para usarlo como instalador de sistemas operativos, para ejecutar estos sistemas en modo Live o para correr algunas aplicaciones como antivirus, aplicaciones de rescate o herramientas del sistema, antes de la carga del sistema operativo. Es rápido, seguro, puedes llevarlo a cualquier parte en un bolsillo, puedes instalar varios sistemas operativos en él y puede ser borrado cómodamente y empleado para otros usos. En la hora del declive de las unidades ópticas es un medio perfecto para el asunto que nos importa en este artículo: crear un USB de arranque autoejecutable desde imágenes ISO para instalar sistemas operativos. La industria ofrece una amplia oferta de herramientas, la mayoría gratuitas para quemar estas imágenes y capacitarlas para que se inicien en el arranque del equipo. Los chicos de makeuseof han probado unas cuantas y calculado el tiempo que tardan en realizar el proceso. Para la creación de este USB de arranque han utilizado la ISO de Windows 10 de 64 bits aunque como decíamos puedes utilizarlo para otros sistemas como GNU/Linux o aplicaciones. También comentan un mini-glosario de términos como el gestor de arranque encargado del arranque del sistema operativo; el gestor grub que permite elegir el sistema a iniciar; la herramienta de virtualización de hardware QEMU emulator; el tamaño del cluster que define el espacio más pequeño para el almacenamiento de datos; el sistema de archivos que controla cómo se accede y almacenan los datos o la técnica Bad Sector que permite la verificación de sectores defectuosos antes de la creación de este USB de arranque. Términos que es recomendable conocer aunque no sean imprescindibles para el práctico que nos ocupa, solo tener claro lo que vamos a hacer: grabar un archivo de imagen (casi siempre ISO) en una unidad de almacenamiento flash que insertado en un puerto USB nos permitirá iniciarlo en el arranque de la computadora. Vamos con estas aplicaciones aunque recuerda que para poder iniciar estos USB de arranque tendremos que entrar en la BIOS del equipo y marcar los puertos USB como el primer dispositivo de arranque y siempre antes del disco duro o SSD que tengamos instalado. La mayoría de ellas también funciona para crear DVDs de arranque. Si utilizas este medio también tendrás que ponerlo como el primer dispositivo de arranque. Rufus Una de las referencias del sector. Licenciado bajo código abierto es gratuito y tiene soporte para Windows y Linux. Se presenta como un pequeño instalador y cuenta con opciones del esquema de partición, sistemas de archivos, tamaño del cluster, y el tipo de arranque que va a crear. Una vez seleccionado la ISO es tan sencillo como seleccionar el botón 'start'. Muy recomendable si vamos a instalar el sistema operativo en máquinas con BIOS UEFI. Windows 7 USB/DVD Download Tool Herramienta oficial de Microsoft. Lo más básico y sencillo que vas a encontrar con una interfaz sin opciones y en solo dos pasos. Seleccionas el medio (DVD o USB) y listo. Es gratuita pero solo funciona en sistemas Windows. RMPrepUSB (easyboot) Es una de las aplicaciones más completas de esta selección. Cuenta con opciones para gestores de arranque, sistemas de archivos, grub4dos, syslinux y QEMU Emulator. Incluye pruebas de velocidad y DiskDoctor para comprobar el estado. Puede instalar varios sistemas operativos (o varias aplicaciones) en el mismo pendrive mientras que tengas espacio. WinSetupFromUSB Otra aplicación gratuita con soporte para Windows y Linux y con capacidad multiarranque. Por funciones, se encuentra a medio camino entre el completísimo RMPrepUSB y Rufus. UltraISO Bien conocido para grabar discos ópticos multimedia también se puede utilizar para crear unidades de arranque aunque no tiene tantas opciones como los anteriores. YUMI Otro de los mejores y más completos. Gratuito y con soporte para Windows y Linux. Como RMPrepUSB puedes instalar varios sistemas operativos en un mismo USB. El mismo programa creará un cargador de arranque múltiple para que puedas arrancar uno u otro. Otros XBoot. Otra aplicación de arranque múltiple. Gratuito pero solo soporta Windows. WiNToBootic. Otro gratuito que solo trabaja en Windows y que se sitúa en la categoría de básico y fácil de usar como Windows 7 USB/DVD Download. Passcape ISO Burner. Herramienta multifuncional. No es de las más interesantes. ISO to USB. Otro básico, básico, sin características añadidas pero que cumple su función. Resultados Como verás, Yumi fue el más rápido en la creación desde la imagen de Windows 10. Una ventaja más que añadir a una de las mejores y más completas soluciones. Windows 7 USB/DVD Download Tool y Rufus estuvieron cerca. RMPrepUSB tarda algo más aunque conviene tener en cuenta que es el que más opciones de personalización ofrece. No te creas que son las únicas aplicaciones para crear un USB de arranque porque hay un mogollón con soporte para Windows y Linux, y algunas también para trabajar desde OS X. Aquí tienes un listado de Wikipedia con una treintena de ellas, sus enlaces de descarga, si son gratuitas o libres o si permiten la función de multiarranque. Seguro que tienes tus preferidas. Si las comentas será de utilidad para el resto de usuarios. 
38 comentarios9 shares
14/09/2015Juan Ranchal
Cómo crear un USB Windows 10 To Go

Cómo crear un USB Windows 10 To Go

Como sabemos la posibilidad de crear un USB Windows 10 To Go es sin duda una alternativa muy atractiva si queremos llevar nuestro sistema operativo siempre con nosotros, ya que nos permite disfrutar de él tal y como lo tenemos configurado en nuestro equipo principal. Por si alguien no sabe qué es exactamente lo que hay detrás de la idea Windows To Go os lo explicamos de forma sencilla. Imagina que tienes un equipo principal con Windows 10 en el que trabajas, y otro con Windows 8.1 que relegas a tareas secundarias. Pues bien, si por un motivo cualquiera tienes que trabajar a la fuerza en tu equipo secundario podrías utilizar un USB Windows 10 To Go para disfrutar del sistema operativo de tu equipo principal tal y como lo dejaste, con todos sus ajustes y valores. Interesante, ¿verdad? Pues en este tutorial os enseñaremos los pasos necesarios para crear una unidad USB de este tipo. Cosas que necesitas antes de empezar Un USB con certificación para Windows To Go, ya que uno normal no funcionará. El programa Rufus v2.2+. La ISO de Windows 10. Primer paso: Lanzamos Rufus y seleccionamos la unidad USB que vamos a utilizar. Segundo paso: Indicamos a Rufus dónde está situada nuestra ISO de Windows 10 y hacemos clic en el icono, tras lo cual esperamos a que cargue. Tercer paso: Una vez que la ISO esté cargada debemos seleccionar la opción Windows To Go en opciones de formato, ya que de lo contrario Rufus creará un USB estándar de arranque. Cuarto paso: Hacemos clic en aceptar y listo, sólo nos queda esperar a que termine el proceso. Más información: Winbeta.
39 comentarios1337 shares
03/09/2015Isidro Ros
USB con conexión WiFi, diferencias entre gamas

USB con conexión WiFi, diferencias entre gamas

Los dispositivos USB con conexión WiFi han adquirido una enorme popularidad, convirtiéndose en una excelente opción con la que dar una segunda vida a equipos antiguos o mejor las posibilidades de otros nuevos. Sin embargo a la hora de elegir entre las diferentes opciones que encontramos en el mercado actualmente surgen dudas que, en ocasiones, pueden derivar en una compra inadecuada y que no satisfaga adecuadamente nuestras necesidades. En este artículo daremos un repaso a las diferentes gamas que podemos encontrar y hablaremos de los principales puntos que debéis tener en cuenta. Modelos básicos Ofrecen un nivel de rendimiento bastante bueno para lo que cuestan y por lo general son más que suficientes para el usuario medio. En esta categoría se agrupan aquellos que cuentan con soporte de WiFi N y trabajan en la banda de 2,4 GHz, ofreciendo generalmente unas velocidades máximas de 150 Mbps. Dentro de esta categoría modelos como el FRITZ!WLAN USB Stick son una excelente opción, ya que apenas cuesta 4,95 euros. Modelos de gama media Normalmente encuadramos aquí aquellos modelos que parten de un mínimo de soporte de WiFi N y tienen velocidades de partida de 300 Mbps. Son dispositivos que marcan un salto cualitativo y cuantitativo visible frente a los anteriores y cuyo precio ronda los 15 euros de media, aproximadamente. Modelos de gama alta Son ideales para usuarios que necesiten el máximo rendimiento, y en este caso el principal elemento diferenciador es la presencia de WiFi AC con unas velocidades mínimas de 150 Mbps. Un USB con WiFi AC nos permite disfrutar de las ventajas de la banda de 5 GHz, pero sin renunciar al soporte de la de 2,4 GHz. Por lo general su precio ronda los 25 euros, dependiendo de la velocidad final que sean capaces de alcanzar. Más información ⇒ AVM.
2 comentarios55 shares
01/06/2015Isidro Ros
[ ]