real
time web analytics
Windows 10 S » MuyComputer
[ Windows 10 S ]
ASUS se estrena en Windows 10 S con VivoBook W202

ASUS se estrena en Windows 10 S con VivoBook W202

VivoBook W202 es la propuesta de ASUS con Windows 10 S, la versión simplificada de Windows 10 Pro con la que Microsoft pretende frenar a los Chromebooks de Google especialmente en el sector educativo. Una variante del sistema que fue estrenada en el Surface Laptop y que ha tenido continuación por los socios de hardware de Microsoft con los convertibles Lenovo N23 y N24 que te presentamos hace un par de semanas. El VivoBook W202 de ASUS es el siguiente con un hardware típico de netbook, basado una pantalla de 11,6 pulgadas y resolución nativa HD y un procesador Intel Celeron N3350. Se acompaña de 4 Gbytes de RAM y 64 Gbytes de capacidad de almacenamiento interno. Tiene dos puertos USB 3.0, salida HDMI, un lector de tarjetas SD y batería para 11 horas de autonomía. Su precio es de 279 dólares. Como dijimos con los modelos de Lenovo y salvo el Windows 10 S pre-instalado, ninguna novedad sobre lo que ya ofrece el mercado y de hecho, ASUS también comercializará este equipo con la versión regular Windows 10 Home por 20 dólares más. Dell, Samsung, Toshiba, HP y Fujitsu completarán próximamente la oferta con nuevos equipos. Como sabes, Windows 10 S no está destinado al gran consumo por sus limitaciones, pero sí puede ser adecuado para un determinado nicho de mercado si se cumplen las ventajas prometidas por Microsoft en rendimiento por la mayor ligereza del desarrollo, gestión TI de los equipos y mejora de la seguridad. Si te apetece, puedes revisar la Guía completa para probar Windows 10 S en cualquier PC.
0 comentarios2 shares
2 díasJuan Ranchal
Guía completa para probar Windows 10 S en cualquier PC

Guía completa para probar Windows 10 S en cualquier PC

Microsoft ha publicado una herramienta que permite probar Windows 10 S en equipos distintos donde se ofrece pre-instalado, el Surface Laptop y los equipos OEM que van a llegar al mercado este verano de fabricantes como Lenovo, Acer, Asus, Dell, Fujitsu, HP, Samsung y Toshiba. Como sabes, Windows 10 S es la versión simplificada de Windows 10 Pro que la compañía ha creado para restar mercado a los Chromebooks de Google. Microsoft promete ventajas de rendimiento por la mayor ligereza del desarrollo, gestión TI de los equipos y mejora de la seguridad, básicamente por el bloqueo de instalación de aplicaciones a las certificadas por Microsoft en su tienda oficial Windows Store. Ello nos lleva a una serie de importantes restricciones de las que ya te hemos hablado extensamente. Obviamente, el sistema 'no es para todo ni para todos', pero puede ser adecuado para un determinado nicho del mercado, en especial ese sistema educativo donde los equipos bajo el Chrome OS de Google tienen su mayor fortaleza y Microsoft pretende combatir. Cómo probar Windows 10 S en cualquier PC Microsoft publicó la semana pasada imágenes ISO del sistema, pero están destinadas a desarrolladores y son ofrecidas exclusivamente para suscriptores de MSDN. Son la opción de referencia si tienes cuenta en el servicio Technet. Las imágenes también llegaron rápidamente a sitios de descarga y redes .torrent, pero nosotros vamos a optar por otro método "más oficial" que nos va a permitir probar Windows 10 S casi en cualquier equipo y sistema. Para facilitar las pruebas, Microsoft ha publicado posteriormente una pequeña herramienta que se encarga se descargar e instalar Windows 10 S sobre sistemas existentes, Windows 10 Pro, Windows 10 Pro Education, Windows 10 Education o Windows 10 Enterprise device. Cuidado con el uso de esta herramienta porque reemplaza al sistema operativo instalado. Aunque Microsoft permite la "vuelta atrás" al anterior sistema que tuvieras instalado no es recomendable utilizarla en equipos de producción. O empleas un equipo para testeo del que puedas prescindir o usas la virtualización como hemos hecho nosotros, lo que potencialmente te permitirá probar Windows 10 S también en equipos Linux. Instalando Windows 10 Pro Por todo lo anterior y aunque te cueste dos pasos, lo mejor es instalar una copia limpia de Windows 10 Pro para posteriormente instalar sobre ella Windows 10 S. El proceso referido a la instalación de Windows 10 es el mismo que en su día comentamos: Obteniendo la ISO de Windows 10 Pro Accede al portal oficial de Windows 10 y pulsa sobre el botón de "Descarga ahora la herramienta". Ejecuta el archivo descargado “MediaCreationTool”, acepta los términos de licencia y selecciona "Crear un medio de instalación". Selecciona idioma, edición de Windows y arquitectura. Selecciona Archivo ISO y la ruta de descarga. Dependiendo de la conexión en unos minutos tendremos disponible un archivo denominado “Windows.iso” que será la imagen que utilizaremos para instalar en un equipo independiente o para virtualizar. Obteniendo la ISO de Windows 10 Pro (Alternativa) Si quieres descargar una versión específica de Windows 10 Pro, puedes utilizar una pequeña herramienta gratuita que facilita enormemente la tarea porque permite acceder a la descarga de cualquier ISO de Windows u Office desde los servidores de Microsoft: Accede a la página de Heidoc.net y descarga la aplicación Windows ISO Downloader.exe. Es portable, no necesita instalación. Ejecutas y tendrás acceso a Windows 7, 8.1, 10 y la última versión de prueba Insider. También a la suite Office desde la versión 2007 en adelante. Selecciona Windows 10 Pro/Home y descarga la imagen ISO.   Instalación limpia en un equipo Si vas a utilizar un equipo que tengas aparcado (recuerda, no de producción), necesitarás grabar la ISO en un DVD o USB para crear un medio de instalación. Lo ideal es usar un USB y utilizar medios como Rufus. El medio externo creado nos permitirá realizar una instalación limpia (desde cero). Recuerda activar en la BIOS los puertos USB (o la unidad óptica si vamos a utilizar un DVD) como primer dispositivo de arranque. Reinicia y arranca desde el medio creado. La instalación terminará sin mayor novedad. No nos vamos a extender porque ya te hemos ofrecido mucha información sobre estas instalaciones. Si no lo recuerdas puedes revisar la Guía de instalación de Creators Update desde cero. Virtualización La gran alternativa al método anterior es el uso máquinas virtuales. Requieren un cierto nivel hardware y hay que destinar recursos de nuestra máquina principal (procesador, memoria o almacenamiento), pero es una manera ideal de realizar este tipo de pruebas.y como ves es una manera ideal de probar Windows 10 sin tener que modificar nuestro equipo de producción. No vamos a detallar todos los pasos. Si lo necesitas revisa la guía Windows 10 en máquina virtual, paso a paso. Está realizada en una máquina Windows con una versión de WMware Workstation, pero puedes utilizar versiones gratuitas como VMWare Player para Windows o Linux u otras herramientas como Oracle VirtualBox que trabajan de manera similar. Instalar Windows 10 S Una vez que hayamos instalado Windows 10 Pro (mínimo Versión 1703) ya sea en un equipo independiente como utilizando la virtualización, pasamos a instalar Windows 10 S. Recordemos, una instalación que borrará la anterior. Es muy sencillo con la herramienta que ha publicado Microsoft. Vamos con un paso a paso: Accede al portal de desarrollo de Windows 10 S. Descarga la herramienta "Windows10SInstaller5932.exe" y ejecútala. El sistema comprobará que tienes un equipo compatible y descargará el sistema operativo La descarga se producirá al máximo de tu conexión y en cuanto termine comenzará a preparar la instalación: Reinicia o programa el reinicio del equipo para completar la instalación: La instalación es muy rápida, en este caso en una máquina virtual sobre una SSD: Instalación completa. Aquí tienes Windows 10 S. No hemos trasteado demasiado. Lo haremos con más tiempo, aunque más allá de pruebas este Windows 10 S sólo es para una minoría. Una versión simplificada de Windows 10 Pro con algunas ventajas para el segmento al que va dirigido (mercado educativo) pero con limitaciones insuperables para el gran grueso de usuarios. Anímate a probar Windows 10 S y nos cuentas tus impresiones.
9 comentarios2 shares
03/08/2017Juan Ranchal
Lenovo presenta los primeros equipos baratos con Windows 10 S

Lenovo presenta los primeros equipos baratos con Windows 10 S

Lenovo ha presentado los primeros equipos baratos con Windows 10 S, la versión simplificada de Windows 10 Pro con la que Microsoft pretende frenar a los Chromebooks de Google especialmente en el sector educativo. Si el estreno de Windows 10 S en un equipo premium con precio por encima de los 1.000 euros (Surface Laptop) te dejó bastante frío, Lenovo ha presentado equipos básicos (netbooks) que sí parecen más adecuados para el enfoque de este sistema. Se trata de dos convertibles, Lenovo N23 y N24, con sistema de bisagras que permiten girar la pantalla 360 grados. Pantalla IPS multitáctil de 11,6 pulgadas con resolución HD y procesadores Intel Celeron. Disponen de 4 Gbytes de RAM y 64 Gbytes de capacidad de almacenamiento interno eMMC. Sus opciones de conectividad pasan por Wi-Fi ac y Bluetooth, puertos USB 3.0 y 2.0, salida HDMI y lector de tarjetas microSD. La única diferencia entre modelos es que el segundo ofrece procesadores Celeron algo más potentes y un lápiz óptico sensible a la presión. Su precio de venta es de 279 y 309 dólares, respectivamente. Económicos, pero nada que no ofrezca ya el mercado con un Windows 10 "estándar". Microsoft comenta que a los modelos de Lenovo pronto se añadirán otros de ASUS, Dell, HP y Fujitsu. Recuerda que, Windows 10 S está destinado a un nicho muy concreto de usuarios. Es ligero y simplificado, tiene algunas ventajas en el apartado de seguridad (no tantas como dice Microsoft) y otras de gestión, pero a costa de imponer una serie de restricciones comenzando por el bloqueo de instalación de aplicaciones a las certificadas por Microsoft en su tienda oficial Windows Store y otras muchas. Microsoft ofrece la actualización de Windows 10 S a Windows 10 Pro por 49 dólares, consciente de que el sistema 'no es para todo ni para todos'.
7 comentarios1 shares
02/08/2017Juan Ranchal
Windows 10 S no es tan seguro como dice Microsoft

Windows 10 S no es tan seguro como dice Microsoft

Las últimas pruebas que han realizado los chicos de ZDNet acompañados de un experto en seguridad han demostrado que Windows 10 S no es tan seguro como decía Microsoft, un tema interesante que os explicamos a continuación. El gigante de Redmond habló en su momento de la supuesta inmunidad de dicho sistema operativo frente al ransomware, algo que justificaban en las propias limitaciones del sistema y en la estructura tipo "sandbox" que mantiene el mismo. Sin embargo ha quedado demostrado todo lo contrario, que Windows 10 S no sólo no es inmune al ransomware sino que además según el experto en seguridad Matthew Hickey es muy fácil infectar el sistema y obtener los privilegios necesarios. Como podemos leer en el artículo original para superar las limitaciones que impone Windows 10 S dicho experto sólo necesitó crear un macro en Word personalizado, gracias al cual pudo llevar a cabo una infección por inyección DLL que le permitió hacerse con el control total del equipo. En total el proceso le llevó unas tres horas y lo más importante es que no necesitó recurrir a técnicas desconocidas por la comunidad de expertos en seguridad informática, lo que significa que cualquier profesional con un nivel parecido al suyo podría haber hecho lo mismo sin mayor problema. El único matiz que debemos tener en cuenta es que ese archivo Word malicioso no puede ser descargado de Internet. Para que el mismo llegara a infectar al equipo Hickey tuvo que descargarlo a través de una red de trabajo, lo que complica y reduce las posibilidades de infección. En cualquier caso lo importante es que efectivamente Windows 10 S no es inmune al ransomware, y que aunque ese enfoque del sistema operativo como caja de arena mejora la seguridad del mismo no lo hace ni mucho menos invulnerable. Más información: ZDNet.
28 comentarios70 shares
24/06/2017Isidro Ros
Windows 10 S: demasiadas restricciones para un usuario “estándar”

Windows 10 S: demasiadas restricciones para un usuario “estándar”

Windows 10 S es una variante simplificada del último sistema operativo de Microsoft. Ha sido creado con la mente puesta en el sistema educativo para gobernar una nueva generación de equipos económicos que puedan competir con los Chromebooks de Google. Ya conocíamos que por su diseño, Windows 10 S será mucho más cerrado que las versiones "estándar" del sistema, lo que proporcionará algunas ventajas en el apartado de seguridad, pero a costa de una serie de restricciones como el bloqueo de instalación de aplicaciones a las certificadas por Microsoft en su tienda oficial Windows Store. Ello dejará fuera de juego alternativas de terceros en todos los campos de uso y -por ejemplo- en la práctica no permitirá cambiar el navegador web ni el buscador por defecto, obligando a usar las aplicaciones de Microsoft, Edge y Bing. Pero hay muchas más restricciones. ZDNet ha estudiado el sistema y su documentación confirmando que Windows 10 S estará limitado a un nicho de mercado muy concreto. Más restricciones de Windows 10 S El bloqueo de aplicaciones fuera de Windows Store también incluye reglas de integridad de código no firmado e incluye controladores, que no podrán instalarse tampoco. Windows 10 S bloqueará un montón de comandos que están disponibles en las versiones regulares:  bash.exe, cdb.exe, cmd.exe, cscript.exe, csi.exe, dnx.exe, kd.exe, lxssmanager.dll, msbuild.exe, ntsd.exe, powershell.exe, powershell_ise.exe, rcsi.exe, reg.exe, regedt32.exe, windbg.exe, wmic.exe y wscript.exe, entre otros. Realmente,  ni el cmd.exe se podrá ejecutar de forma interactiva en Windows 10 S. Ya lo avanzábamos pero se confirma que Chrome, Firefox y otros navegadores no serán permitidos en Windows 10 S a menos que sean reescritos para utilizar el HTML y JavaScript proporcionados por los motores de la plataforma Windows. Ello no sucederá. Olvida estos navegadores en Windows 10 S. Otras categorías de productos también serán prohibidos, incluyendo antivirus de terceros, programas de copia de seguridad y utilidades de disco. No se podrá cambiar ni el navegador por defecto ni el motor de búsqueda, ni se podrán utilizar políticas ApplicationDefaults/DefaultAssociationsConfiguration con el software de gestión de dispositivos móviles, como puede hacerse con Windows 10 Pro. Los paquetes de controladores no podrán contener componentes o aplicaciones de interfaz de usuario que no sean de Microsoft. Como todo lo anterior, malas noticias para los dispositivos que añaden sus propias utilidades de configuración para desbloquear funciones avanzadas. Un dispositivo con Windows 10 S no puede unirse a un dominio de Windows, lo que significa que no puede ser manejado por Active Directory, sólo por la AD Azure, bastante menos capaz. En resumen, demasiadas restricciones para este Windows 10 S y por ello limitado a un nicho muy concreto de usuarios. Quizá consciente de la situación, Microsoft ofrecerá la actualización de Windows 10 S a Windows 10 Pro por 49 dólares.
15 comentarios97 shares
23/06/2017Juan Ranchal
Surface Laptop te permite volver de Windows 10 Pro a Windows 10 S

Surface Laptop te permite volver de Windows 10 Pro a Windows 10 S

El Surface Laptop destaca por ofrecer un diseño único y preciosista, un buen rendimiento y por ser el primer equipo del mercado en dar el salto a Windows 10 S, un sistema operativo que ya conocemos de sobra y que como sabemos se caracteriza por estar limitad a la Windows Store como fuente de instalación de aplicaciones. Como ya os contamos en MuyWindows los usuarios de un Surface Laptop tienen la posibilidad de actualizar de manera totalmente gratuita de Windows 10 S a Windows 10 Pro, al menos durante este año, pero una vez que actualizábamos ya no había marcha atrás. Hablamos en pasado porque Microsoft ha escuchado las peticiones de los usuarios y a partir de ahora ofrece la posibilidad de volver de Windows 10 Pro a Windows 10 S, aunque eso sí, no se trata de un proceso tan sencillo como el que ocurre a la inversa. Decimos esto porque para volver a Windows 10 S el sistema lleva a cabo un reseteo completo que básicamente restaura el equipo a los valores de fábrica. Esto significa que antes de realizarlo tendremos que hacer una copia de seguridad de nuestros archivos ya que de lo contrario los perderemos. En cualquier caso es un movimiento acertado por parte de Microsoft, ya que a pesar de las limitaciones que tiene Windows 10 S frente a Windows 10 Pro también ofrece un valor claro en materia de seguridad y de rendimiento para ciertos usuarios, especialmente en el sector profesional y educativo. Más información: SlashGear.
0 comentarios2 shares
19/06/2017Isidro Ros
Rendimiento de Windows 10 S, ¿superior a Windows 10 Pro?

Rendimiento de Windows 10 S, ¿superior a Windows 10 Pro?

Microsoft dijo en su momento que el rendimiento de Windows 10 S es superior al de Windows 10 Pro, una valoración que sin embargo no ha impedido que la mayoría de los que han analizado el Surface Laptop hayan decidido actualizar primero al segundo y "pasar" directamente de ese comentario. La razón es muy sencilla, aunque el rendimiento de Windows 10 S pueda ser superior está limitado a la Windows Store como fuente de descarga e instalación de aplicaciones, algo que puede acabar siendo problemático para muchos usuarios y que obviamente puede tener consecuencias negativas en la valoración final del equipo si no se enfoca desde una perspectiva adecuada. El caso es que Windows Central ha querido ir más allá y ha explicado esa idea de que Windows 10 S ofrece un rendimiento superior al de Windows 10 Pro, y lo ha hecho de una manera bastante clara. Antes de nada hay que dejar claro que Windows 10 S no ofrece por sí mismo un mayor rendimiento que otras versiones del último sistema operativo de Microsoft, es decir que no rinde más porque tenga mejoras específicas ni nada especial. Lo que Microsoft ha querido decir es que el rendimiento de Windows 10 S se mantiene con el paso del tiempo, ya que las aplicaciones de que descargan e instalan desde la Windows Store no se "acoplan" al inicio y por tanto no acaban ralentizando los tiempos de inicio ni afectan al rendimiento general del equipo. Otro punto importante a tener en cuenta es que con Windows 10 S tampoco es posible instalar aplicaciones ni herramientas basura que puedan llegar a afectar negativamente al rendimiento del sistema, lo que al final acaba contribuyendo a mantener el rendimiento del equipo durante más tiempo y puede acabar evitando la necesidad de hacer reinstalaciones limpias del sistema operativo de forma periódica.
11 comentarios126 shares
19/06/2017Isidro Ros
Microsoft dice que Windows 10 S es inmune al ransomware

Microsoft dice que Windows 10 S es inmune al ransomware

Microsoft ha dado a entender que Windows 10 S es inmune al ransomware, una de las amenazas de seguridad más graves y también más utilizadas que recientemente tuvo a medio mundo en vilo por una infección a gran escala que al final pudo ser detenida. Por si alguien se ha perdido y no entiende la idea empezamos por el principio. Según Microsoft Windows 10 S es inmune al ransonware por la propia concepción base del sistema operativo, que se encuentra recluido en una especie de "caja de arena" (sandbox) que impide la entrada de amenazas externas. Esto es así porque en Windows 10 S sólo podremos ejecutar aplicaciones descargadas directamente de la Windows Store. Por tanto nada que esté fuera del ecosistema de dicho sistema operativo funcionará en Windows 10 S, incluidas las amenazas de seguridad como el ransomware. El gigante de Redmond ha comentado que hasta la fecha no conocen ningún tipo de ransomware que funcione en Windows 10 S. Esto es positivo, pero al mismo tiempo sugiere que aunque de momento la protección es total cabe la posibilidad de que en futuras evoluciones de ese malware aparezcan versiones que sí puedan llegar a afectar a dicho sistema operativo. Como ya dijimos en su momento la mayor desventaja de Windows 10 S será al mismo tiempo su mayor virtud, y es que esa limitación a las aplicaciones de la Windows Store crea una especie de "muralla" que frena enormemente las vías de entrada de malware. No es una idea nueva a nivel general, de hecho iOS lleva mucho tiempo utilizándola, pero en los sistemas operativos para PC supone una novedad clara y es interesante, sobre todo para usuarios profesionales y para el sector educativo. Más información: Betanews.
33 comentarios218 shares
09/06/2017Isidro Ros
Las distros Linux no funcionarán en Windows 10 S

Las distros Linux no funcionarán en Windows 10 S

Microsoft ha confirmado que las distros Linux no funcionarán en Windows 10 S, una mala noticia que confirma que no todas las aplicaciones UWP podrán ser ejecutadas en dicha versión del conocido sistema operativo del gigante de Redmond. Sabemos que en Windows 10 S tendremos una limitación importante que implicará que sólo podremos instalar aplicaciones directamente de la Windows Store, la tienda oficial de Microsoft, pero esto no quiere decir que vayamos a poder instalar todas y cada una de ellas. Obviamente esto supone una limitación importante pero a su vez tiene una explicación bastante sensata en este caso concreto, y es que dar la posibilidad de instalar distros Linux acabaría con el objetivo principal de Windows 10 S, crear un entorno cerrado "totalmente seguro" a cambio de limitar las libertades y posibilidades del usuario. Sí, este planteamiento es prácticamente idéntico a lo que Apple lleva años haciendo con iOS, y lo cierto es que a la firma de la manzana le ha funcionado bastante bien ya que ha conseguido mantenerse como un entorno mucho más seguro que Android, su mayor rival en el sector móvil. En conclusión, nada de Linux en Windows 10 S, ni siquiera aunque las distros más populares vayan a llegar a la Windows Store. Tampoco será posible acceder a consolas de comandos y a aplicaciones que puedan poner en peligro ese enfoque de "jardín vallado" por el que ha apostado Microsoft. Antes de terminar os recordamos que la firma de Redmond ha confirmado oficialmente que será posible actualizar gratis de Windows 10 S a Windows 10, una promoción que estará limitada para el usuario corriente pero que será indefinida para los que tengan necesidades especiales de asistencia. Más información: The Inquirer.
29 comentarios119 shares
19/05/2017Isidro Ros
Chrome y Firefox no pueden correr en Windows 10 S, aunque quieran

Chrome y Firefox no pueden correr en Windows 10 S, aunque quieran

La semana pasada veíamos como el nuevo sistema operativo para educación, Windows 10 S, no permitirá cambiar el navegador web ni el buscador por defecto, obligando a usar las aplicaciones de Microsoft, Edge y Bing. En ese momento pensábamos que el motivo principal de ello (además del interés comercial de Microsoft para impulsar sus propias soluciones) era que Windows 10 S sólo permitirá instalar aplicaciones certificadas por Microsoft en su tienda oficial Windows Store, dejando fuera alternativas de terceros en todos los campos de uso. Aunque ya decíamos que era improbable que Google o Mozilla tuvieran interés por esta plataforma en las condiciones mencionadas. dejábamos abierta la posibilidad de creación de versiones de Chrome y Firefox para Windows Store y con ello, su uso en Windows 10 S. Un artículo de ZDNet descarta por completo esta posibilidad, al señalar los requerimientos especiales que se aplican exclusivamente a los navegadores web en la Windows Store y que ni Chrome ni Firefox cumplen (ni cumplirán). Dice Microsoft en las directrices para certificar aplicaciones en su tienda oficial que, “las aplicaciones no deben poner en peligro o comprometer la seguridad del usuario, o la seguridad y funcionalidad del dispositivo, sistema o sistemas relacionados. Los navegadores deben utilizar el HTML correspondiente y motores de JavaScript proporcionados por la plataforma Windows". Sólo Edge en Windows 10 S Actualmente, Chrome usa Blink y Firefox usa Gecko (está en camino un nuevo motor) y como puedes deducir no están nada interesados en crear un navegador que tendría que estar construido desde cero con motores JavaScript designados por Microsoft. Google arrasa en navegación web y no tiene ninguna necesidad de entrar en el juego de Microsoft, mientras que, a estas alturas, tampoco creemos que Mozilla esté interesado. Puedes descartar totalmente al Safari de Apple y el cuarto en discordia, Opera, usa Chromium/Blink. La estrategia de Microsoft con Windows Store no es nueva y es similar a la política de Apple para navegadores de terceros en iOS. Ahí encontrarás versiones de Chrome y Firefox para iPhone e iPad, pero con el fin de cumplir con las políticas de la App Store tienen que utilizar el mismo motor de renderizado del propio Safari de Apple. Aquí, Google y Mozilla pasan por el aro por motivos evidentes: la millonada de móviles inteligentes iPhone que hay en el mercado. Windows 10 S es distinto, una plataforma de nicho reducido que es probable que -de los grandes navegadores- sólo tenga la posibilidad de usar Edge. Eso si no pasas por caja, porque Microsoft ha anunciado que el usuario de Windows 10 S podrá actualizar a Windows 10 Pro por 49 dólares y ahí, usar el navegador que quiera.
22 comentarios1116 shares
11/05/2017Juan Ranchal
Google: estamos felices que Microsoft nos copie con Windows 10 S

Google: estamos felices que Microsoft nos copie con Windows 10 S

No pensarías que Google no iba a responder al anuncio del Windows 10 S, cuando la nueva plataforma de Microsoft está destinada a competir con los Chromebook del gigante de Internet y su lugar de privilegio en nichos determinados como el educativo estadounidense. Google, por boca del vicepresidente Prabhakar Raghavan, dice que no tiene absolutamente ninguna razón para preocuparse por la estrategia adoptada por su rival de Redmond. “Estoy feliz de ver una validación del enfoque que hemos tomado”, explicó el ejecutivo después del evento de prensa de Microsoft donde fue presentado Windows 10 S, el Surface Laptop y los equipos OEM. "Las instituciones educativas han exigido la simplicidad. Hacerlo correctamente en un verdadero tubo de ensayo para todos, sea Microsoft o cualquiera de nosotros", dijo. Aunque son plataformas completamente distintas, Chrome OS y Windows 10 S comparten aspectos en común, su destino al segmento educativo, herramientas dedicadas, su facilidad de administración, su mayor seguridad potencial y también, limitaciones en algunas de sus características frente a lo que es un ordenador personal de consumo o profesional. Raghavan ha sacado pecho de lo conseguido por los Chromebook, ordenadores portátiles que ejecutan Chrome OS y han demostrado ser un gran éxito en las escuelas, constituyendo el 58 por ciento de todas las ventas en las escuelas primarias y secundarias de los Estados Unidos, según últimas estimaciones. ¿Hasta dónde llegará Microsoft con Windows 10 S? El CEO de la firma educativa, Clever, ha comentado a Reuters que "el éxito de los Chromebook ha despertado a gigantes dormidos".
33 comentarios328 shares
05/05/2017Juan Ranchal
Windows 10 S obligará a usar Edge y Bing

Windows 10 S obligará a usar Edge y Bing

Windows 10 S no permitirá cambiar el navegador web ni el buscador por defecto, obligando a usar las aplicaciones de Microsoft, Edge y Bing. El sistema operativo ligero que ha presentado Microsoft para el segmento educativo, Windows 10 S, fue la estrella mediática ayer cuando fue presentado en el evento #MicrosoftEDU, junto al portátil Surface y al resto de equipos que los fabricantes OEM comercializarán con el sistema. Ahora va llegando la "letra pequeña" y no va a gustar al personal, aunque fuera predecible por el propio diseño del sistema operativo. Windows 10 S bloqueará la instalación de aplicaciones a las certificadas por Microsoft en su tienda oficial Windows Store, dejando fuera alternativas de terceros en todos los campos de uso. Aunque el jefe de Windows, Terry Myerson, destacó que el nuevo sistema operativo "ejecutará cualquier navegador en la tienda de Windows", en la práctica, no podrás usar -por ejemplo- el navegador web que lidera el mercado, Chrome o el de Mozilla, Firefox, porque simplemente no están disponibles en Windows Store. Lo peor no es eso. Myerson explica que "el usuario será capaz de descargar otro navegador disponible desde la tienda de Windows, pero Microsoft Edge se mantendrá como valor predeterminado si, por ejemplo, abre un archivo .htm". Es decir, si haces clic en un enlace desde otra aplicación lo abrirás en Microsoft Edge, incluso si deseas utilizar otro navegador. Absurdo. No está claro si Google o Mozilla (u otros proveedores) llevarán Chrome o Firefox a la tienda de Windows, pero, aunque lo hagan, no serán completamente funcionales si el usuario no puede convertirlos en el navegador por defecto. Lo mismo con el proveedor de búsqueda. El Bing de Microsoft estará instalado por defecto y no podrá cambiarse por Google Search, Yahoo! u otros. Windows 10 S es una gran apuesta para competir con los Chromebooks de Google que dominan el sistema educativo estadounidense. Será fácil de gestionar por los administradores, tendrá menos mantenimiento y será más seguro al impedir la instalación de apps fuera de Windows Store, pero sus compromisos son evidentes y para una parte de usuarios definitivos si revisamos los datos de cuota de mercado de navegadores. Microsoft tendrá que dar respuesta a las críticas por impulsar aplicaciones propias limitando las de la competencia, como señaló hace unos meses el CEO de Epic Games, Tim Sweeney, al calificar el Windows 10 Cloud como "ransomware", cargando contra la Universal Windows Platform y el ecosistema de juegos unificado por Windows 10 en PC y Xbox One, y la Windows Store, que -a su juicio- es una plataforma cerrada para la distribución y comercialización de aplicaciones. Si no quieres las limitaciones de Windows 10 S, el cliente podrá pasar a Windows 10 Pro por 49 dólares, según anuncia Microsoft.
148 comentarios353 shares
03/05/2017Juan Ranchal
Microsoft presenta el portátil Surface Laptop con Windows 10 S

Microsoft presenta el portátil Surface Laptop con Windows 10 S

Tal y como te habíamos avanzado, Microsoft acaba de presentar en el evento #MicrosoftEDU, el Surface Laptop. Se trata del primer ordenador en formato portátil de Microsoft, un modelo ligero, fino y con una pantalla PixelSense de 13,5”. El teclado y el reposamanos tienen un acabado en Alcantara y está diseñado para ser fácil de abrir con un solo un dedo. La intención del gigante de Redmond con este producto es posicionar a Windows 10 S en el mercado, teniendo como público objetivo a los estudiantes. Según Microsoft, Surface Laptop tiene el módulo de pantalla táctil LCD más delgado que se haya visto en un portátil y también soporta el Surface Pen para escribir y dibujar. Su grosor es de tan solo 14,5 milímetros, pesa aproximadamente 1,25 kilogramos y estará disponible en los colores borgoña, oro, azul y platino. Sobre las características técnicas, se sabe que se venderá con CPU Intel Core i5 y Core i7 (casi seguro Kaby Lake y de la serie Y, la que no necesita ventilador), incorporará 4GB de RAM en la configuración básica y la pantalla soportará el despliegue 3,4 millones de píxeles con una relación de aspecto de 3:2. Oficialmente tendrá una autonomía de 14,5 horas, aunque ya se sabe que esto depende mucho de cómo se use el ordenador. En lo que respecta al almacenamiento, soportará hasta 1TB de SSD PCIe. Sobre el precio, la versión básica, que incorporará un Intel Core i5, 4GB de RAM y 128GB de almacenamiento mediante SSD, costará 999 dólares y se espera que las primeras unidades sean enviadas a partir del 15 junio. Microsoft no ha dudado en señalar que Surface Laptop es más rápido que un MacBook Pro con Intel Core i7, además de tener más autonomía que los famosos portátiles de Apple. [gallery link="file" ids="181386,181387,181388,181389,181390,181391,181392"] Fuentes: The Verge
14 comentarios8 shares
02/05/2017Eduardo Medina
Los portátiles con Windows 10 S costarán 189 dólares

Los portátiles con Windows 10 S costarán 189 dólares

Los portátiles con Windows 10 S, los equipos OEM con el nuevo sistema operativo de Microsoft para el sector educativo, tendrán un precio de 189 dólares, estarán disponibles el próximo verano y serán fabricados por los socios de Microsoft, HP, Acer, Asus, Dell o Samsung. Precio muy contenido para competir con los equipos del único Linux capaz de hacer frente a Windows en el escritorio de consumo, al menos en un segmento de mercado. Ellos son los Chromebooks de Google que han sabido hacerse un hueco en el sector educativo estadounidense y que a partir de ahora tienen un rival de consideración. No se ha informado del hardware de los portátiles con Windows 10 S, pero serán de nivel básico ya que están destinados a la gama de entrada a la plataforma Windows. Un precio por debajo de la barrera de los 200 debería ayudar a convencer a las escuelas a la hora de comprar equipos portátiles para los alumnos. Y comprar Windows y no Chrome OS. Estos dispositivos se ofrecerán con un año de suscripción gratuita a Minecraft: Education Edition y además, tanto estudiantes como profesores podrán usar gratuitamente las apps de la suite Office 365. Los portátiles con Windows 10 S se comercializarán el próximo verano, antes de la vuelta al cole y por el precio reseñado: 189 dólares. Además, las escuelas podrán descargar Windows 10 S gratis si quieren actualizar los dispositivos más antiguos al nuevo sistema operativo anunciado por Microsoft para competir con los Chromebooks de Google.
4 comentarios44 shares
02/05/2017Juan Ranchal
Microsoft desvela Windows 10 S, que nada tiene de ‘cloud’

Microsoft desvela Windows 10 S, que nada tiene de ‘cloud’

Tal y como os contábamos anoche, Microsoft ha anunciado final y formalmente "Windows Cloud", el sistema operativo que gobernará los llamados "CloudBook", una nueva generación de dispositivos de bajo coste destinados al sector educativo. Pero olvidaos de Windows Cloud y, por extensión, de los CloudBook: Windows 10 S es la denominación oficial del sistema. Windows 10 S sería una versión simplificada de Windows 10, explican desde Redmond -desde Nueva York, en realidad, pues ahí es donde se está celebrando el evento #MicrosoftEDU- y de las características que se han dado a conocer destaca la limitación para instalar aplicaciones únicamente a través de la Windows Store. Lo cual no significa que Windows S solo soporte aplicaciones universales, sino que será imprescindible que sean instaladas vía Windows Store. Es decir, Windows 10 S permitirá la instalación de todas las aplicaciones presentes en su tienda, incluyendo las aplicaciones clásicas de Windows, todo con el objetivo de ofrecer aplicaciones optimizadas. Cuando el usuario intente instalar algo no permitido, se le recomendarán alternativas. Asimismo otra de las particularidades de Windows 10 S es que será más rápido que Windows 10, ofreciendo "el mismo rendimiento el primer y último día de escuela", indican; y también consumirá menos batería. Señalar que Windows 10 S y como quiera que se llamen los nuevos dispositivos que lo sirvan preinstalado vendrán arropados por diferentes exclusividades, como una suscripción gratuita a Minecraft: Education Edition (un año) o el estreno de Microsoft Office para Windows 10, disponible próximamente a través de la Windows Store. En este sentido Microsoft se ha adelantado a las posibles críticas con un anuncio que gustará a aquellas escuelas que ya tengan equipos con Windows 10 Pro, ofreciendo la actualización gratuita a Windows 10 S. Si se tiene que pagar, no obstante, saldrá un poco más caro: a partir de 189 dólares por equipo y puesto de trabajo. En cuanto a su despliegue, se ha facilitado la labor y como ejemplo Microsoft cita un caso en el que han llegado a instalar Windows 10 S en 600 ordenadores en un solo día y con 30 unidades USB. En efecto, este movimiento de Microsoft con Windows 10 S se entiende como una propuesta alternativa a la de Google y sus Chromebooks en el sector educativo. En Estados Unidos están teniendo una aceptación bastante importante gracias al bajo coste de los equipos y a las políticas de actualización de los mismos entre otros factores. Sin embargo, ahí terminan las similitudes entre ambas propuestas, y es que con todos sus limitaciones Chrome OS es un auténtico sistema operativo en la nube, mientras que Windows 10 S parece poco más que un Windows 10 capado.
17 comentarios24 shares
02/05/2017J.Pomeyrol
[ ]