real
time web analytics
MacBook Pro » MuyComputer
[ MacBook Pro ]
Chrome 60 soporta la Touch Bar de los nuevos MacBook Pro

Chrome 60 soporta la Touch Bar de los nuevos MacBook Pro

Google ha liberado Chrome 60, una puesta a punto de su conocido navegador que como de costumbre viene acompañado de mejoras a nivel de seguridad, de rendimiento y de estabilidad, aunque en esta ocasión nos ha llamado especialmente la atención por haber dado soporte a la Touch Bar de los nuevos MacBook Pro de Apple. Ya os comentamos en su momento que la Touch Bar de los nuevos MacBook Pro es una pantalla táctil secundaria en miniatura que se encuentra situada en la zona superior del teclado, justo encima de las teclas numéricas y que sustituye totalmente a las teclas de función, pero además se puede integrar y personalizar a través de numerosas aplicaciones. El gigante de Mountain View ha querido aprovechar esa posibilidad y con Chrome 60 ofrece una integración total con la Touch Bar de los MacBook Pro, que queda justo como vemos en la imagen adjunta. En la primera mitad de la izquierda tenemos los clásicos botones de navegación de "escape", "atrás" y "avanzar" y el de "actualizar". El centro está ocupado por un espacio donde podemos escribir directamente la dirección de Internet que queremos visitar y en la segunda mitad de la derecha tenemos botones para ajustar el brillo e incluso "invocar" a Siri. No obstante debemos tener en cuenta que esa es la configuración base que introduce el navegador pero que la misma se puede personalizar sin problema. Para ello sólo tenemos que entrar en la ruta "Ver > Personalizar Touch Bar". Más información: Neowin.
1 comentario8 shares
26/07/2017Isidro Ros
El nuevo iPad Pro vence al MacBook Pro en algunas pruebas

El nuevo iPad Pro vence al MacBook Pro en algunas pruebas

En este artículo vimos una interesante reflexión sobre el nuevo iPad Pro de Apple, una tablet dirigida al mercado profesional que destaca por contar con una configuración de hardware muy potente. Lo más llamativo de los componentes que incorpora es el nuevo SoC Apple A10X, un chip que monta un procesador de seis núcleos a 2,4 GHz y una solución gráfica PowerVR de alto rendimiento. Sus 4 GB de RAM completan un conjunto de especificaciones muy equilibrado. Sabíamos que el nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas (y también el de 12,9 ya que comparten hardware base) iba a ser un auténtico monstruo a nivel de rendimiento, pero no nos esperábamos que fuese capaz de superar a un MacBook Pro en algunas pruebas. Las gráficas que acompañamos hablan por sí mismas, y en ellas podemos ver como las versiones de 10,5 y 12,9 pulgadas del nuevo iPad Pro logran superar en tres pruebas a los MacBook Pro de 2017. Es evidente que la comparativa puede no ser del todo justa ya que hablamos de plataformas diferentes (iOS y macOS) y que la optimización puede jugar un papel clave a favor de una u otra, pero en cualquier caso es muy interesante ya que demuestra en definitiva que las nuevas tablets profesionales ofrecen un rendimiento fantástico. Por otra parte no hay duda de que por su concepto y por el sistema operativo que usan pueden no ser una opción viable para buena parte de los usuarios profesionales, que preferirán un MacBook Pro y macOS, pero los nuevos iPad Pro merecen un reconocimiento mínimo por la potencia que son capaces de ofrecer. Más información: WCCFTech. [gallery link="file" columns="5" ids="186483,186484,186485,186487,186488"]
1 comentario9 shares
15/06/2017Isidro Ros
Apple suspende el LG UltraFine 5K, “el mejor monitor” para el MacBook Pro

Apple suspende el LG UltraFine 5K, “el mejor monitor” para el MacBook Pro

Apple comenzó a vender el pasado octubre el LG UltraFine 5K, al que calificaba como el “mejor monitor" para los usuarios que quisieran trabajar con pantallas externas desde el MacBook Pro 2016. Es sumamente raro que Apple recomiende y venda un producto que no sea de sus marca pero tiene explicación. En la última conferencia de hardware, solo hubo sitio para los MacBook Pro 2016. Apple no presentó actualizaciones para los Mac Mini, Mac Pro o MacBook Air y tampoco un monitor propio que reabriera su línea de pantallas Cinema Display como se venía rumoreando. En su defecto, en la misma presentación de los MacBook Pro y como muestra de las prestaciones de los portátiles en el escritorio a través de su conexión a pantallas externas, Apple mostró unos monitores LG UltraFine 5K que la compañía definió como “una combinación perfecta” con el MacBook Pro porque había trabajado con la firma surcoreana para su creación. El monitor cuenta con un panel IPS de 27 pulgadas de diagonal, resolución nativa 5K (5120 x 2880 píxeles), 14,7 millones de píxeles (77 por ciento más que una pantalla típica 4K), gama de color P3, 500 cd/m² de brillo máximo, cámara, micrófono, altavoces, un hub de puertos USB Type C y una entrada Thunderbolt 3 para conexión al MacBook Pro. Características espectaculares que se han visto empañadas por un importante fallo de diseño que no protege el monitor de interferencias electromagnéticas de un router cercano y resulta en una representación incorrecta de las imágenes. LG reconoció el fallo y dijo estar trabajando en nuevos modelos con mejor blindaje pero no ha sido hasta ayer cuando Apple ha suspendido la comercialización del modelo, suponemos a la espera de las nuevas unidades. Apple no es el fabricante directo y LG tiene sobrada fama de fabricar buenos paneles pero el caso nos recuerda que en 'todos los sitios cuecen habas', incluyen el “mejor monitor para el MacBook Pro".  
3 comentarios7 shares
14/02/2017Juan Ranchal
Prohíben el MacBook Pro Touch Bar en los exámenes

Prohíben el MacBook Pro Touch Bar en los exámenes

El MacBook Pro Touch Bar, la última versión de la serie de portátiles profesionales de Apple, ha sido prohibido en los exámenes de reválida en varios estados de Estados Unidos. Como sabes, la mayor novedad del nuevo MacBook Pro es una pantalla OLED táctil denominada Touch Bar, que se incluye encima del teclado sustituyendo a las teclas de función. Touch Bar permite personalizar los comandos de aplicaciones preferidas para tenerlos más a mano, acceder rápidamente a los controles del sistema, contestar llamadas del iPhone o de FaceTime desde el teclado sin tener que mover el cursor, seleccionar una paleta de colores para añadir a textos y objetos en todo tipo de aplicaciones, mejorar tu experiencia de navegación en Safari, gestionar tu correo en Mail… Touch Bar está integrada en MacOS y en aplicaciones propias como Pages, Numbers, Keynote o Final Cut Pro X, pero también hay una API disponible para que los desarrolladores puedan aprovecharla, soportar sus propias aplicaciones y añadir funciones a esta innovadora barra, con posibilidades como correr Doom sobre ella. MacBook Pro Touch Bar tiene otras funciones que han gustado menos a los responsables de los exámenes en el sector educativo, donde su uso ha sido prohibido en algunos estados. La compañía de software Examsoft explicó que el problema reside en la función de texto predictivo que también incluye. Se trata de una tecnología de entrada de texto diseñada para móviles inteligentes que también puede ser utilizada por el MacBook Pro Touch Bar "comprometiendo la integridad de los exámenes", explican para obligar a deshabilitar la función en algunos estados y en la mayoría prohibiendo directamente el uso del equipo en los exámenes. 
13 comentarios12 shares
31/01/2017Juan Ranchal
MacBook Pro 2017, ahora sí con Kaby Lake y DDR4

MacBook Pro 2017, ahora sí con Kaby Lake y DDR4

Apple ya está preparando una nueva revisión de sus portátiles, MacBook Pro 2017, que tendrán lo que -para una parte de usuarios- debieron tener y no tienen la última actualización, explica en una nota a los inversores el analista de KGI y bien conocido por sus previsiones sobre Apple, Ming-Chi Kuo. Apple presentó el pasado octubre una nueva versión de su portátil estrella, MacBook Pro, después de fortísimas críticas y recomendaciones negativas de compra por el retraso de la actualización de la línea de ordenadores, algunos activos en su catálogo con más de cuatro años de antiguedad. El último MacBook Pro dejó luces y sombras. Aunque sigue siendo un equipo sobresaliente, en componentes como pantalla, diseño, autonomía, teclado, touchpad y los añadidos del Touch ID y la innovadora barra táctil, Touch Bar, el equipo tiene carencias y componentes polémicos. La primera es que no está actualizado a la última generación de procesadores de Intel, Kaby Lake. Sorprendente e inexcusable teniendo en cuenta que Apple ha estrenado en el pasado muchas plataformas y tecnologías de Intel. Otra limitación son los 16 Gbytes de memoria RAM DDR3 máxima que puede utilizar el equipo. También sorprendente para un equipo que se apellida "Pro". Por último y no menor, tenemos la polémica decisión de retirar todos los puertos a favor de unos Thunderbolt 3, que son muy avanzados pero que obligan a llevar una tonelada de cables, dongles y accesorios si quieres obtener conectividad. Aunque no es probable que en el tema de los puertos Apple de marcha atrás, el MacBook Pro 2017 sí estará actualizado a la plataforma Kaby Lake de Intel y podrá instalar 32 Gbytes de memoria del están más avanzado, DDR4. Estaría disponible en el tercer trimestre de 2017, según el especialista en Apple, Ming-Chi Kuo. El analista también informa de la actualización del ultraportátil MacBook a los Intel Kaby Lake y la ampliación de la memoria RAM, ahora limitada a 8 Gbytes.
3 comentarios42 shares
17/01/2017Juan Ranchal
Consumer Reports no analizó bien los MacBook Pro, dice Apple

Consumer Reports no analizó bien los MacBook Pro, dice Apple

Los que nos seguís habitualmente estáis al corriente de lo que ocurrió tras el análisis de los nuevos MacBook Pro que Consumer Reports llevo a cabo, y de toda la polémica que se generó en torno a ellos. Apple ya dijo desde un principio que iba a trabajar con la conocida publicación para ver qué había podido ir mal y encontrar una solución que les permita conseguir la recomendación de compra de Consumer Reports, algo que venían obteniendo sin problemas durante los últimos años. Ese trabajo conjunto al final ha dado sus frutos y ha permitido encontrar el problema que generó esos resultados de autonomía tan dispares. Según ha confirmado Apple en un comunicado oficial Consumer Reports utilizó un ajuste de Safari que desactiva el uso de la caché del navegador, algo que no hacen los usuarios normales y que por tanto no refleja un uso real del MacBook Pro. ¿Por qué es tan importante ese ajuste? La memoria o espacio utilizado a modo de caché permite agilizar y reducir los tiempos de carga, evitando que haya que volver a procesar y trabajar sobre elementos que ya se han utilizado anteriormente. En este caso concreto esa función guarda en el disco duro elementos tan pesados como las imágenes de los sitios web que visitamos, de manera que el navegador no tiene que volver a cargarlos cuando accedemos a ellos, y por tanto reduce el consumo de recursos a nivel de CPU y de RAM, y también de batería. Sin embargo Consumer Reports ha emitido un comunicado explicando que desactivan dicha función en todos los navegadores de todos los portátiles que utilizan, ya que ello les permite hacer pruebas más realistas y versátiles en lugar de limitarse a visitar las mismas diez páginas web de siempre para forzar el mejor resultado posible. Hay discrepancia de criterios como podemos apreciar, y en este caso tengo claro que Consumer Reports tiene toda la razón, ya que el método que han utilizado en sus pruebas es el más imparcial  y realista, aunque debemos tener en cuenta que un usuario normal también se beneficia del uso de la caché, así que Apple tiene también una parte de razón, aunque no suficiente como para llegar a culpar de mala praxis a Consumer Reports. Más información: TechCrunch - Comunicado oficial de Consumer Reports.
4 comentarios72 shares
11/01/2017Isidro Ros
HyperDrive ¿Por qué arrasa este dongle para MacBook Pro?

HyperDrive ¿Por qué arrasa este dongle para MacBook Pro?

HyperDrive es un dongle para el nuevo MacBook Pro que está arrasando en la plataforma web de micromecenazgo, Kickstarter, con 12.000 patrocinadores y unos ingresos superiores a un millón de dólares multiplicando por 10 la cantidad necesaria del proyecto. No recordamos un proyecto que en tan poco tiempo haya conseguido tanto éxito... Y tiene que dar las "gracias" a Apple por la decisión de eliminar los puertos habituales y optar por cuatro únicos Thunderbolt 3 compatibles con USB-C, que obliga a sumar a la compra del equipo (2.000 dólares), el precio de adaptadores y cableado adicional y también cargar con ellos si quieres dotarlo de un mínimo de compatibilidad con accesorios o periféricos existentes. La medida ha recogido críticas por doquier. Por mucho que Thunderbolt 3 USB Type-C sea un puerto moderno, potente y seguramente el futuro de la interconexión de periféricos, actualmente su penetración es mínima y el cambio ha sido demasiado radical. La misma Apple rebajó recientemente el precio de sus adaptadores reconociendo -a su modo- una situación anormal, como es que no puedas conectar directamente en el MacBook Pro ni el dispositivo estrella de la compañía: iPhone. Una lástima que tengamos que seguir hablando más de los adaptadores necesarios para disfrutar del equipo que de sus propias características, por otro lado sobresalientes, según el análisis de nuestros especialistas en Apple. Así las cosas, no extraña el éxitazo de HyperDrive, un hub que añade la conectividad que no tiene el nuevo portátil de Apple, dos puertos USB 3.1, un USB Type-C, un Thunderbolt 3, HDMI, microSD y SD. Y lo hace aprovechando dos de sus cuatros puertos Thunderbolt 3 para no perder velocidad, con una acabado -dicen- de buena calidad que no desentona con el propio de MacBook Pro y con un tamaño que cabe en un bolsillo y que no necesita cableado adicional. HyperDrive cuesta 69 dólares y va a ser el primer éxito del año Kickstarter. Gracias a Apple.
5 comentarios20 shares
04/01/2017Juan Ranchal
Los MacBook Pro se quedan sin recomendación de Consumer Reports

Los MacBook Pro se quedan sin recomendación de Consumer Reports

El lanzamiento de los nuevos MacBook Pro ha venido acompañado de opiniones mixtas, sensaciones contrapuestas y una cierta polémica, que se ha vuelto a reavivar tras la decisión de Consumer Reports de no recomendarlos. Es la primera vez que un portátil de Apple se queda sin recibir la recomendación de Consumer Reports, y como habréis imaginado tiene una explicación bastante sencilla que os vamos a resumir a continuación. En su análisis indican que los nuevos MacBook Pro ofrecen un excelente rendimiento y también destacaron la calidad de la pantalla que incluyen estos portátiles, pero las inconsistencias en la autonomía de la batería fueron demasiado grandes y acabaron afectando a la decisión final. Dichas inconsistencias se produjeron en los tres modelos que analizaron y son bastante grandes. Por ejemplo el modelo de 13 pulgadas con Touch Bar registro 16 horas de autonomía en una primera prueba, pero en la tercera apenas llegó a 3 horas y 45 minutos. El modelo de 13 pulgadas sin Touch Bar registró también 19 horas y media en la primera prueba y luego bajó a 4 horas y media, mientras que la versión de 15 pulgadas con Touch Bar pasó de 18 horas y media a 8 horas. En terminales móviles y ordenadores portátiles la autonomía supone una buena parte de la puntuación final en los análisis de Consumer Reports, y viendo los resultados que consiguieron los MacBook Pro podemos llegar a entender que a pesar de sus alabanzas iniciales decidieran no recomendarlos. Al final de su análisis indican que han compartido los resultados y todos los datos con Apple para que la compañía los analice y pueda investigar si hay algún problema o error. Más información: Consumer Reports.
7 comentarios168 shares
23/12/2016Isidro Ros
Apple MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar, análisis
9review

Apple MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar, análisis

La renovación de la familia de portátiles MacBook Pro de Apple en la esperada keynote del pasado 27 de octubre generó mucha más controversia que la que seguramente deseaban en Cupertino, aunque estoy convencido de que sabían perfectamente que la decisión de eliminar todos los puertos habituales y optar por cuatro únicos Thunderbolt 3 compatibles con USB-C iba a ser una de esas apuestas estratégicas que no dejan indiferente a nadie. Y así fue, porque además de desaparecer el conector MagSafe, responsable, por lo menos en mi caso, de que el MacBook Pro no se me haya caído al suelo más de una vez por haberme tropezado con el cable, y eso que ahora como punto a favor es posible cargar el equipo desde cualquiera de los cuatro puertos mencionados, hay que optar por llevar encima varios conversores (para dispositivos HDMI, para conectar un iPhone o un iPad, o incluso para conectar una simple llave USB), algo que no se corresponde con el objetivo de máxima portabilidad de este equipo, sin olvidar que obliga a un desembolso extra de dinero. Además, aunque se trata de un equipo que va a responder a todas las necesidades de la mayoría de los usuarios gracias al procesador Intel Core i5 de doble núcleo a 2,9 GHz (Turbo Boost de hasta 3,3 GHz) con 4 MB de caché de nivel 3 compartida y a la memoria LPDDR3 de 8 GB de capacidad, hay un porcentaje de posibles compradores que no entienden por qué Intel no ha proporcionado los micros Kaby Lake, de nueva generación, frente a los Skylake, y por qué el máximo de memoria RAM que admite es de 16 GB y además de tipo DDR3, cuando su evolución, la DDR4, ya lleva un tiempo demostrando su fiabilidad. El MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar y Touch ID más "normalito" incluye, por 1.999 euros, un procesador Intel Core i5 de doble núcleo a 2,9 GHz, RAM de 8 GB y SSD PCIe de 256 GB, pero si lo subimos a 512 GB de SSD el precio aumenta a 2.199 euros, mientras que si queremos echar "la casa por la ventana" y optamos por un micro Intel Core i7 de doble núcleo a 3,3 GHz, 16 GB de memoria RAM y un SSD PCIe de 1 TB, el equipo se pondrá en 3.279 euros. Muchas novedades A pesar de haber comenzado comentando los detalles que tienen enfadados a los críticos del nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar, lo cierto es que se trata de un equipo excepcional en el que Apple ha incluido muchas novedades. Como suele ser habitual, hablaré primero de sus cambios exteriores. El nuevo portátil es un 18% más delgado y su volumen es un 23% menor que la generación anterior. Sus medidas de 1,49 x 30,41 x 21,24 cms (alto x ancho x fondo) y 1,37 kilos de peso justifican que Apple haya dejado de apostar por el MacBook Air, que todavía resiste en su modelo de 13 pulgadas, aunque ya veremos el tiempo que lo hará. También me ha gustado mucho que además del tradicional color plata, ahora se pueda adquirir el MacBook Pro en color gris espacial, una tonalidad que estoy seguro será mayoritariamente elegida por los compradores porque está muy conseguida. En cuanto al nuevo teclado retroiluminado, incluye un mecanismo de mariposa de segunda generación que resulta muy agradable al tacto incluso para alguien, como es mi caso, acostumbrado al de un modelo anterior de MacBook Pro que tiene más recorrido. Y otra novedad que llama la atención nada más ver el nuevo portátil de Apple es el espacio dedicado al trackpad Force Touch, que ahora es el doble de grande. Por otra parte, aunque no se trate de un cambio externo, Apple ha rediseñado por completo los altavoces consiguiendo el doble de rango dinámico y hasta un 58% más de volumen, con unos bajos 2,5 veces más potentes. Ahora están conectados directamente a la alimentación del sistema y alcanzan hasta el triple de potencia máxima, ubicándose a ambos lados del trackpad, en los laterales del equipo. Y por fin llegamos a la novedad más importante del nuevo MacBook Pro, la sorprendente Touch Bar. Ubicada donde siempre han estado las teclas de control y de función del equipo, se trata de una pantalla de cristal con 2.170 x 60 píxeles de resolución que puede mostrar millones de colores. Por supuesto, sustituye a las teclas de control habituales, pero no se queda ahí. Es la respuesta de Apple a todos aquellos que siempre pidieron un MacBook Pro con pantalla táctil, algo que no parece vaya a suceder por lo menos a corto plazo, ya que Phil Schiller, máximo responsable de marketing en Apple, comentó recientemente que habían probado sus equipos portátiles (y de sobremesa) con pantalla táctil y la experiencia de uso había sido mala. Con Touch Bar podrás personalizar los comandos de tus aplicaciones preferidas para tenerlos más a mano, acceder rápidamente a los controles del sistema, contestar llamadas del iPhone o de FaceTime desde el teclado sin tener que mover el cursor, seleccionar una paleta de colores para añadir a textos y objetos en todo tipo de aplicaciones, mejorar tu experiencia de navegación en Safari, gestionar tu correo en Mail... Aunque la funcionalidad de Touch Bar está integrada en MacOS y en aplicaciones como Pages, Numbers, Keynote o Final Cut Pro X, por ejemplo, hay una API disponible para que los desarrolladores puedan aprovechar Touch Bar; lo cierto es que cada día que pase tendremos más aplicaciones "Touch Bar ready". A continuación, y a modo de ejemplo, podéis ver a Touch Bar cambiando de funcionalidad dependiendo del uso que la queramos dar: Controles del sistema Mail Mensajes Photos Safari   Otra importante novedad es el Touch ID que ya conocíamos en el iPhone y el iPad. Gracias a nuestra huella dactilar podremos desbloquear el equipo, acceder a los ajustes del sistema, abrir notas protegidas y cambiar de usuario. Y justo ahora que Apple Pay ya ha llegado a España, podremos realizar compras en la web con solo poner nuestro dedo sobre el sensor. Una pantalla que deslumbra Dejando a un lado la novedad de Touch Bar, merece un apartado especial su pantalla, la mejor que he visto nunca en un portátil de Apple. Los de Cupertino se han preocupado de aumentar el brillo (alcanza los 500 nits) de la retroiluminación por LED y el contraste (un 67% mayor), logrando negros más intensos y blancos más luminosos. La resolución nativa de 2.560 x 1.600 a 227 píxeles se mantiene en una diagonal de 13,3 pulgadas, pero al ganar espacio en el marco (más reducido que en generaciones anteriores) se ha conseguido un equipo más compacto pero con el mismo tamaño de pantalla. Además, el MacBook Pro tiene una gama cromática P3 con un 25% más de colores que el estándar RGB para que seamos capaces de apreciar más matices de verde y de rojo. En definitiva, una pantalla de diez. Estas imágenes merecen un comentario. Podemos ver cómo el nuevo MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar presume del nuevo color gris espacial, es más delgado que su predecesor y tiene un volumen menor. También apreciamos sus puertos Thunderbolt 3 y el cable de carga. Conclusiones La nueva familia MacBook Pro se compone de un modelo de 13 pulgadas sin Touch Bar y Touch ID, el de 13 pulgadas analizado y también de un modelo de 15 pulgadas con Touch Bar y Touch ID que en lugar de contar con un motor gráfico Intel Iris Graphics 550 incluye una Radeon Pro 450 con 2 GB de memoria y el procesador es un Intel Core i7. El modelo de 13 pulgadas analizado, que durante los 30 días que he estado usándolo me ha permitido mantener una jornada laboral completa (unas ocho horas) sin que la carga de la batería se agotara del todo, es el sustituto perfecto de mi actual MacBook Pro, un genuino representante de los portátiles de Apple que lleva dos años conmigo y todavía va a estar mucho más. Reconozco que no me ha gustado perder el conector MagSafe, que la apuesta de los cuatro puertos Thunderbolt 3 es un poco arriesgada y que Apple debería haber optado por los micros Kaby Lake de Intel, pero incluso con estos detalles y teniendo en cuenta que es un equipo que no está al alcance de muchos presupuestos, es el portátil que me compraría sin dudar, totalmente recomendable. Ficha técnica Fabricante: Apple Modelo: MacBook Pro 13 pulgadas Touch Bar Dimensiones y peso: 1,49 x 30,41 x 21,24 cms (alto x ancho x fondo). 1,37 kilos Pantalla: Retroiluminada por LED de 13,3 pulgadas con tecnología IPS. Resolución nativa de 2.560 x 1.600 a 227 píxeles por pulgada. Brillo de 500 nits Procesador: Intel Core i5 de doble núcleo a 2,9 GHz con 4 MB de caché de nivel 3 compartida Memoria: 8 GB de memoria LPDDR3 integrada a 2.133 MHz Almacenamiento: SSD PCIe integrado de 256 GB Graficos: Intel Iris Graphics 550 Puertos: Cuatro puertos Thunderbolt 3 (USB-C) Audio: Altavoces estéreo con alto rango dinámico, tres micrófonos y toma para auriculares de 3,5 mm WiFi: Conexión inalámbrica Wi‑Fi 802.11ac; compatible con las normas 802.11a/b/g/n del IEEE Bluetooth: Sí (4.2) Colores: Plata y gris espacial Batería: Integrada de polímeros de litio de 49,2 vatios/hora Autonomía: Hasta 10 horas de navegación web inalámbrica Apple.es Precio: 1.999 euros
9 comentarios64 shares
13/12/2016Javier Pérez Cortijo
¿Puedes jugar en un MacBook Pro de 4.300 dólares?

¿Puedes jugar en un MacBook Pro de 4.300 dólares?

Jugar en un MacBook Pro de última generación es algo que pocos compradores tienen en la cabeza, sobre todo porque este tipo de equipos no van dirigidos a esta tarea y porque en ellos Apple siempre prioriza el diseño, el peso y la delgadez. A pesar de todo un usuario de Youtube ha querido probar las posibilidades que un MacBook Pro de 4.300 dólares, el modelo más alto con una Radeon pro 460, ofrece en juegos, y la experiencia ha sido bastante negativa como podemos ver, aunque hay matices que debemos hacer ya que dicho vídeo se puede malinterpretar y ser engañoso. En primer lugar hay que recordar que Mafia III, segundo juego analizado, no está precisamente bien optimizado y es un desastre en su versión para ordenador, así que no es un buen ejemplo. A esto debemos unir macOS no es un sistema operativo que disponga de un gran catálogo de juegos de forma nativa, y que esto obliga a recurrir en muchas ocasiones a la ejecución de Windows con Boot Camp. Finalmente y viendo las especificaciones es evidente que con una Radeon Pro sí deberíamos poder jugar a una gran variedad de títulos, siempre con resoluciones 1080p y ajustando debidamente la calidad gráfica a medio o alto. teniendo en cuenta el precio del equipo desde luego deja bastante que desear, pero como dijimos en su momento un MacBook Pro no es para jugar, y comprarlo con tal fin es directamente tirar el dinero. Editado: A esos 4.300 dólares habría que sumar el coste de la licencia de Windows :).
17 comentarios178 shares
20/11/2016Isidro Ros
El “Risitas” explica el negocio de Apple con los puertos del MacBook Pro

El “Risitas” explica el negocio de Apple con los puertos del MacBook Pro

Los puertos del MacBook Pro 2016 (solo USB Type-C) y la obligatoridad de usar dongles si quieres dotarlo de un mínimo de compatibilidad con accesorios o periféricos existentes, sigue recogiendo críticas y la misma Apple, rebajó recientemente el precio de sus adaptadores reconociendo -a su modo- una situación anormal. La estrategia de Apple no es nueva porque es conocida la retirada de las opciones de conectividad más populares del mercado. En su día las unidades ópticas DVD y ahora otras como un conector Ethernet LAN, memorias SD, puertos USB de tamaño completo y retrocompatibles o salidas de vídeo HDMI, Display Port u otras más antiguas legado como VGA que siguen usándose en ámbitos empresariales. Tampoco se limita a los Mac y recientemente vimos la que se montó al eliminar el jack de audio clásico de los iPhone 7. Por mucho que USB Type-C sea un puerto moderno, potente y el futuro de la interconexión de periféricos, actualmente su penetración es mínima y el cambio ha sido demasiado radical. Hay varias maneras de encarar lo que Apple vende como "lo más de lo más". La primera es pasar por caja comprando dongles y cargar con ellos y la segunda, simplemente pasar de comprar un portátil "profesional" que en su nueva versión cuesta un mínimo de 2.000 euros y al que no puedes conectar directamente ni siquiera un iPhone. También está la opción de echarse unas risas (nunca mejor dicho) con nuestro amigo "El Risitas", un personaje que apareció en programas como el loco de la colina del periodista español Jesús Quintero  y que es ideal para utilizarlo como "el ingeniero de Apple español" que explica los productos de la firma. El personaje se hizo viral en Internet en 2015 a través de una parodia en el lanzamiento del MacBook de 12 pulgadas que como sabes solo tiene un puerto USB Type-C. Ahora "el risitas" está de vuelta con una parodia similar sobre los puertos del MacBook Pro, que seguro tiene el mismo éxito porque medios como The Guardian lo han publicado en su portal. Resulta que Tim Cook estaba decepcionado con los resultados de la división de Mac y sus pocos ingresos respecto al grupo de iPhones y la solución fue eliminar el resto de puertos para vender los dongles y compensar los ingresos. "Van a tener que llevar una bolsa llena de dongles. Todos cuestan al menos 25 dólares y otros, 80 dólares", nos dice El Risitas en la parodia :DDD Si quieres otro punto de vista, el Hitler de El Hundimiento -todo un clásico de estas parodias- también explica a su modo los puertos del MacBook Pro.
14 comentarios11 shares
08/11/2016Juan Ranchal
Apple explica por qué los nuevos MacBook Pro no tienen ranura para SD

Apple explica por qué los nuevos MacBook Pro no tienen ranura para SD

El gigante de Cupertino ha vuelto a recibir críticas por su decisión de reducir la variedad de conectores en sus últimos productos. Ya le ocurrió con los iPhone 7 y iPhone 7 Plus por el tema del conector jack de 3,5 mm, y ahora todas las miradas se han puesto en los nuevos MacBook Pro y la ausencia de ranura para tarjetas SD. Como ya os comentamos cuando hicimos el seguimiento en directo del evento de presentación los nuevos MacBook Pro sólo traen dos o cuatro conectores Thunderbolt 3 compatibles con USB Type C, es decir, nada de USB Type-A, nada de HDMI y obviamente nada para leer tarjetas SD o conectar vía Ethernet. El caso es que ante las críticas Phil Schiller ha tenido que salir al paso para aclarar los motivos por los que Apple ha decidido eliminar la ranura para tarjetas SD en los nuevos MacBook Pro. Según el ejecutivo de la firma de la manzana mordida la presencia de dicha ranura siempre ha sido un compromiso al que han decidido poner fin. Según Schiller tuvieron que adoptar dicha ranura porque la mayoría de las cámaras profesionales y de consumo utilizaban ese tipo de tarjetas de memoria, pero hoy es algo incómodo e innecesario ya que según sus propias palabras la mayoría de los dispositivos permiten transferencia inalámbrica. En cualquier caso el vicepresidente mundial de márketing de Apple "no se pilló" los dedos y comentó que los usuarios siempre pueden recurrir a adaptadores en caso de que les resulte imprescindible, pero obviamente esto conlleva un coste que no tendríamos si estuviera integrada la ranura SD de fábrica. Finalmente también preguntaron a Schiller si no era una contradicción mantener el conector jack de 3,5 mm en los nuevos MacBook Pro y suprimirlo en los iPhone 7 y 7 Plus, a lo que respondió que no porque son dispositivos diferentes y hay profesionales que necesitan dicho conector, cayendo al final en una contradicción clara si aplicamos su respuesta a la cuestión de la ranura SD. ¿Creéis que ha hecho bien Apple en reducir los conectores al mínimo en los nuevos MacBook Pro? Más información: The Verge.
24 comentarios83 shares
02/11/2016Isidro Ros
Apple T1 ¿Para qué sirve el primer procesador ARM usado en un Mac?

Apple T1 ¿Para qué sirve el primer procesador ARM usado en un Mac?

Apple T1 es el procesador secundario que Apple ha incluido en el nuevo portátil MacBook Pro con la barra Touch Bar y más allá de sus funciones específicas, destaca por ser el primer ARM instalado en un Mac. Si eres de los que participas en la teoría que pronostica un cambio de arquitectura en los ordenadores Mac del futuro, de los x86 de Intel a los RISC de ARM soportados por un sistema híbrido que una el OS X e iOS, estás de enhorabuena porque este Apple T1 enfila ese camino. Apple no ha ofrecido demasiada información de este chip salvo su dedicación como "enclave seguro" y el Touch ID, que también por primera vez ha llegado a los Mac. Sin embargo, ya conocemos algunos detalles del mismo por algunos desarrolladores y medios. El primero es que se trata del mismo chip que motoriza el reloj inteligente Apple Watch Series 2, (S2). Un procesador dedicado diseñado por Apple que además de ocuparse de la seguridad para el sensor de identificación táctil, la cámara, el almacenamiento de contraseñas y la barra Touch Bar, lleva a cabo otras tareas. El Apple T1 también envía píxeles a la barra táctil, aunque el procesador principal del MacBook es quien renderiza el contenido. Los eventos táctiles en la Touch Bar son gobernados por completo por el sistema principal, siendo éste el primer componente que se aprovecha del soporte táctil de MacOS. ¿Preparando el futuro? Aunque la transmisión de datos es manejada por el procesador principal, los cuadros de diálogo del servicio de pagos Apple Pay que aparecen en pantalla, son servidos en su totalidad por el Apple T1 para aprovechar el enclave seguro, una parte del chip destinado a proteger la información personal tal y como está diseñado el SoC del iPhone y Apple Watch. La propia Touch Bar ejecuta una versión modificada del watchOS, probablemente porque eso es lo que el T1 necesita para ejecutarlo, enviar los datos y representar imágenes. Lo que Apple está haciendo con esta configuración híbrida es muy interesante. Un procesador principal Intel para tareas generales y un chip ARM personalizado para tareas específicas. Este enfoque de chip especializado no es nuevo en Apple y ya lo lo hemos visto en el coprocesador del iPhone 7 para apoyar los sensores, inteligencia artificial y procesamiento de Siri. Apple también le ha encontrado sentido de uso en ordenadores con el primer ARM instalado en un Mac, destinado a las funciones descritas y a otras que han podido ser habilitadas y que todavía no conocemos. Algunos medios apuestan por un teclado independiente motorizado por ARM para iMac y Mac Pro, que ya estaría en desarrollo, con el Touch ID y la Touch Bar que hemos visto en el nuevo MacBook Pro. También sigue en el aire el presunto cambio de arquitectura y una fusión de OS X e iOS ¿Llegará algún día?
11 comentarios69 shares
01/11/2016Juan Ranchal
LG UltraFine 5K, el “mejor” monitor para el MacBook Pro 2016

LG UltraFine 5K, el “mejor” monitor para el MacBook Pro 2016

MacBook Pro 2016 fue el protagonista absoluto del evento Apple de ayer. Absoluto y casi único porque salvo la presentación de la interfaz unificada para Apple TV, no vimos nada más que los nuevos portátiles profesionales. Apple no presentó actualizaciones para los Mac Mini, Mac Pro o MacBook Air e incluso, apuntó la desaparición en un futuro de los ultraligeros. Tampoco un monitor propio que reabriera su línea de pantallas Cinema Display como se venía rumoreando. Sin embargo, en la presentación de las prestaciones del portátil en el escritorio a través de su conexión a pantallas externas, Apple mostró unos monitores LG UltraFine 5K que la compañía definió como "una combinación perfecta" con el MacBook Pro porque había trabajado con la firma surcoreana para su creación. Después del evento, Apple ha colgado información y precio de este LG UltraFine 5K y son impresionantes. Un monitor con panel IPS de 27 pulgadas de diagonal, resolución nativa 5K (5120 x 2880 píxeles), 14,7 millones de píxeles (77 por ciento más que una pantalla típica 4K), gama de color P3 y 500 cd/m² de brillo máximo. Dispone de cámara, micrófono, altavoces, un hub de puertos USB Type C y una entrada Thunderbolt 3 para conexión al MacBook Pro. Cuenta con una base ergonómica y soporta VESA para colgarlo en pared, Su precio es de 1.299 dólares y estará disponible en diciembre. Es raro que Apple recomiende algo que no sea suyo pero tras la retirada de sus propias pantallas ahí tienes el LG UltraFine 5K: "lo mejor para el MacBook Pro" si necesitas trabajar con pantallas externas.
5 comentarios13 shares
28/10/2016Juan Ranchal
[ ]